martes, 26 de agosto de 2014

Déjame entrar, 2008






Bueno, pues después de ver el remake y de leer la novela, me dije que ya puesta, mejor remataba la faena y veía la película original.

El guión es del mismo autor que la novela y se nota. En el remake la historia se centraba básicamente en la historia del niño y la niña vampiro, el resto de personajes apenas importaban. En esta no es así.

No es que todas las tramas de la novela se desarrollen en la película, eso sería casi imposible. Pero sí se trata de dar pinceladas de lo que es la vida de cada una de las otras personas que forman parte de la historia.

Eso, por otra parte y en mi opinión, tiene de malo que, en ese intento de mostrar un poco de cada uno, no se profundice en nada. Y todos los sentimientos de tristeza y melancolía que sentí al ver la versión de 2010, no surgieron en esta.

Es una lástima porque en general me parece una mejor adaptación que la otra. No es tan edulcorada ni tan "bonita". Es, aunque suene raro decirlo, más realista. Más acorde a lo que plasma el escritor en la novela.  Los personajes son igual de tristes o están igual de desesperados, la ambientación es oscura...

De hecho le encuentro sólo dos pegas a la película, una es esa, que pasa como de puntillas por todo, supongo que por falta de tiempo (sería casi eterna si contara la historia de todos en profundidad) y la otra, la actuación del niño protagonista. Así como en la más actual el niño transmitía su impotencia, su miedo, su angustia, en esta el chaval está siempre igual, le estén pegando, le estén metiendo la cabeza bajo el agua o esté disfrutando de la compañía de su padre, su expresión es la misma.

Puestos a recomendar, te diría que las vieras por orden cronológico y que el libro lo dejaras para el final. Así, estarías como yo ahora, con un batiburrillo de imágenes y frases en la cabeza, que forman, en la mente, la película perfecta.


2 comentarios:

Margari dijo...

El libro para el final? No me lo habría planteado así... Me gusta primero imaginarme a los personajes y luego ver la peli.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Ya, pero si lees primero el libro, la película tiene muchas posibilidades de defraudarte, porque casi siempre es imposible plasmarlo todo.

Yo vi primero el remake, luego leí el libro y después vi la película original.

Ya me contarás, si te animas :)