domingo, 14 de septiembre de 2014

Adivina quién, 2005


Lo sé, es culpa mía y era consciente de lo que iba a pasar.

Porque claro, una tiene el recuerdo de esta película:






Con esos intérpretes, con ese guión y con ese todo.

Y sabe que lo que se va a encontrar es esta otra:



con chistes tontos, tópicos, exageraciones y boberías varias.

Y claro, no hay color (nunca mejor dicho). La primera es, en mi opinión, un clásico, una película divertida con sus cosas un poco trasnochadas, claro, el tiempo no pasa en balde, pero  simpática.

La segunda es una comedia de tantas, es algo así como un episodio de una comedia tipo Cosas de casa, pero llevada a cine. Ese tipo de humor y de situaciones. Y punto.

Así que las comparaciones son odiosas (lo sé, lo sé, me he pasado toda la entrada comparando) y si la ves, pues no tengas en cuenta la original.

2 comentarios:

Margari dijo...

NO la he visto. Pero para esto, prefiero volver a ver el clásico.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Y harás bien volviendo al clásico, harás bien :)