domingo, 21 de septiembre de 2014

Juego de tronos, George R.R. Martin



Juego de tronos por todas partes (la serie, digo). El no va más fue cuando consultando un blog de cocina, en plena entrada leo también una referencia a esa serie. Así que, como soy como soy, me puse a verla. Lo intenté varias veces, pero lo único que veía era gente muerta y prostitutas. Pero bueno, lo de la serie queda para otra entrada.

He acabado de leer el primer volumen de Juego de tronos. Y me gustó. Lo curioso es que al menos en este primer tomo, la historia es muy similar a la serie. Mi personaje favorito sigue siendo el mismo. No lo digo por si lo matan.

Ya sabes que personaje que me gusta, personaje que se cargan o que desaparece, sea la serie o la novela que sea. ¡Si hasta hicieron que muriera Hércules Poirot! Pues eso, que esta vez no diré quién es mi favorito o favorita, por si acaso. Porque además en esta novela nadie está a salvo, caen todos como moscas, sean buenos, malos  o regulares.

De buscar alguna lección en la historia que cuenta, sería que el honor, la sinceridad y la inocencia te llevan o bien a la muerte o a las mazmorras. La perversidad, la deslealtad y la mentira encumbran a la gente. Puede que más adelante, cuando siga leyendo, las tornas cambien, pero los buenos muertos seguirán muertos y los malos están teniendo su dosis de victoria.

Supongo que es difícil que no te guste, por la sencilla razón de que cada capítulo está narrado desde el punto de vista de un personaje diferente, y hay unos cuantos. La historia se va trenzando entre todas esas vivencias y todos esos pensamientos que en algunos casos se entrecruzan. Pero tienes la perspectiva de niños que no son conscientes de lo que ocurre, de una muchacha que pasa de ser una inocente niña dulce a ser una líder, de una mujer buena que sólo una vez se ha dejado llevar por su orgullo y eso hace que se precipiten los acontecimientos, de otra niña, una romántica que piensa que la vida es como los cuentos y las canciones de los trovadores, un adolescente que se cree dueño de las vidas de todo el mundo, un enano que sólo tiene su ingenio como arma frente al mundo, un bastardo que se siente dividido entre dos lealtades...  y muchos más.

Hay muertos vivientes, gigantes, magia, torneos, venenos, dioses, árboles mágicos (me encanta lo de los árboles), espadas con nombres, paisajes floridos, desérticos, nevados, dragones, lobos gigantescos, cuervos blancos, niños mágicos....

Es todo un mundo, tal como hicieron Tolkien y Pratchett. Un mundo con su geografía, sus idiomas, sus costumbres, sus creencias...  Y donde nadie está a salvo.

Espero que las siguientes novelas sean igual de entretenidas y sorprendentes que la primera. Ya te iré contando.

Winter is coming.


6 comentarios:

Hypnose dijo...

Nosotros nos hemos visto ya todas las temporadas, esperando la siguiente y tenemos los 2 primeros libros, yo aún no he empezado a leérmelos, soy más de la serie, pero no los descarto jeje un bikiño

Margari dijo...

Yo terminé hace poquito el último libro... No te digo nada de a quién se carga en los siguientes libros. Solo te digo que no encariñes con nadie, que va a ser mejor...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Hypnose y Gato: yo estoy en ello (en lo de ver la serie), pero me da miedito que se carguen a mis dos favoritos. Pronto empezaré a leer el segundo, así que me iré enterando.

Biquiños!

osheaa dijo...

Margari, demasiado tarde, ya tengo mis dos favoritos (que supongo que serán los de todo el mundo). Me dio muchísima pena que mataran a Lord Stark (toma spoiler para quien lea los comentarios). En cuanto acabe el que estoy leyendo de Dean R Koontz empezaré el segundo de la saga de los tronos.

Biquiños!

Isi dijo...

Ayy los demás te gustarán también, ya lo verás. A mí me tienen abducida totalmente. Estoy pensando en releer.
La serie, sin embargo, no me engancha tanto y creo que solo he visto hasta la mitad de la 2ª temporada.

osheaa dijo...

Pues me da que tienes razón, Isi, porque pintar, pintan bien. Sólo pido que no maten a mi personaje favorito, aunque visto lo visto, puede pasar cualquier cosa.

A ver si me pongo pronto con el segundo porque... winter is coming