domingo, 28 de septiembre de 2014

Un rostro en la multitud, Stephen King



Un relato corto de King. Muy en su línea y uniendo el béisbol con la narración (le gusta mucho ese deporte).

Y, como siempre, lo que cuenta es algo sencillo en principio. Un hombre, viudo, jubilado, ve partidos de béisbol. Una noche cree reconocer en uno de los asientos del público, a un hombre que conoció en su niñez y que teóricamente debería estar muerto. Lo toma como una casualidad, en plan "vale, no podía ser él, sería alguien que se le parecía". Pero el runrún sigue en su cabeza e investiga sobre ese hombre, averiguando que, efectivamente, había muerto hacía ya bastantes años.

Lo deja de lado, tal como solemos hacer todos cuando nos topamos con algo que es racionalmente imposible, y se justifica con lo dicho, alguien que se le parecía.

Pero la noche siguiente vuelve a ver a alguien que también ha muerto. Y así hasta que llega a ver algo realmente sorprendente....

Y si quieres saber qué es, léete las 48 páginas del relato :)

La hija del veterinario, Barbara Comyns



Me llamó la atención el título y curioseé al respecto. En un blog literario ponían la historia por las nubes, como si fuera una pequeña joya. Así que me lancé a leer.

Es corta, se lee de una tanda si tienes un poco de tiempo. Y la verdad es que mi gusto dista mucho del de la autora del blog en que leí la crítica tan positiva.

Tanto la historia como los personajes y sus reacciones son muy poco creíbles. Es un absurdo tras otro, en mi opinión.

Una muchacha, Alice, que se queda huérfana de madre. Su padre, veterinario, se nos muestra casi como un monstruo que no las quiere y que en cuanto fallece su mujer lleva otra a casa, una camarera de taberna con aires de gran dama.

Alice tiene una peculiaridad que la hace diferente al resto de la gente, pero que ella mantiene oculta porque no quiere ser diferente. Y al final será causa de sus desventuras.

La chica no sé si es que es muy inocente o muy tonta. O ambas. No despertó para nada mi interés. No sufrí ni me alegré ni sentí curiosidad por saber qué le podía pasar.

Me pareció anodina, tonta y sin sentido, la verdad.

X Men orígenes: Lobezno, 2009









Hacía tiempo que habíamos visto las películas de X Men y personalmente tenía ganas de volver a verlas, me apetecía básicamente porque quería algo entretenido y que fuera "seguro" después de los fiascos que vi.

No voy a hacer la reseña de las tres primeras películas de la saga, porque ya están en el blog. Pero sí de Lobezno, que además no había visto.

Me gustó, porque tiene un cierto regusto a las películas de acción que me gustan, con toques de humor a veces un poco ácido. Porque no hay tortas "porque sí". Porque tiene lo justo de todo, incluído romanticismo o intriga.

Hay una cosa que me intriga. A Logan (Lobezno), le implantan el adamantium para que sus garras sean prácticamente indestructibles. Con ellas corta todo tipo de material como si fuera mantequilla. Pero lo curioso es que las utiliza también para trepar y lo que me llama la atención es que las garras no corten (hacia abajo) el material en que están clavadas cuando Lobezno hace presión para impulsarse.

También me intriga saber qué fue del hermano. Supongo que en posteriores películas lo contarán.

Pues eso, como el resto de la saga, entretenida.

Espejo mortal, Dean R. Koontz



Una novela que aún no había leído del autor. Y curiosamente, en su desarrollo se hace alguna referencia a Los invasores de cuerpos y además hay un personaje que es seguidor de Star Trek.

Guiños aparte, la historia es curiosa. Un hombre que no recuerda quién es ni porqué está donde está, de repente siente la necesidad compulsiva de dirigirse a un sitio determinado, situado a un par de miles de kilómetros, en el otro extremo de Estados Unidos.

Cuando llega a su destino, se encuentra con su vida, su familia, su casa, el sitio al que pertenece. Solo que en esa casa hay un hombre exactamente igual a él, que siente que ha usurpado su lugar en la vida y se ha apoderado de su mujer y sus hijas.

Se enfrentan y a partir de ahí las cosas se van complicando para todos, llegando a un extremo en el que parece no haber salida para ninguno de los protagonistas.

La única pega que le encontraría sería la perfección de los personajes. Son buenos, inteligentes, dulces, simpáticos, pacientes y maravillosos. Si yo estoy agobiada, sin dormir, me persiguen varias personas con el fin de matarme, la gente a la que quiero va cayendo como moscas sin saber el motivo y voy con dos niñas pequeñas, sinceramente no tengo ánimos para ser superestupendadelamuerte y rodearme de un halo de perfección.

Todos se quieren, se comprenden y se apoyan y no hay ningún problema. A las niñas nunca les han reñido ni gritado ni nada porque ellas no lo necesitan, les basta con saber que han defraudado a sus padres para sentirse mal. Anda ya.

Pues salvo ese detalle tan perfecto, la historia es interesante y te mantiene en vilo sin saber qué va a pasar o a quién le va a pasar. Como casi todas las del autor, vamos.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Juego de tronos, George R.R. Martin



Juego de tronos por todas partes (la serie, digo). El no va más fue cuando consultando un blog de cocina, en plena entrada leo también una referencia a esa serie. Así que, como soy como soy, me puse a verla. Lo intenté varias veces, pero lo único que veía era gente muerta y prostitutas. Pero bueno, lo de la serie queda para otra entrada.

He acabado de leer el primer volumen de Juego de tronos. Y me gustó. Lo curioso es que al menos en este primer tomo, la historia es muy similar a la serie. Mi personaje favorito sigue siendo el mismo. No lo digo por si lo matan.

Ya sabes que personaje que me gusta, personaje que se cargan o que desaparece, sea la serie o la novela que sea. ¡Si hasta hicieron que muriera Hércules Poirot! Pues eso, que esta vez no diré quién es mi favorito o favorita, por si acaso. Porque además en esta novela nadie está a salvo, caen todos como moscas, sean buenos, malos  o regulares.

De buscar alguna lección en la historia que cuenta, sería que el honor, la sinceridad y la inocencia te llevan o bien a la muerte o a las mazmorras. La perversidad, la deslealtad y la mentira encumbran a la gente. Puede que más adelante, cuando siga leyendo, las tornas cambien, pero los buenos muertos seguirán muertos y los malos están teniendo su dosis de victoria.

Supongo que es difícil que no te guste, por la sencilla razón de que cada capítulo está narrado desde el punto de vista de un personaje diferente, y hay unos cuantos. La historia se va trenzando entre todas esas vivencias y todos esos pensamientos que en algunos casos se entrecruzan. Pero tienes la perspectiva de niños que no son conscientes de lo que ocurre, de una muchacha que pasa de ser una inocente niña dulce a ser una líder, de una mujer buena que sólo una vez se ha dejado llevar por su orgullo y eso hace que se precipiten los acontecimientos, de otra niña, una romántica que piensa que la vida es como los cuentos y las canciones de los trovadores, un adolescente que se cree dueño de las vidas de todo el mundo, un enano que sólo tiene su ingenio como arma frente al mundo, un bastardo que se siente dividido entre dos lealtades...  y muchos más.

Hay muertos vivientes, gigantes, magia, torneos, venenos, dioses, árboles mágicos (me encanta lo de los árboles), espadas con nombres, paisajes floridos, desérticos, nevados, dragones, lobos gigantescos, cuervos blancos, niños mágicos....

Es todo un mundo, tal como hicieron Tolkien y Pratchett. Un mundo con su geografía, sus idiomas, sus costumbres, sus creencias...  Y donde nadie está a salvo.

Espero que las siguientes novelas sean igual de entretenidas y sorprendentes que la primera. Ya te iré contando.

Winter is coming.


Películas de los invasores de cuerpos


Después de leer el comentario que Margari dejó en la entrada de la novela, me puse a buscar las adaptaciones. Y me encontré las tres.

1- La invasión de los ladrones de cuerpos, 1956



De las tres, es la que mejor ha adaptado la novela. Donde hay más cambios es en el final, que en la película queda un tanto abierto, pero bueno...

Me incomodaba la vestimenta femenina. Vestidos muy muy ceñidos a la cintura y al torso, de forma que verlas me daba la sensación de ahogo a mí. Tacones que me hacía pensar que salir corriendo era una opción imposible (pero en la película corre que se las pela la protagonista, ya sea por asfalto, tierra o maderas sueltas). Los hombres encorbatados y rígidos, muy serios y echándose encima más responsabilidad de la que les corresponde.

Me pareció aceptable, la verdad, salvo por esos incómodos detalles.



2- La invasión de los ultracuerpos, 1978



Lo único bueno que puedo decir de esta es que aparecen en el reparto Leonard Nimoy (mi querido y admirado Spock, Donald Sutherland y Jeff Goldblum recién salido del colegio.

Salvo lo de la planta extraterrestre que sustituye a las personas adaptando su forma, tamaño y demás, el resto de la historia no tiene nada que ver ni en su desarrollo ni en su final a la novela original.

Los personajes se me hicieron raros, tanto en sus reacciones como en sus personalidades. Nada atractivos (y no me refiero al físico). No me gustó. A pesar de Spock.



3- Invasión, 2007



No debería hacer reseña de esta, porque realmente no la vi. Llegó un momento en que tuve que elegir: dejas de verla o arriesgarme a una úlcera de estómago. Ganó la cordura. A mí lo de mujer, madre, amiga, profesional y amante perfecta se me atraganta bastante. Y si además es capaz de enfrentarse y conseguir vacunas para parar el avance de las suplantaciones extraterrestres, pues peor me lo pones.

Y todo eso sin despeinarse, ensuciarse ni nada, eh? Que empotra un coche en otro, queda bloqueado por dos o tres más, se le abalanzan encima varias docenas de personas afectadas y sale del apuro como si nada, sin decir un mísero taco ni perder los estribos.

Caray, si hasta prepara el desayuno con tacones como de ocho centímetros... y además está emparejada con James Bond (eso no se lo envidio nada de nada, todo sea dicho).



Pues eso, que la primera es la única salvable de las tres. En mi opinión, claro.

Larga vida y prosperidad.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Rabia, Stephen King



Hubo un tiempo en el que era ver un título aún no leído de Stephen King (salvo la saga de La torre oscura, que no sé porqué no me llama nada), y lanzarme a leerlo sin pensar.

Pero ahora no es así. Ahora me ocurre eso y simplemente añado el título a la lista de lecturas pendientes, sin más.

Así que hacía tiempo que tenía esta novela para leer. Es cortita, tengo la impresión de que en su origen formaba parte de un libro tipo Las cuatro estaciones o Las dos después de medianoche, es decir, de un conjunto de dos o tres relatos demasiado largos para estar en una recopilación de relatos cortos y no lo bastante largos para justificar, en su momento, la edición en solitario.

Pero vamos a lo que vamos.

Es una de esas novelas de las que me gustan de King. De esas en las que no hay monstruos ni cosas raras, sino emociones y respuestas humanas. Las cosas que llevamos dentro y que muchas veces ni lo sabemos, porque salen en circunstancias muy extremas.

El argumento es relativamente sencillo: un adolescente que un día coge un arma y en el instituto dispara y mata a dos adultos, tomando como rehenes al resto de la clase durante unas horas.

Lo fascinante es cómo va cambiando la atmósfera del aula conforme pasa el tiempo y conforme van hablando los que están en ella. Lo que da miedo no es el arma, las balas o la violencia previa, lo que realmente "asusta" es cómo podemos cambiar en según qué circunstancias, las cosas que podemos llegar a hacer, los secretos que guardamos, las actitudes que tenemos....

No tiene nada que ver, pero me recuerda un poco a La larga marcha precisamente en eso, en el desarrollo de la situación y en el cambio de actitud de los personajes.

Te la recomiendo. No es de sustos ni de bichos ni nada así.

Adivina quién, 2005


Lo sé, es culpa mía y era consciente de lo que iba a pasar.

Porque claro, una tiene el recuerdo de esta película:






Con esos intérpretes, con ese guión y con ese todo.

Y sabe que lo que se va a encontrar es esta otra:



con chistes tontos, tópicos, exageraciones y boberías varias.

Y claro, no hay color (nunca mejor dicho). La primera es, en mi opinión, un clásico, una película divertida con sus cosas un poco trasnochadas, claro, el tiempo no pasa en balde, pero  simpática.

La segunda es una comedia de tantas, es algo así como un episodio de una comedia tipo Cosas de casa, pero llevada a cine. Ese tipo de humor y de situaciones. Y punto.

Así que las comparaciones son odiosas (lo sé, lo sé, me he pasado toda la entrada comparando) y si la ves, pues no tengas en cuenta la original.

Los invasores de cuerpos, Jack Finney



No vi la película, aunque lo de las vainas gigantes de las que salen dobles de los habitantes de un pueblo es todo un clásico. Así que cuando me topé casi por casualidad con la novela, no pude resistir la tentación.

El personaje principal es el médico de un pequeño pueblo, que empieza a tener consultas de gente que dicen "mi padre no es mi padre" o "mi madre no es mi madre" o "mi marido no es mi marido", que tienen el mismo aspecto, los mismos recuerdos, las mismas costumbres, todo igual, pero... les encuentran algo raro, algo que les hace sentir que no son quienes eran.

Y así nuestro intrépido doctor, acompañado de la ex novia de juventud (aunque el doctor no llega a la treintena, todo sea dicho), descubre lo de las vainas y los cuerpos que sustituyen a los originales. Vainas que caen del espacio y que no sólo mimetizan a las personas sino también a los animales y las cosas.

Es interesante, pero se le nota la época en que fue escrita. El doctor que debe avergonzarse por no saber determinadas cosas que realmente no le competen, la actitud de los personajes, es todo muy "antiguo". No obstante, es una lectura entretenida y tiene sus momentos de suspense. Y se lee rápido, así que si no te gusta demasiado tampoco es que hayas perdido mucho tiempo.

Ahora tengo ganas de ver la película :)

La mujer invisible, 2013





Tengo pendiente el leer más clásicos de la literatura tanto española como extranjera. Por ejemplo, Los episodios nacionales de Galdós, que me atraen mucho desde que leí las reseñas de Isi. O los clásicos rusos, más conocidos como "los tochos". O los clásicos ingleses, como Shakespeare (he leído algunos sonetos nada más y fragmentos de algunas otras obras, pero nada entero) o Dickens.

Así que cuando leí la sinopsis de La mujer invisible, me dije "vaya, una película de faldas largas y además que trata de Dickens". Sonaba atractivo. Pues no lo es.

La película es leeeeeeeeeeeeeenta. La película es aburrííííííída. Dickens es un hombre sin mucho sentido común, inmaduro, con su vida centrada en escribir, representar, recitar y recibir aclamaciones populares. No sé si sería así en realidad, pero me parece una persona muy poco atractiva, la verdad. Y cruel, además. Esa crueldad que tienen las personas que quieren algo y lo toman, sin importar los "daños colaterales" que causen.

Largos paseos por unas playas inmensas que me recordaban el campo de fútbol de Oliver y Benji, interminable. Largos paseos por la campiña inglesa. Largas escenas con el personaje de Dickens dándose autobombo.

No me gustó nada de nada. A pesar de las faldas largas. A pesar de Dickens (o más bien a causa de).

No me pareció creíble la historia de supuesto amor entre Dickens y la joven actriz con la que se supone que tuvo un romance que duró como trece años o cosa así.

Pues nada, sigue la mala racha, no te la recomiendo.

No soy un serial killer, Dan Wells



¿Cómo resistirme a un título como ese? Bueno, la verdad es que si antes de haberlo leído, supiera que era la primera parte de una trilogía, tal vez me lo hubiera pensado un poco más. Pero lo hecho, hecho está y ahora me quedan otras dos partes que leer.

Además, empieza de una forma muy pero que muy atrayente para mi morbosa mentalidad lectora: un adolescente que ayuda a su madre y a su tía en la funeraria, a embalsamar y preparar cadáveres.

Luego está el pequeño detalle de que el muchacho es un sociópata, incapaz de sentir como los demás. El lo explica diciendo que es como si estuviera sordo a las emociones humanas. Aprende los gestos que se supone que son los adecuados en cada ocasión, ensaya sus sonrisas y sus expresiones faciales y trata de mantener a sus demonios ocultos lejos de su vida, a través de una serie de normas que cumple a rajatabla.

Pero en su ciudad empiezan a aparecer cadáveres, en principio obra de un asesino en serie. A John, el protagonista, le fascinan los asesinos en serie, entre otras cosas porque él sabe que si se deja llevar por lo que desea, sería uno de ellos.

La novela tiene dos tramas, entrelazadas entre sí: por un lado, la lucha de John por no hacer daño a nadie y mantenerse dentro de una aparente normalidad. Por otro lado, está el tema de los asesinatos, que alcanza a John de lleno y que le hará mucho más difícil el mantener las normas que cumple tan estrictamente.

Lo malo de la historia es el que haya el toque sobrenatural. La habría disfrutado muchísimo más si todos fueran humanos, la verdad. Cuando me di cuenta de que "demonio" no quería decir un hombre cruel y desalmado sino que era literalmente un demonio, pues me llevé un cierto chasco.

Me gustó lo bastante para leer al menos la segunda parte, pero no tanto como para lanzarme sobre ella y ver cómo sigue la historia de John.

Conste, puedes leer sólo la primera, no quedan cabos sueltos por así decirlo, todo se soluciona y resuelve.

Pues eso, salvo ese pequeño gran detalle, me gustó bastante.

Adam, 2009








Esta película tenía dos atractivos para mí: el primero, que trataba la historia de un hombre con síndrome de Asperger y el segundo, que el actor protagonista es Hugh Dancy (de Hannibal) y tenía curiosidad por verle interpretar otro papel que no fuera el de Will Graham.

La sensación es agridulce. Es una visión más o menos realista de lo que es el Asperger y del esfuerzo que tiene que hacer una persona que lo tenga. La literalidad, la obsesión por determinadas cosas, el destacar en un área determinada, la dificultad en las relaciones sociales... todo eso está reflejado y Dancy logra en mi opinión una actuación creíble.

Por otra parte, no sucede lo que a priori se espera que pase: chico conoce a chica y tras una serie de catastróficas desdichas acaban juntos. No. Chica conoce a chico, lo encuentra un poco raro, después se da cuenta de lo que le pasa, se interesa por él, cree en un futuro juntos y se da cuenta de que las cosas en la vida no son como en los cuentos de hadas.

Es triste y no lo es, al mismo tiempo. Te diría que no la vieras, no porque no me haya gustado, sino por el poso de melancolía que deja. O tal vez a ti no te pase, pero es lo que me sucedió.

Si tienes curiosidad por el Asperger, esta película junto con la de Mozart y la ballena, son un par de buenas opciones.

True detective, serie


El antes:



El después:







Hace algún tiempo leí sobre esta serie, la ponían por las nubes, así que la conseguí y me puse a verla. En el primer episodio vi que se trataba de un asesinato un tanto especial y que había dos líneas de tiempo: el momento en que se descubre el cadáver de una mujer en circunstancias determinadas y el interrogatorio a los dos protagonistas (por separado), unos diecisiete años más tarde.

Me pareció interesante, original y bastante liosa. Así que dejé de ver el primer episodio antes de que acabara y pensé en ver la serie al mismo tiempo que alguien a quien creí que le gustaría.

Pasó el tiempo, me deshice de la serie sin verla y semanas más tarde me encuentro con alguien que está totalmente sorprendido por lo que ocurre en el cuarto episodio, que es una pasada y tal y cual. Y que además ha estado viendo por las webs y parece que esa sensación de sorpresa fascinante es algo digamos colectivo.

Así que me dispuse a verla, porque me intrigaba lo del cuarto episodio. Y cuando iba más o menos por la mitad del segundo, me di cuenta de que esa serie, a pesar de que la mayoría de la gente la pone por las nubes, no me iba a gustar. Los personajes me caían fatal, la trama me parecía un rollo macabeo, me daba igual lo que les pasara a todos... Y aún así, quise ver el famoso cuarto episodio. Y resulta que lo fascinante es un plano secuencia de seis minutos y pico, que muestra el asalto a una casa, tiros, persecución y demás (temas que a mí personalmente no me resultan atractivos). Pues vale, no digo que no sea un gran logro, que tenga mucho mérito y que sea algo fascinante a nivel técnico y de interpretación. Pero la serie me seguía (y me sigue) pareciendo un horror.

Así que ya ves, voy contracorriente. Yo no te la recomiendo en absoluto. Todo lioso, todo desagradable, nada de empatía...

viernes, 5 de septiembre de 2014

Criaturas celestiales, 1994





Yo creía que la historia iba sobre la amistad de dos chicas. Pero realmente es la historia de un asesinato.

Dos niñas muy diferentes, adolescentes de 14 y 15 años, una es hija de un prestigioso catedrático y otra vive con sus padres en la pensión que regentan. Se hacen amigas y empiezan a escribir una novela en la que plasman sus fantasías. Un reino de caballeros, castillos y damas, en el que se introducen a veces, encarnando cada una un personaje.

Cada vez intiman más, se hacen más inseparables, hasta el punto de que el padre de una de ellas, Juliet, decide tomar cartas en el asunto, temeroso de que haya una relación homosexual entre las dos. Pero no hay forma de separarlas ni de "curar" lo que les pasa. Tienen planes de futuro, publicar su novela en Nueva York, viajar a California para ser actrices...

Pero la mala salud de Juliet hace que sus padres decidan enviarla a Sudáfrica con una tía. Pauline quiere ir con ella pero sus padres no lo permiten, así que ambas deciden matar a la madre de Pauline, pensando que así no habría problemas para estar juntas.

Está basada en hechos reales. Las dos jóvenes se libraron de la pena de muerte debido a su corta edad. Estuvieron en prisión durante cinco años, tras los cuales fueron liberadas, con la condición, entre otras, de no volver a tener contacto una con otra nunca más.

Cambiaron sus nombres y siguieron con sus vidas. Y he aquí la sorpresa que me he llevado. Juliet, la niña enfermiza, es Anne Perry, la famosa escritora.

La película en sí.... a ver, no digo que sea mala, que no lo es. Pero la recreación del mundo de fantasía de las dos, con personajes de la novela, situaciones extravagantes... hacen un poco cuesta arriba el verla y el seguir el argumento. Así que tú decides...

Sin límites, 2011








Estos días se ha estrenado la película Lucy, cuyo argumento, si no me equivoco, se basa en aumentar el uso del cerebro humano. Eso de que sólo se utiliza el 10% y ella llega a utilizarlo por completo.

Pues bien, esta película es algo por el estilo.

El protagonista es un escritor con pinta de "sin techo", incapaz de escribir una sola línea a pesar de haber firmado un contrato por un libro y haber recibido un adelanto. La novia le deja. Su piso es un desastre y va retrasado con el alquiler...

Cuando piensa que ha tocado fondo (sin haber hecho nada para salir de su situación), se encuentra casualmente con su ex-cuñado, que es traficante de drogas. Se van a tomar algo y el protagonista le cuenta que está en blanco con el libro. El ex-cuñado le da una pastillita transparente y le dice que eso le ayudará.

La toma y todo se vuelve mucho más claro para él. Todo lo que ha visto, leído, escuchado, vivido, etc, está al alcance de su mente. Cualquier cosa, aunque sólo la haya visto de refilón, acude a su mente. Escribe gran parte del libro del tirón, inmerso en el subidón de su nueva capacidad.

A su editora le encanta lo que ha escrito y quiere que complete la novela. Pero los efectos han pasado. Así que quiere conseguir más pastillas, va a visitar a su ex cuñado y pasa algo (no spoilers). Total, que se  hace con una bolsa de pastillas y empieza a tomarlas sin ton ni son, incluso llega a aumentar las dosis para rendir más ya que no se conforma con escribir, sino que se mete en el mundo de las finanzas para lograr éxito y dinero.

Pero las pastillas tienen efectos secundarios. Y se entera demasiado tarde. Aunque por otra parte, seguramente aunque supiera lo que podía pasar, seguiría tomándolas.

Y no voy a contar más.  Si quieres saber, échale un vistazo. Está entretenida. Pero poco más, ¿eh?

Disgaea, serie








Disgaea es una serie anime del 2006 cuyo origen es un videojuego. Es una serie corta, de 12 episodios de unos veinte minutos de duración cada uno.

Yo no he jugado al videojuego y había leído un poco por encima sobre la serie, así que todo me resultaba casi nuevo.

Los personajes principales son los que aparecen en la imagen. El príncipe Laharl, un demonio heredero del infierno tras la muerte de su padre. Claro que tarda algo en enterarse, ya que se echó una siesta como de dos años de duración (debida a un intento de envenenamiento).

Etna es la diablilla pelirroja. Como buena demonio, sólo busca su interés, sin importar lo que tenga que hacer, mentir o traicionar. Tiene un pequeño ejército de sirvientes, los Prinnies, que son como diminutos pingüinos en cada uno de los cuales habita el alma de un pecador, que ha de expiar sus faltas a través del servicio.

Flonne es una angelita en prácticas, que cree que hay amor en todos los corazones, incluídos los de los demonios. Es enviada al submundo para matar al padre de Laharl y llega un poco tarde, ya que se encuentra con que ha muerto.

Hay mucho humor, muchas risas y muchas situaciones inverosímiles que arrancan, cuando menos, uan sonrisa. Los episodios pasan en un vuelo y la serie se hace muy corta.

Si hubiera que ponerle una pega, es el hecho de que a veces la historia no es lineal. Quiero decir, que acaba un episodio en una situación determinada con determinados personajes y al principio del siguiente no se sigue así sino que hay un cambio de espacio y de tiempo. La primera vez que pasó, pensé por un momento que me había saltado un episodio, pero no había sido así.

El personaje que me ha resultado más gracioso es un héroe terrestre, que va a salvar al mundo de los demonios, acabando con cada uno de ellos. El pobre, junto con su ayudante, no dura casi nada en los episodios y siempre acaba saliendo volando. De hecho Laharl en uno de los episodios comenta que no duran nada.

Es muy divertida y entretenida, peleas y acción, hay las justas, de hecho hay más enfados que peleas, por parte de Laharl. Cualquier cosa amable o cualquier comentario sobre el amor (sea de la naturaleza que sea), le irrita.

Spoiler

De hecho en uno de los episodios atacan a Laharl a través de un grupo de dulces jovencitas que no hacen más que canturrear palabras cariñosas y frases de amor y amabilidad, hasta conseguir que caiga el pobre. Flonne, sin quererlo, les ayuda.

Fin spoiler

Pues eso, que si quieres reír o sonreír un poco, esta es una serie a tener en cuenta.