domingo, 28 de septiembre de 2014

La hija del veterinario, Barbara Comyns



Me llamó la atención el título y curioseé al respecto. En un blog literario ponían la historia por las nubes, como si fuera una pequeña joya. Así que me lancé a leer.

Es corta, se lee de una tanda si tienes un poco de tiempo. Y la verdad es que mi gusto dista mucho del de la autora del blog en que leí la crítica tan positiva.

Tanto la historia como los personajes y sus reacciones son muy poco creíbles. Es un absurdo tras otro, en mi opinión.

Una muchacha, Alice, que se queda huérfana de madre. Su padre, veterinario, se nos muestra casi como un monstruo que no las quiere y que en cuanto fallece su mujer lleva otra a casa, una camarera de taberna con aires de gran dama.

Alice tiene una peculiaridad que la hace diferente al resto de la gente, pero que ella mantiene oculta porque no quiere ser diferente. Y al final será causa de sus desventuras.

La chica no sé si es que es muy inocente o muy tonta. O ambas. No despertó para nada mi interés. No sufrí ni me alegré ni sentí curiosidad por saber qué le podía pasar.

Me pareció anodina, tonta y sin sentido, la verdad.

2 comentarios:

Margari dijo...

Ni me sonaba. Y por lo que cuentas, mejor la dejo pasar.
Besotes!!!

osheaa dijo...

No me gustó nada, en mi opinión haces bien en pasar, con la cantidad de cosas que hay para leer...

Biquiños