domingo, 21 de septiembre de 2014

Películas de los invasores de cuerpos


Después de leer el comentario que Margari dejó en la entrada de la novela, me puse a buscar las adaptaciones. Y me encontré las tres.

1- La invasión de los ladrones de cuerpos, 1956



De las tres, es la que mejor ha adaptado la novela. Donde hay más cambios es en el final, que en la película queda un tanto abierto, pero bueno...

Me incomodaba la vestimenta femenina. Vestidos muy muy ceñidos a la cintura y al torso, de forma que verlas me daba la sensación de ahogo a mí. Tacones que me hacía pensar que salir corriendo era una opción imposible (pero en la película corre que se las pela la protagonista, ya sea por asfalto, tierra o maderas sueltas). Los hombres encorbatados y rígidos, muy serios y echándose encima más responsabilidad de la que les corresponde.

Me pareció aceptable, la verdad, salvo por esos incómodos detalles.



2- La invasión de los ultracuerpos, 1978



Lo único bueno que puedo decir de esta es que aparecen en el reparto Leonard Nimoy (mi querido y admirado Spock, Donald Sutherland y Jeff Goldblum recién salido del colegio.

Salvo lo de la planta extraterrestre que sustituye a las personas adaptando su forma, tamaño y demás, el resto de la historia no tiene nada que ver ni en su desarrollo ni en su final a la novela original.

Los personajes se me hicieron raros, tanto en sus reacciones como en sus personalidades. Nada atractivos (y no me refiero al físico). No me gustó. A pesar de Spock.



3- Invasión, 2007



No debería hacer reseña de esta, porque realmente no la vi. Llegó un momento en que tuve que elegir: dejas de verla o arriesgarme a una úlcera de estómago. Ganó la cordura. A mí lo de mujer, madre, amiga, profesional y amante perfecta se me atraganta bastante. Y si además es capaz de enfrentarse y conseguir vacunas para parar el avance de las suplantaciones extraterrestres, pues peor me lo pones.

Y todo eso sin despeinarse, ensuciarse ni nada, eh? Que empotra un coche en otro, queda bloqueado por dos o tres más, se le abalanzan encima varias docenas de personas afectadas y sale del apuro como si nada, sin decir un mísero taco ni perder los estribos.

Caray, si hasta prepara el desayuno con tacones como de ocho centímetros... y además está emparejada con James Bond (eso no se lo envidio nada de nada, todo sea dicho).



Pues eso, que la primera es la única salvable de las tres. En mi opinión, claro.

Larga vida y prosperidad.

2 comentarios:

Margari dijo...

La primera que ví fue la del 78 y me resultó entretenida. Pero te estoy hablando de hace muuuchos años. Que era aún adolescente, que ya ha llovido... Luego ví el clásico, que todo el mundo me decía que era mejor y sí, es mucho mejor. Pero no recuerdo ahora ese detalle de la ropa. Tendría que verla de nuevo. De la última versión, mejor no hablar...
Besotes!!!

osheaa dijo...

A mí la del 78 no me gustó demasiado, y sí que estoy de acuerdo en que el clásico es la mejor versión.

Me gusta que coincidamos :)

Biquiños!