domingo, 17 de agosto de 2014

Bajo el signo de Géminis, Rosamunde Pilcher



Iba a comenzar diciendo que el verano es la estación del año perfecta para leer una novela de esta autora. Pero después me di cuenta de que no era cierto. Cualquier época es buena, si te gusta su estilo.

Para mí, Rosamunde Pilcher es un valor seguro. Sé lo que voy a encontrar en sus narraciones y sé la sensación que me va a aportar leerlas.

Y después del desastre de La silla, necesitaba algo reconfortante, cercano, familiar. Una historia normal con gente normal, que no me decepcionara.

Bajo el signo de Géminis, para variar, no tiene lugar en Cornualles (aunque la protagonista en principio está viviendo allí con su padre), sino en Escocia. Y he de decir que Rosamunde Pilcher es capaz de mostrar no exactamente el paisaje sino las sensaciones de estar allí.

Flora es una muchacha que, tras el matrimonio de su padre, decide volver a Londres para iniciar una vida independiente. Allí se encuentra casualmente con otra chica que es exactamente igual que ella, sólo que mucho más adinerada. Y así se enteran de que son gemelas, al nacer, la madre se quedó con una y el padre con otra.

Son muy diferentes en cuanto a carácter, forma de vida y demás. Tras una noche juntas, de charla, ver fotos y contarse sus vidas, Rose, la otra gemela, se va a Grecia. Y deja a Flora, sin saberlo, en un lío, ya que casi contra su voluntad, va a tener que hacerse pasar por su hermana.

Agradable, cercano, fácil de leer.... como todo lo de Rosamunde Pilcher. Aunque, como he dicho en alguna otra ocasión, mis favoritos siguen siendo Los buscadores de conchas, Septiembre y El regreso.

No hay comentarios: