domingo, 14 de septiembre de 2014

Adam, 2009








Esta película tenía dos atractivos para mí: el primero, que trataba la historia de un hombre con síndrome de Asperger y el segundo, que el actor protagonista es Hugh Dancy (de Hannibal) y tenía curiosidad por verle interpretar otro papel que no fuera el de Will Graham.

La sensación es agridulce. Es una visión más o menos realista de lo que es el Asperger y del esfuerzo que tiene que hacer una persona que lo tenga. La literalidad, la obsesión por determinadas cosas, el destacar en un área determinada, la dificultad en las relaciones sociales... todo eso está reflejado y Dancy logra en mi opinión una actuación creíble.

Por otra parte, no sucede lo que a priori se espera que pase: chico conoce a chica y tras una serie de catastróficas desdichas acaban juntos. No. Chica conoce a chico, lo encuentra un poco raro, después se da cuenta de lo que le pasa, se interesa por él, cree en un futuro juntos y se da cuenta de que las cosas en la vida no son como en los cuentos de hadas.

Es triste y no lo es, al mismo tiempo. Te diría que no la vieras, no porque no me haya gustado, sino por el poso de melancolía que deja. O tal vez a ti no te pase, pero es lo que me sucedió.

Si tienes curiosidad por el Asperger, esta película junto con la de Mozart y la ballena, son un par de buenas opciones.

2 comentarios:

Margari dijo...

El asperger me interesa porque me toca de cerca, así que no solo me llevo esta peli sino que también me apunto la otra que citas.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Espero que te gusten, cuéntame qué tal cuando las veas, la otra la vi hace bastante tiempo.

Biquiños