martes, 26 de agosto de 2014

No hay dos sin tres, 2014










No puedo quejarme. Me puse a verla sabiendo lo que me iba a encontrar. Así que no protestaré (más).

Un matrimonio. El marido tiene una amante. La amante no sabe que él está casado. La mujer y la amante se conocen por casualidad (cuando la amante va a su casa en plan sexy esperando que esté él y está ella). Crisis, llantos y aceptación de la situación. La amante deja la relación, sin decirle a él ni una palabra.

Las dos se hacen amigas. La esposa es la típica ama de casa perfecta, siempre cuidando la alimentación, el hogar, la ropa, firmando todo lo que él le pone delante sin leerlo, confiada y feliz. La amante es una mujer de negocios, triunfadora, elegante, pragmática. Entre las dos hacen la mujer perfecta.

Pero se enteran de que hay una tercera. Así que la conocen, la ponen al día y entre las tres deciden darle una lección al marido.

Pues eso, situaciones que teóricamente son graciosas pero personalmente me parecieron estupideces. No me resultó divertida, ni entretenida, ni interesante, ni...

Pero como he dicho, la culpa es mía por meterme sabiendo que pasaría esto.

2 comentarios:

Margari dijo...

Ni me llamaba esta peli y tras leerte, aún menos.
Besotes!!!

osheaa dijo...

No te pierdes nada, en serio.

Biquiños!