viernes, 5 de septiembre de 2014

Criaturas celestiales, 1994





Yo creía que la historia iba sobre la amistad de dos chicas. Pero realmente es la historia de un asesinato.

Dos niñas muy diferentes, adolescentes de 14 y 15 años, una es hija de un prestigioso catedrático y otra vive con sus padres en la pensión que regentan. Se hacen amigas y empiezan a escribir una novela en la que plasman sus fantasías. Un reino de caballeros, castillos y damas, en el que se introducen a veces, encarnando cada una un personaje.

Cada vez intiman más, se hacen más inseparables, hasta el punto de que el padre de una de ellas, Juliet, decide tomar cartas en el asunto, temeroso de que haya una relación homosexual entre las dos. Pero no hay forma de separarlas ni de "curar" lo que les pasa. Tienen planes de futuro, publicar su novela en Nueva York, viajar a California para ser actrices...

Pero la mala salud de Juliet hace que sus padres decidan enviarla a Sudáfrica con una tía. Pauline quiere ir con ella pero sus padres no lo permiten, así que ambas deciden matar a la madre de Pauline, pensando que así no habría problemas para estar juntas.

Está basada en hechos reales. Las dos jóvenes se libraron de la pena de muerte debido a su corta edad. Estuvieron en prisión durante cinco años, tras los cuales fueron liberadas, con la condición, entre otras, de no volver a tener contacto una con otra nunca más.

Cambiaron sus nombres y siguieron con sus vidas. Y he aquí la sorpresa que me he llevado. Juliet, la niña enfermiza, es Anne Perry, la famosa escritora.

La película en sí.... a ver, no digo que sea mala, que no lo es. Pero la recreación del mundo de fantasía de las dos, con personajes de la novela, situaciones extravagantes... hacen un poco cuesta arriba el verla y el seguir el argumento. Así que tú decides...

2 comentarios:

Margari dijo...

La ví hace mucho y me decepcionó. Y es que me hablaron muy bien de ella, y me quedé con la sensación de que no era para tanto...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Yo no la conocía y lo mejor que puedo decir de ella es de lo que me enteré después, que Anne Perry era Juliet. En fin.

Biquiños!