miércoles, 31 de diciembre de 2014

Fin de año 2014


No, no es la típica entrada recopilatoria (genial la tuya, therwis) ni nada de eso. Es simplemente que hace diez minutos mi niño se asomó a la ventana para hacer pompas de jabón y empezó a llamarme para que viera "la luz de fin de año".

Y me puse a hacer fotos, así que comparto la única que salió medio decente (así podrás hacerte a la idea de cómo son las demás).

He aquí el cielo hace unos minutos



domingo, 28 de diciembre de 2014

El cielo es real, 2014








Cuando al empezar una película aparece el aviso de "Basada en hechos reales", empiezo a torcer el morro (literalmente). Mal asunto.

Pues esta es una de esas películas. Al principio parece que el protagonista es un pastor (cura), bombero y manitas arreglacosas en su tiempo libre. Uno de esos hombres que viven por y para su comunidad, que habla con todo el mundo e intenta ayudar a quien lo necesita. También un hombre con paciencia y de esa perfección que me resulta tan irritante, que no dice un taco ni expulsando piedras del riñón. Ya ves.

Pues no, a pesar de que es el personaje que más aparece en pantalla, la historia gira en torno a su hijo de cuatro años. Un día se pone muy enfermo, tienen que operarle de urgencia y cuando se repone, dice que ha estado en el cielo. El cielo de paraíso, no el cielo de horizonte y todo eso. Que los ángeles le cantaron, que Jesús le sentó en sus rodillas y cosas así.

Al principio se lo toman como una especie de sueño del niño, una fantasía, después preguntan si hubo problemas durante la operación y el niño estuvo "muerto" durante un tiempo (y la respuesta es que no, no hubo parada vital alguna). La cosa es que sólo el padre parece plantearse una mínima posibilidad de que lo que diga el niño sea cierto. Hasta que empieza a decir y hacer otras cosas, que dejan claro que algo hay ahí.

Todo esto tiene repercusión en la iglesia donde predica el pastor, claro. Y en los vecinos, que reaccionan de formas muy dispares.

Y eso es todo. El niño que en la vida real dijo haber estado en el cielo es ahora un adolescente normal y corriente, el padre escribió en su momento un libro donde cuenta las experiencias celestiales del chaval, hay otra niña que también pasó por una situación parecida y que se dedica a pintar cuadros sobre lo que vio y vivió "en el cielo", etc

Película de sobremesa de fin de semana. No digo más.

Ana de los mil días, 1969








Sí, ya sé que la reseña de la película ya está en el bog, en la entrada Los Tudor, pero volví a verla y pasé un buen rato. Ale, ya está.

El corredor del laberinto, 2014








Empezaré diciendo que me decepcionó. El principio parecía interesante, de esos que enganchan; un chaval que se despierta en una especie de montacargas que le lleva a un prado donde viven un grupo de adolescentes. No sabe ni su nombre, aunque se acuerda al poco tiempo, Thomas.

Los demás le cuentan que cada mes aparece un nuevo chico, junto con provisiones para ellos (aunque cultivan sus cosillas y se arman sus casas-chozas). Altos muros de piedra rodean el bucólico claro. Se trata de la pared de un laberinto, al final del cual se supone que está la salida de su encierro.

Pero en el laberinto hay criaturas asesinas, así que sólo entran los llamados corredores, los únicos capaces de recorrerlo (para hacer un plano) y salir vivos del intento.

Con Thomas todo cambia, no voy a entrar en detalles, pero en tres días revoluciona todo. Para más inri, a los pocos días vuelve a aparecer el montacargas, antes de tiempo, con una muchacha (la única chica) y una nota en la que pone que ella será la última, no habrá más.

A ver, vale, quieren un plano del laberinto. Bien. Pero por otra parte, te dicen que el laberinto cambia cada noche, con lo cual no tiene mucho sentido lo de hacer un plano. Y mucho menos, hacer la maqueta esa tan chula, con el prado en medio. Por otra parte, se declaran independientes, con grupos de trabajo especializado, pero después dejan claro que dependen de lo que les envían por el montacargas.

Se supone que el final te engancha y te hace preguntar qué es real y qué no lo es. Se supone también que debes quedar con intriga sobre la naturaleza y la motivación del laberinto. Además, es un final de lo más previsible, con una escena que se supone que es muy emotiva pero que ves venir de muy lejos y te deja como si nada.

Había buscado la trilogía, la novela, pero hasta se me han pasado las ganas de leerla, con eso te digo todo.

Sinceramente, no te la aconsejo, no porque sea un gran fiasco sino porque hay muchas cosas mejores que ver, en mi opinión.

martes, 23 de diciembre de 2014

Navidad y esas cosas



Alguien me escribió que cómo no me puede gustar la navidad, si hay regalos, chocolate, comida rica y lazos. Pues lo siento, pero no me gusta.

Dejó de gustarme hace más o menos, veintisiete años o así. Cuando los niños (que ahora tienen trentaitantos y sus propios hijos, pero siguen siendo los niños), fueron creciendo y ya dejamos de reunirnos todos por estas fechas. Cuando ellos eran pequeños era diferente. Mucha gente en casa, ruido, cosas que hacer, risas, sisar turrón de la bandeja antes de tiempo, sus caritas al abrir los regalos...

Ahora para mí la navidad es como cualquier otra fecha, con la salvedad de que no hay colegio. Mi hijo está pasando estos días con sus abuelos paternos, así que por lo menos no tengo que esforzarme en fingir el "espíritu navideño".

De todas formas, como sé que hay mucha gente que sí disfruta estas fechas y que son especiales y todo eso, dejo aquí una imagen para la ocasión. No es la típica del hombre anuncio de coca cola (sí, Papá Noel viste como viste por ese refresco, el san Nicolás original vestía de verde), sino que es una de las opciones que aparecieron en mi pantalla cuando puse "imágenes del solsticio de invierno".




Así pues, felices vacaciones, feliz navidad, feliz fiesta de cumpleaños de un hombre que supuestamente nació hace más de dos mil años, o lo que sea, según tus creencias o tu forma de pasar estos días.

Que la suerte esté siempre de tu lado. Larga vida y prosperidad.

Touhou


Aviso: esta entrada puede estar llena de erratas, dado mi escaso conocimiento del tema, pero ahí va.

Los Touhou según los conozco yo, son juegos en plan disparos y más disparos. Dicho así suena más bien regular, pero visualmente son preciosos (sobre todo si no juegas y tienes que esquivar los proyectiles). Es como ver una especie de caleidoscopio mezclado con fuegos artificiales, es muy estético. Y te lo dice alguien a quien no le gustan los juegos de tiros y demás.

El caso es que la banda sonora de los juegos es preciosa. Y eso es lo que quería compartir contigo, la música. Te dejo un par de enlaces a uno de los temas, uno "orquestado" tal y como se escucha en el juego y el mismo, pero al piano.

https://www.youtube.com/watch?v=bnfWnmAfN50

https://www.youtube.com/watch?v=uoMD-R1eb3k


Espero que los disfrutes y te gusten tanto como a mí. Si es así, podrás escuchar más música de los juegos poniendo Touhou en el buscador de Youtube.


¿Dónde están los niños? Mary Higgins Clark



Pues sí, después de dos intentos fallidos de algo ligero que leer (intentos que no pasaron de las dos primeras páginas, así que ni los nombro), fui a lo seguro.

Supongo que todos tenemos varios autores que no nos fallan, que dan justo lo que esperamos de ellos, y esta novelista es uno de los míos.

Ya te he contado alguna vez que leer varios libros seguidos, cansa. Pero en dosis razonables, entretiene, que no es poco. Eso sí, siempre hay alguna pincelada de personaje o personajes "perfectos". Ya sabes, guapos o guapas, trabajadores, emprendedores, pacientes, simpáticos, que jamás han alzado la voz y todo eso.

Esta es una historia corta, se lee muy rápido.

Mujer joven casada con hombre mayor. Dos hijos. Desaparecen y al poco tiempo aparecen muertos (los niños). La acusan a ella. Se salva porque el testigo principal de la acusación huye para evitar ser alistado en el ejército. Pasan los años. Ella rehace su vida, se casa y tiene otros dos hijos. Y un día, aniversario de la desaparición de los primeros, también desaparecen estos. Sospechan de ella (el marido no, porque es de esos hombres perfectos y maravillosos). Ella misma no sabe qué pensar, está en shock. Y de ahí en adelante, tendrás que leerlo si quieres saber qué pasa.

Pues nada más, que es entretenido y está bien para pasar una tarde tranquila. Si quieres.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Predestination, 2014





A ver, si lees en una sinopsis que una película trata sobre un agente de la ley que viaja a través del tiempo para detener a un terrorista, lo primero que piensas es que será algo parecido a Minority report o a Timecop. Cruzas los dedos para que no sea muy como Timecop, pero es lo que te viene a la cabeza.

Al menos eso fue lo que me ocurrió a mí.

Pues nada que ver. Sí, hay un agente de la ley. Sí, hay un terrorista, que se dedica a poner bombas por todas partes. Sí, hay viajes en el tiempo en los que el agente trata de detenerle. Pero realmente la película no trata para nada de eso.

La verdad es que es complicado hablar del argumento sin contar cosas básicas, sin spoilers. Lo que sí te puedo decir son dos cosas:

una- es la película más endogámica que he visto (hasta ahora) en mi vida

dos- aún no sé si me ha gustado o no. Entretenida es, te pasas todo el tiempo como esperando a que pase algo, no sabes el qué y cuando te das cuenta, se ha acabado.

Así que si quieres saber más sobre ella, tienes dos opciones: verla y/o preguntarme al respecto.


miércoles, 10 de diciembre de 2014

Lucy, 2014


Basura.

No esperaba nada así de Luc Besson.

No merece ni una palabra más en la reseña, ni una imagen.

martes, 9 de diciembre de 2014

La redada, 2010








Hace un tiempo había leído sobre lo ocurrido en el Velódromo de París durante la Segunda Guerrra Mundial. Miles de judíos fueron arrestados y conducidos al edificio, donde estuvieron durante días sin comida, ni agua ni las más elementales condiciones de higiene y salubridad.

Fueron detenidos y sacados de sus casas para ser posteriormente llevados a distintos campos de concentración, a continuación separar a las familias, saliendo los padres primero hacia los campos de exterminio alemanes y siguiéndoles los niños más tarde.

La película empieza unos días antes de esa fecha, para mostrar lo que era la vida de los judíos en aquella época, cómo iban quitándoles sus derechos y libertades, hasta acabar hacinándolos y dejando sus vidas en manos de los nazis.

Se centra especialmente en los niños y en una enfermera que, enfrentada a la realidad, hace lo posible para mejorar sus vidas y tratar de salvarles.

Es una película dura y triste en muchos sentidos. No sólo por la muerte, la enfermedad y la separación de padres e hijos, sino porque muestra la inocencia de los niños, cómo mantienen la esperanza de que todo irá bien, de que se reencontrarán con sus padres y la vida volverá a la normalidad. También queda patente la amistad incondicional entre ellos, cómo se ayudan y se apoyan, llegando hasta sacrificar el poder evadirse por quedarse con los que no pueden escapar.

Tú decides si verla o no. No te dejará indiferente, creo.


lunes, 8 de diciembre de 2014

Voces del silencio, Tabitha King y Michael McDowell



Me llamó la atención por dos motivos: estaba escrita por la mujer de Stephen King, de la que ya sabía que era escritora pero no había leído nada. La pobre debe estar hasta el mismísimo moño de que la conozcan por ser "la mujer de", pero es lo que le ha tocado.

El otro motivo es que la historia es de Michael McDowell, quien falleció antes de acabarla. Y Tabitha, amiga suya, con ayuda y apoyo de la familia del fallecido, tomó sus notas y rehizo la novela. Ella misma admite que el resultado no tiene nada que ver con lo que él habría o había escrito, pero es lo que le salió y disfrutó en el proceso.

La protagonista es Callie, una niña con capacidad de escuchar a los muertos, e incluso algunas veces, de verlos. Su padre es brutalmente asesinado cuando ella tiene ocho años y desde ese momento su vida da un giro inesperado, conoce a gente muy particular y tiene experiencias de lo más extrañas.

Empezar empieza bien. Una historia interesante, un crimen atroz, una niña que no sabe que sabe más que los demás, una madre medio histérica, el desprecio general de su familia, etc.

Pero la verdad es que se embrolla mucho. Trata de mantener un aura de misterio y de temor alrededor del personaje de Callie y lo que hace es aburrir. Que si escucha graznidos de pájaros, que si sube chorrocientas veces al desván y encuentra cosas raras, cosas por el estilo, siempre diciendo lo mismo, sin avanzar. Además, se supone que ella va descubriendo cosas sobre la muerte de su padre y sobre las personas con las que vive, pero nada más, no sabemos qué sucede, sólo que ella "sabe".

El final es atroz. Es como si la autora se diera cuenta de que tenía que finiquitar la historia en pocas páginas y quisiera acabar lo antes posible. Y sin sentido, además.

Una de las peores novelas que he leído últimamente, la verdad. Un dolor de cabeza, más que otra cosa. Vamos, que mejor que Michael McDowell no haya visto la escabechina, el pobre.

Sentencia de muerte, 2007








Familia ideal: papá, mamá y dos hijos adolescentes. Los padres son perfectos, pacientes, guapos, triunfadores, de esos a los que no les importa jugar con los hijos por muy cansados que estén, que nunca se enfadan, gritan o pierden los nervios. Una vida feliz y una familia modélica. El hijo mayor es un buen deportista y el pequeño es el típico que crece a la sombra de su triunfo.

Un día, a la vuelta de un partido (el padre recorre cientos de kilómetros si es necesario para que el chaval juegue, sin poner mala cara ni nada), paran a repostar en una gasolinera con tan mala suerte que se encuentran con una pandilla de matones. Es una prueba para el nuevo miembro del clan: ha de matar a alguien. Y mata al chico.

El padre reconoce al asesino, le detienen, le van a juzgar y justo antes, el abogado le dice que el chico pasará poco tiempo en la cárcel, que es lo que pasa siempre y que si llegan a encarcelarlo es por haberlo reconocido. Eso, naturalmente, indigna al padre. En el juicio dice que duda de si es el culpable o no (aunque sabe que sí lo es), con lo que el acusado sale libre de cargos.

Y el dulce padre se toma la justicia por su mano, con lo cual empieza una guerra entre la pandilla y él, con víctimas colaterales por ambos lados, claro.

Pues eso es todo, ya la has visto. El padre es tan insoportable cuando va de don perfecto que cuando se disfraza de macarrilla de medio pelo. Con facilidad para encontrar armas, para librarse del ataque de un grupo de violentos... La mujer comprensiva a más no poder, el hijo traumatizado...

Yo te aconsejaría no verla, es una serie de clichés y de despropósitos encadenados, no hay nada creíble, entretenido o interesante, la menos en mi opinión.

lunes, 1 de diciembre de 2014

El perfumista de María Antonieta, Elisabeth De Feydeau



Yo esperaba una novela con fondo histórico, es decir, esperaba una imagen de la reina María Antonieta desde otro punto de vista, el de su perfumista.

Pero no es así. El libro se centra única y exclusivamente en el perfumista y su oficio. Multitud de datos sobre esencias, aceites, aromas, cosméticos, su fabricación, uso, presentación, origen y demás ocupan la totalidad de las páginas (pocas) del libro. Además hay dos anexos que constituyen una especie de diccionario de sustancias y procedimientos para la obtención de perfumes.

Las primeras páginas son una especie de laberinto a través del árbol genealógico del perfumista, remontándose en ocasiones hasta el siglo XII. Lugares, nombres y vínculos familiares hasta llegar al protagonista. Su ascenso en cuanto a clientela, llegando a proporcionar sus productos a la corte francesa. Más páginas dedicadas a ropa y complementos de las distintas damas nobles.

O sea, un aburrimiento. No porque sea una especie de compendio de datos, sino por lo tedioso de su lectura.

No recomendable, en mi opinión, ni siquiera para conocer el oficio de perfumista de la época.


Premonición mortal, Linda Howard



Un asesino en serie y una vidente. Ella perdió sus facultades tras un incidente seis años antes, y de repente se ve en la piel del asesino, sintiendo lo que siente y viendo lo que hace mientras mata a una de sus víctimas.

Pues me animé mucho al ver la sinopsis. Asesino en serie, vidente, policía incrédula... los ingredientes necesarios para que me entretuviera unas horas.

Y la verdad es que así fue... al menos hasta llegar a la parte eroticofestiva. Porque la autora (en mi humilde opinión), la pifia metiendo romance y sexo por medio. Que nada más verse, se enamoran perdidamente, aunque ninguno de los dos quiere admitirlo. Y que nada más tocarse, tienen que practicar el mejor sexo de sus vidas y todo eso.

Policía grandote, fuerte, leal, servicial y chica dulce, hermosa y aparentemente frágil. La historia de siempre. Y conste, la historia de siempre no está mal, siempre y cuando sea lo que esperas encontrarte. Si te pones a leer una novela en plan Jazmín, Julia, Tentaciones o algo así, es lo que es. Pero si te plantean una novela centrada en un asesino en serie y por el medio te meten páginas y página en las cuales "su dura masculinidad se abrió paso a través de la húmeda hendidura femenina, dejándose llevar ambos hasta la cima del placer y rindiéndose a sus sentidos" o chorradas por el estilo, como que te estropean la historia.

Al menos es lo que me sucede a mí. Por una parte, las muertes y todo eso, la percepción de la vidente, la forma de pensar y actuar del asesino. Por otra parte, los estereotipos horrendos de chico fuerte y protector vs chica hermosa y debil. Y para acabar de estropearlo todo, sexo en plan ñoño. Que no sé tú, pero a mí me dicen que van a atravesar el húmedo y cálido centro de mi femineidad con la dureza masculina y lo último que hago es sentir excitación. Más bien pensaría seriamente en buscar ayuda psicológica para quien ande por el mundo diciendo esas boberías.

Pues eso, que me salté páginas enteras. En cuanto leía algo parecido a "sus cuerpos se rozaron y la pasión les inflamó inmediatamente", ya empezaba a saltar párrafos, leyendo una  o dos palabras de cada uno, hasta que acababa "el maravilloso acto de amor y pasión".

Lo sé, soy poco romántica y todo eso, prefiero leer cómo un asesino en serie planifica su próximo ataque a leer cómo acarician turgentes senos con dedos temblorosos de excitación. Pero soy así. Si quiero leer algo de tintes eróticos, no buscaría nada con semejantes expresiones.

Si tú no tienes tantos remilgos como yo, pues te recomiendo la novela. Creo que si hubieran quitado esas partes tan tontas, (siempre según mi opinión), habría quedado muchísimo mejor todo.


domingo, 30 de noviembre de 2014

Moving on


Vi la serie Lost por mi gato. El estaba enganchadísimo a ella, tanto, que la veía a través de Internet, en versión original por no esperar el episodio en español.

Yo había intentado verla un par de veces, pero no pasaba de la primera media hora. El personaje de Jack me chirriaba, tenía ganas de darle con algo en la cabeza (sí, un palo, una piedra, un trozo de avión...). Es que la gente tan sumamente perfecta y maravillosa despierta lo peor de mí.

El caso es que llegó el final de la serie. Y empezaron los comentarios negativos, muy negativos. Tanto, que por primera vez (que yo supiera), mi gato no vio el episodio nada más salir, sino que esperó por miedo a sentirse defraudado.

Pues al ser como soy, el enterarme de que a nadie le había gustado el final, hizo que me pusiera a ver la serie. Sí, ya ves, una crítica negativa masiva me tira más que todas las positivas del mundo. Así empezó mi maratón de Lost, día y noche, estuviera ante la pantalla o fregoteando, teniéndola de fondo. Mi meta era el final, si era tan terrible o no.

La verdad es que me enteré de bien poco de la historia. Supongo que fue por verla por pura cabezonería y no por gusto.

Hace unas semanas volví a empezar a verla. Pero verla de verdad, no en plan "pasar episodios". Y aunque me perderé algunas sorpresas por haberla "quasivisto" antes, la verdad es que la disfruto bastante.

Respecto al final, a mí me gustó. Es complicado encontrar un final para una serie tan "distinta". En el peor de los casos, si eres una de esas personas a las que no les gustó nada, compáralo con el final de Dexter, ya verás como después no te parece tan malo.

Te dejo lo que quería poner en esta entrada, que es, ni más ni menos que el tema del final de la serie. Puedes poner el vídeo tranquilamente, no hay escenas ni nada, sólo una foto fija con los protagonistas. Y el tema es, en mi opinión, precioso. Compuesto por Michael Giacchino, se titula Moving on y aparece en la banda sonora de la serie como un "bonus track".

 https://www.youtube.com/watch?v=J5wOHIi7xCU

Espero que te guste y la disfrutes.

martes, 18 de noviembre de 2014

Para ti no hay palabras, Maruja Vieira





Para ti no hay palabras.
Hay sólo mudas páginas en blanco
y este lento caer
de las manos inútiles
que olvidaron y hallaron
letras
sueños
y árboles.

Hubo palabras antes.
Cuando el mar,
cuando el grito luminoso
de los últimos faros.

Para ti sólo hay tiempo,
no hay palabras.
Y el tiempo es infinito
ahora que te amo.


Nadie te encontrará, Chevy Stevens



Me tropecé con esta novela de casualidad. Y me alegro mucho por ello. Vaya por delante que te recomiendo leerla, sin peros ni pegas.

Annie fue secuestrada y vivió durante un año con su secuestrador, aislada en una cabaña de las montañas, sujeta a los caprichos y normas de su captor.

La historia nos la cuenta la propia protagonista, a través de las sesiones que tiene con una psiquiatra, a la que relata sus vivencias y sus sentimientos, mezclando lo ocurrido con el presente, lo que vivió con las secuelas de ello.

Es interesante no sólo por la historia en sí del secuestro y por cómo vemos la evolución del comportamiento y los sentimientos de Annie según pasa el tiempo, sino que vemos más allá de la liberación. Hay un momento en que le dicen algo así como "Ya pasó, ya estás a salvo" pero lo que ella vive, lo que tiene que superar es muy difícil, casi imposible de superar. Ya es libre en el sentido de que nadie la tiene retenida en un lugar, pero realmente en cierto modo sigue secuestrada, por el miedo, por los recuerdos, por cómo han cambiado ella y la  relación que tenía con familia y amigos.

Así que si no tienes nada que leer o si te he despertado interés, no dudes en echar mano de esta historia.

Ya me contarás.


sábado, 15 de noviembre de 2014

La más feliz de las mujeres, Jean Plaidy



Me gusta mucho tanto la novela histórica como la historia novelada. En esta novela de Jean Plaidy se cuentan los años de juventud de Ana Bolena, desde que de niña es llevada a la corte de Francia hasta que se celebra su boda con el rey Enrique VIII.

Es curioso cómo un mismo personaje histórico es retratado de formas tan dispares entre sí. He visto y leído sobre una Ana intrigante, sobre una Ana desleal (con su hermana María), sobre una Ana rendidamente enamorada del rey...

En esta ocasión se perfila una evolución desde una joven tremendamente enamorada de Percy y dispuesta a todo por su amor, la amargura posterior, el inicio de su odio hacia Wolsey. Otra ilusión imposible, con Wyatt. El triunfo de la ambición sobre el resto de sentimientos.

Poco a poco se va viendo cómo el ansia de poder y venganza germinan y crecen poco a poco, ocupando el sitio del cariño, la generosidad, el amor, la ilusión. Una Ana que busca simplemente el amor, crece y evoluciona hasta ambicionar el mayor poder: manejar al rey y llevar la corona.

La lectura ha sido diferente, en el sentido de que hasta ahora todo lo que había llegado a mis ojos fueron relatos referentes a su reinado y muerte, mientras que en esta ocasión la historia termina justo en el momento en que suelen empezar las otras. Ha sido como una especie de prólogo a la historia que casi todos conocemos.

Lo agridulce ha sido no saber al fin y al cabo, quién fue la Ana Bolena real, si una intrigante, si una inocente, si una ambiciosa, si una mujer enamorada, si un peón en manos de su padre y su tío...

Supongo que es algo que nunca llegaremos a saber, como tantas otras cosas de hechos históricos.

Pues eso, que me gusta la novela histórica y la historia novelada, aunque aún no he encontrado ninguna obra a la altura de Los reyes malditos, de Maurice Druón.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Poema "Este jueves", de Manuel Alcántara







Este jueves depende de tu boca.
Debes cuidarlo igual que un parque a un niño,
como cuida el otoño cada hoja
y le procura el aire necesario
para que se reúna con las otras.

Mira este jueves. No lo sabe. Míralo
acercarse a nosotros entre sombras.
y ocupar la ciudad como un ejército
que no pensara nunca en su derrota.
Será jueves en todo. Está de paso
pero quiere vivir de luces propias.
Entrará en la oficina de mañana,
a mediodía contará sus horas
y se quedará al norte de las cartas
que desde que se escriben son remotas.
Mira cómo se acerca hasta nosotros:
viste de azul y herencias sigilosas,
establece su número y su luna
¡el tiempo siendo jueves en las cosas!

Cuídalo tú que puedes, no le dejes
que tal día haga un año en la memoria.
Mira cómo se acerca a la ventana
sin saber que depende de tu boca.

Para pasar un día con nosotros
ha salido este jueves de sus sombras.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Esta mañana...


Rara vez recibo llamadas al teléfono fijo. Suelen ser de origen publicitario o equivocaciones.

Esta mañana ha sonado y me habla una mujer que decía llamarse Aurora, diciéndome que yo había tenido la suerte de haber sido elegida para un premio. Mosqueo. Me explicó que sólo 99 personas en toda España tendrían el premio que yo había ganado.

Y no era ni más ni menos que el equivalente a más de mil euros en apuestas de Euromillones. Es decir unas seiscientas apuestas o algo por el estilo (a estas alturas de la llamada ya no le hacía mucho caso, estaba ya a punto de colgar el teléfono). Y me aseguraban premio, hasta ciento sesenta millones de euros. Sí, así, por la cara.

Se oían de fondo multitud de conversaciones, era claramente una especie de centralita de llamadas. Y para rematar me dice que participar me costaría menos de sesenta euros. Ole por el premio. Obviamente le dije que no. Se escandalizó. Mira que rechazar el ganar millones de euros.... Seguí negándome, educadamente a pesar del obvio intento de timarme. Y al final tuve que colgar el teléfono de forma muy poco educada, ante la insistencia de la mujer.

Me he planteado la posibilidad de acercarme a la Policía y contar lo ocurrido, con el fin de que estén sobre aviso y se pueda hacer algo para alertar a la gente, porque seguro que más de una persona estará tan necesitada o será tan inocente, que caerá en la trampa. Pero ni tengo el teléfono desde el que me llamaron (mi fijo no tiene identificador de llamadas), ni puedo dar ningún dato sobre la persona que me llamó. Y no sé qué se podría hacer.

Así que escribo esta entrada por si le sirve de ayuda a alguien. Que la gente piense que nadie regala duros a cuatro pesetas, como dice mi madre, y que en tiempos de crisis como este, la gente está muy desesperada y tiende a no pensar y lanzarse ante lo que ve como una oportunidad de mejorar.


La llave de la luz, Nora Roberts



Nora Roberts es una escritora de novelas "románticas". Dentro de su muy extensa bibliografía, hay novelas que son las típicas de amor, donde la historia se centra en la relación chico-chica, hay otras que se desarrollan en medio de una historia de intriga o crímenes y otras que tienen como fondo la mitología.

Esta es de la tercera clase. Y lo que la hace irresistible para mí es que el mito es celta, irlandés. Y a estas alturas ya sabes que tengo una cierta debilidad hacia las cosas gaélicas y demás, así que empecé a leer la novela (primera de una trilogía) con ganas.

Dejando aparte de que los protagonistas son física, emocional e intelectualmente perfectos y maravillosos (algo que me irrita), la novela está muy bien. Tiene aventura, intriga, sucesos mágicos, humor y el consabido romance entre la mujer y el hombre perfectos.

Pues eso, un mito celta al servicio de la novela romántica. Si te gusta, a leerlo.

Tru calling, serie









Realmente Eliza Dushku tiene muy mala suerte con las series que protagoniza, tanto Tru calling como Dollhouse se cancelaron en la segunda temporada. Y es una lástima, porque al menos en mi opinión, son (eran) series interesantes, aunque muy diferentes.

Esta, Tru calling, no se puede decir que llegara a ser una serie de culto ni nada por el estilo, pero sí era entretenida, con su punto de humor y algunos planteamientos interesantes. La cancelaron de forma muy brusca, cuando apenas había empezado la segunda temporada y deja, así, todas las tramas de la historia principal sin solución.

La protagonista es Tru, una chica que quiere estudiar medicina y para conseguir puntos de cara a entrar en la facultad, se pone a trabajar en una de las morgues de la ciudad.

La sorpresa es que en su primera noche de trabajo, una de las muertas abre los ojos, gira la cabeza hacia ella y le dice "Ayúdame" e inmediatamente el tiempo va hacia atrás, hasta el momento en que la protagonista se despierta por la mañana. Es decir, vuelve a vivir el día que ha pasado.

Y ese es el tiempo que tiene para impedir la muerte de la chica, partiendo sólo de la información que llega con el cadáver (nombre, hora de la muerte y causa del fallecimiento).

Su jefe es una persona muy particular y mi personaje favorito de la serie, de ahí que haya elegido una imagen suya para ilustrar la entrada. Es muy tímido, muy "friki" y además conoce el secreto de True, lo cual la ayuda mucho a la hora de conseguir evitar muertes.

Las cosas se complican cuando aparece otro trabajador con su mismo don, pero al revés. Es decir, él no evita las muertes, sino que trata de que el destino siga su curso, intentando sabotear el trabajo de Tru. No es que sea una mala persona, es que está firmemente convencido de que toda acción tiene una reacción a corto o largo plazo, así que no se puede intentar cambiar el destino o las consecuencias serán muy malas.

Hay más cosas, los hermanos y el padre de Tru tienen su punto de protagonismo, aunque el personaje de su hermana mayor desaparece a lo largo de la primera temporada. Y está el chico guapo de turno, del que se enamora y que le corresponde pero al que por un motivo que no logro entender,  no le cuenta nada sobre su "rareza", prefiriendo tener problemas que seguir adelante con la relación.

Hay errores, también, el más evidente es que en el primer episodio se ve que Tru empieza a recibir peticiones de ayuda el primer día en que trabaja en la morgue y sin embargo cuando habla de lo que le ocurre, dice que tiene ese "poder" desde poco después de la muerte de su madre (que ocurrió siendo ella una niña).

Otro error es que su madre lleva muerta diez años, el jefe dice que la conoció, pero él llevaba sólo ocho años trabajando en la morgue, con lo cual es algo imposible haberla conocido allí.

Pero vamos, que fuera de esas cosas, era una serie entretenida que hubiera visto muy a gusto. Lástima de la cancelación.

Nivel 13, 1999








A veces te pones a ver una película sin esperar gran cosa y te llevas una sorpresa agradable. Eso es lo que me ha pasado con Nivel 13.

Me esperaba una película más, ya sabes, como cuando te digo que "ya la he visto" antes de verla, sabes qué esperar y todo eso. Pues no, es una historia sorprendente, una especie de muñeca rusa, en la que una está dentro de otra, ya sabes. Hay un giro inesperado y cuando piensas que ya está, te encuentras con otro más... y si te paras a pensar, te planteas que la cosa siga una y otra vez.

Ya sé que con lo que te estoy diciendo no te enteras de gran cosa, pero no puedo contarte más o te fastidiaré lo mejor de la película. Sólo te digo que si eres como yo, que disfruto cuando de repente una historia da un quiebro inesperado, esta película seguro que te gusta.

Te animo a verla. Me ha quedado una reseña pequeña y poco aclaratoria, pero es porque la película lo vale, no quiero estropearla.

Si la ves, espero que me cuentes qué te ha parecido.

jueves, 23 de octubre de 2014

Belle, 2013








Inspirada en hechos reales. Una mulata es reconocida por su padre, un acaudalado inglés, que la deja a cargo de sus tíos. Belle crece al lado de su prima, aunque realmente son como hermanas, de hecho llama "padre" al que es su tío.

A pesar de ser aceptada por su familia, las convenciones sociales hacen que pasen cosas tan raras como no poder compartir mesa con la familia si hay visita y cosas por el estilo. Durante toda la película crees que es por el color de su piel, pero llega un momento en que se le dice claramente que la razón es que es ilegítima.

El tener dinero hace que consiga muy rápido una buena proposición matrimonial, cosa que no le pasa a su hermana adoptiva. Para liarlo más, se involucra con un joven que quiere abogar por los derechos de los esclavos, para que no sean tratados literalmente como una mercancía, una carga que incluso se asegura.

La película en sí no es muy entretenida, aunque he de reconocer que muestra muchos aspectos de la sociedad de la época. Las diferentes clases, la necesidad de algunos nobles de conseguir un matrimonio interesante a nivel económico, el papel de la mujer, con sólo dos opciones: ser la solterona ama de llaves para todo o casarse y depender en todo del marido, la esclavitud, los intereses económicos sobre los éticos....

Creo que lo que me pasó fue que esperaba una película más en plan entretenimiento que en plan casi documental. No es que lo parezca, pero la información que aporta es bastante amplia.

Pues eso, que me dejó un poco fría. Y el final un poco-mucho ñoño.

The Knick, serie



El blog de therwis es un caldo de cultivo ideal para lo que yo llamo "mis buitreos". Y el último fue esta serie sobre médicos, ambientada en Nueva York en 1900.

Lo interesante es ver lo diferente que eran las cosas en la medicina en esa época, en la que se hacían operaciones en una especie de aula con asientos en gradas, ocupados por serios señores que asistían a las intervenciones (toma gérmenes y demás). Lo extraño es que alguien sobreviviera.

También muestran los focos de infección que eran las hacinaciones de emigrantes, en condiciones bastante insalubres, que podían dar inicio a relativas epidemias de enfermedades como el tifus.

El protagonista es un médico adicto a la cocaína, que se la inyecta ya entre los dedos de los pies porque en el resto de su cuerpo no hay una sola vena viable. Pasa sus noches en el barrio chino y tieen una mente muy científica, viendo siempre casos en lugar de personas para poder sobrevivir al fracaso y no sentir tanta culpabilidad.

Una monja abortista, una enfermera cándida, un médico negro al que rechazan por el color de su piel, un conductor de ambulancias (a caballo, claro) que trapichea con todo lo que encuentra, un director de hospital que está endeudado... hay toda clase de personajes en la serie, incluída una muchacha que hace "el trabajo de un hombre" y le encanta.

Para ser una serie de médicos que además tiene su pincelada digamos histórica al mostrar cómo era la práctica de la medicina al comienzo del siglo XX, no ha conseguido engancharme. De hecho vi los cuatro episodios que encontré en castellano, de un tirón. Pero entre la musiquilla que no le pega ni a la de tres y que el protagonista "psché", pues me parece que no voy a seguir viéndola. Eso sí, es fascinante ver lo muchísimo que ha cambiado la medicina en (relativamente) tan poco tiempo.


Sobre los comentarios


Acabo de contestar a un par de comentarios y para mi sorpresa, me han pedido que introduzca un número para verificar que no soy un bot o algo similar.

Cuando configuré el blog no puse esa opción. Sé que puede ser muy práctica según situaciones, pero a mí siempre me fastidia tener que meter el numerito o la palabra (que normalmente cuesta ver porque suele estar borrosa o con las letras muy pegadas).

Así que lo que he hecho ha sido revisar la configuración y resulta que estaba bien. Por algún motivo, lo de la verificación se había colado sin permiso.

Lo siento Margari y therwis si os ha pasado, espero que blogger no vuelva a fallar y se cuele la verificación.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Un caso de urgencia, Michael Crichton


Lo mejor de la novela es el prólogo. En él, el autor nos cuenta cómo empezó a escribir, sus motivaciones y el origen de esta su primera novela ambientada en el entorno de médicos y hospitales. La novela en sí, al principio es interesante, pero después se convierte en un listado de médicos con sus respectivas especialidades a los que el protagonista va a visitar, intentando encontrar pruebas de la inocencia de un médico amigo suyo acusado de matar a una muchacha por practicarle un aborto.

Es la época de los sesenta, drogas, tabaco y alcohol por todas partes. El aborto es ilegal, aunque proliferan los médicos y enfermeras que los practican a cambio de dinero. Es una práctica más o menos conocida y tolerada en el ambiente médico, hasta que ingresa por urgencias la hija de un prestigioso cirujano, que muere al cabo de poco tiempo debido a una hemorragia vaginal, cuyo origen fue un aborto ilegal.

Pues eso, detienen a un médico y su amigo intenta liberarle de cargos. Y para eso va de un lado a otro de Boston visitando distintos especialistas, familiares de la joven y demás, sin que quede muy claro para qué sirve la información que obtiene.

Pues eso, lo mejor, el prólogo. Después es una especie de batiburrillo.

The calling, 2014









Una película sobre un asesino en serie, protagonizada por Susan Sarandon, Gil Bellows y Donald Sutherland. Muy buena pinta para mí. Pues no.

De hecho he esperado un par de días antes de escribir la entrada para no pasarme. Pero vamos, que es un asco. En mi opinión, claro.

Hay películas de asesinos en serie en las que ya sabes quién es el culpable, sus motivos e incluso cómo van a ser las cosas (ejemplo: Copycat), pero mantienen en vilo al espectador, hacen que te metas en la historia, enganchan aunque ya sepas casi todo.

En esta, al cabo como de un cuarto de hora ya sabes todo. Y como he dicho antes, eso no es algo necesariamente malo, porque bien manejado puede resultar hasta más interesante. No es el caso.

Los personajes son desagradables, al menos lo poco que muestran de ellos, ya que al acabar no sabemos mucho de ellos, ni siquiera de los protagonistas. No se profundiza en nada, ni en los policías ni en el asesino ni en los asesinatos ni en los motivos.

Fría, aburrida, lenta... no me ha gustado ni un poquito.


jueves, 16 de octubre de 2014

Cuernos, Joe Hill



Del autor había leído El traje del muerto y En la hierba alta, este último escrito en colaboración con su padre, el famoso Stephen King.

Y por eso sabía que en sus novelas hay mucho de ultraterreno, fantasmas, demonios, posesiones y todo eso, pero con un suave baño de humor e ironía. Y eso hace que la lectura sea agradable y casi siempre con una media sonrisa en la boca.

En mi opinión, a Cuernos le sobran como doscientas páginas. Tengo que confesarte que disfruté muchísimo las primeras, era una mezcla de sorpresa, diversión y un pelín de morbo. Pero llega un momento en que se vuelve cansino, es como escuchar una y otra vez el mismo chiste. Como si alargara demasiado la receta que sabe que funciona. Porque consigue que te impliques con los personajes, que sientas curiosidad por saber cómo van a seguir adelante, cómo va a acabar todo, si bien o mal....

La historia es la siguiente: Ig despierta un día con cuernos en su frente. Cuernos de verdad. Piensa que es imposible tener cuernos, así que cree que lo que le pasa es que está enfermo (tal vez un tumor cerebral o algo así), y que es esa enfermedad la que le hace ver y sentir cosas inexistentes. Pero los cuernos son reales y causan una sorprendente reacción sobre los demás: hace que sean totalmente sinceros.

Ig es sospechoso y extraoficialmente culpable del asesinato de su novia de toda la vida, sucedido casi un año atrás. Aunque fue juzgado y declarado no culpable, todo el mundo piensa que sí mató a la muchacha. Y es gracias a los cuernos como se entera de lo ocurrido la noche en que Merrin murió.

Lo dicho, una primera parte divertida, interesante, que engancha, y una segunda parte en que la historia pierde fuerza, se hace repetitiva, cansina y hasta diría que decepcionante.


El paciente, Juan Gómez Jurado



Ya sabes que en mis  expediciones a otros blogs, me dedico a robar títulos tanto de películas como de novelas. Y esta vez, el buitreado fue el blog de Isi. Su entrada sobre este libro fue tan positiva que no me quedó más remedio que sucumbir a la tentación (eso y que me apetecía hacerlo, claro).

Y realmente tengo que felicitar a Isi por la forma de exponer la historia. Mis dedos sienten tentaciones de teclear lo que no deben :)

La hija de un prestigioso neurocirujano es secuestrada, la quieren utilizar como medida de presión para que su padre mate en el quirófano a un paciente muy especial. Lo primero que piensa el protagonista es en que no quiere matar a nadie, es médico para salvar vidas, no para acabar con ellas, pero esto dura apenas unos segundos, ya que la vida de su hija está en peligro.

El hecho de que la historia la cuente el propio protagonista, desde el corredor de la muerte, hace que estés preguntándote todo el tiempo qué habrá pasado, porqué acaba ahí, si realmente llegó a matar al paciente, si mató a otra persona o qué ocurrió.

Lo que más desazón me causó no fue la cuenta atrás para la operación y por tanto, para salvar a la niña, sino el hecho de que el neurocirujano no podía hacer absolutamente nada sin que los secuestradores se enteraran. Ni dormir, ni hablar, ni ducharse, ni nada. Control total sobre él.

Pues eso, que me gustaría contarte un par de cosas más, pero no puedo porque si te animas a leerla, te la estropearía.

La búsqueda 2, el diario secreto, 2007






Una película entretenida, de aventuras, otra búsqueda de un tesoro, en este caso, una ciudad de oro. Y también el intento de lavar el honor familiar. Muchas peripecias, ligeros toques de humor... una película de palomitas para entretenerse.

Eso sí, hay mucha exageración. El protagonista parece que tiene conocimientos infinitos justo sobre lo que tiene que hacer o saber. Se le ocurren los escondrijos secretos así, sin más. Sabe los hechos históricos referentes a lo que buscan, así, por las buenas.

En las escenas de acción también hay algo de exagerado, claro. Pero lo dicho, entretiene, que no es poco. Y arranca una sonrisa de cuando en cuando, que también es de agradecer.

La cueva, 2012









Para ser honesta, debo empezar diciendo que no la vi. Es decir, empecé a verla, me mareó un poco el movimiento de cámara, después vi que la historia era intragable, fui avanzando sin ver para saber si después mejoraba, pero no.

Un grupo de chicos y chicas se van en plan acampada, montan las tiendas en un lugar apartado del mundo y se meten en una cueva. Se pierden, pasa el tiempo y cada vez la cosa va peor, los ánimos se van caldeando y va saliendo la fiera que cada uno lleva dentro.

Para empezar, vemos todo lo que pasa a través de la cámara con que uno de ellos va grabando todo el viaje (desde el avión hasta casi el final). Eso quiere decir movimientos bruscos de cámara y sensación de estupidez suprema (ya sabes, la mayoría de la gente se pone a hacer el canelo cuando le apuntan con una cámara encendida). Después los personajes, no hay ninguno interesante en mi opinión, son unos jóvenes que sólo quieren beber y sexo y reírse por todo. Después las actuaciones, que me parecieron penosas en lo poco que vi.

Vamos, que no hay nada que me haya gustado y de ahí que no haya visto más que unos minutos.



Pesadillas, P.D. Martin



La novela llegó a mi pantalla de forma accidental. Pero como estaba ahí, me puse a curiosear y acabé leyéndola.

Asesino en serie, ciencias del comportamiento, perfiles de criminales y una chica australiana. Creo que con eso resumo básicamente la esencia de la historia. Bueno, hay que añadir el detalle de que la muchacha tiene sueños / visiones en las que parece introducirse en la mente del asesino, lo cual le ayuda bastante a la hora de hacer los perfiles (su especialidad), pero también le causa desazón el ver "en directo" lo que les ocurre a las víctimas sin poder hacer nada por impedirlo.

Está bien, en general. Lo malo es que la fastidia al final. No puedo entrar en detalles por no contar cosas que no debo, pero hay un personaje que físicamente no está en condiciones de hacer lo que hace al final de la historia. Además, lo que se supone que tiene que ser un giro sorprendente en la historia, lo que consigue al menos en mi caso, es que piense "¿ein? menuda estupidez", aparte de que es algo que casi no es posible, hay cosas que no se pueden ocultar y más cuando el FBI te investiga, digo yo.

Pues eso, que la cosa va bien, es interesante pero el final me resultó un poco decepcionante. No sé si la autora quería hacer algo sorprendente o si es que ella misma no sabía salir del jardín en que se había metido y salió lo que salió.


Matrix, 1999 y Matrix reloaded, 2003









La primera la había visto hacía ya bastante tiempo y me pareció un planteamiento original, interesante. Quizás un poco "de más" de escenas de acción, pero también con planos muy interesantes y esos detalles en los que no me fijo sin que me los indiquen (una es así de cegata a veces, así que se agradecen esas indicaciones).

La segunda parte me pareció excesiva. Muchas peleas, muy largas, más de lo mismo una y otra vez. Vale que los efectos de las peleas y lo de parar o esquivar balas está bien, pero no hace falta poner una escena de esas cada dos minutos, digo yo.

Visto lo visto, me parece que la tercera parte de la trilogía quedará en la lista de "eternos pendientes".  Por supuesto, no puedo recomendártela aunque supongo que habrá un montón de gente entusiasmada con las tres películas. La primera, es posible, por la historia. Pues eso.

lunes, 6 de octubre de 2014

Series fallidas


Esta entrada la dedico a dos series que yo denomino fallidas porque no consiguieron captar mi atención lo bastante como para ver mucho de ellas, de hecho sólo vi el primer episodio de cada una.

La primera es Ray Donovan.

Me llamó la atención el que el protagonista fuera el actor que encarna el papel de hermano de Lobezno en Lobezno inmortal. Leyendo la sinopsis de la serie, parecía interesante, así que me dispuse a verla.

Y la verdad es que me interesó. Ray Donovan es un hombre que se dedica a solucionar problemas. Sea aplacar a la prensa, deshacerse de un cadáver, vigilar a alguien, eliminar a un acosador... lo que sea. Eso sí, es completamente incapaz de resolver sus propios problemas familiares, que parece que se le van acumulando. El hecho de ser poco comunicativo tampoco es que le ayude mucho, sobre todo con su mujer.


Pero cuando acabó el primer episodio y me planteé la posibilidad de ver otro, sentí una especie de rechazo, como un regusto a incomodidad y la idea de seguir viendo una y otra vez lo mismo no me sedujo nada, así que lo dejé. Y como fue hace ya algunos días y no he tenido ganas de darle una segunda oportunidad ni de siquiera plantearlo, creo que mi decisión fue la acertada.


La otra serie es Imborrable.

La verdad es que el planteamiento era muy atractivo, mucho. Una mujer que recuerda todo, absolutamente todo, menos un hecho traumático de su infancia que intenta recordar por todos los medios, pero que se le escapa.

Le dices una fecha cualquiera y te dice todos los datos de ese día. Le pides que recuerde un detalle insignificante y ella rememora todo y lo busca entre sus recuerdos.






Sí, el protagonista masculino es el mismo actor que el del remake de El padrastro.

Primera cosa negativa (para mí), la chica se reencuentra con el que fue su pareja hace unos años, que es un policía recién trasladado a la ciudad. O sea, se avecina romance.

Segunda cosa negativa: si sustituyeras a los dos principales protagonistas por dos palos de escoba con pelucas y ropa, apenas notarías la diferencia. Expresividad nula. Actuaciones pésimas.

El actor lo conocía no sólo de El padrastro, sino también de Nip and tuck, la serie sobre dos cirujanos estéticos (él era uno de ellos). Y tiene exactamente la misma expresión en su cara sea matando a su familia, persiguiendo asesinos o preparando una operación de aumento de pecho.

La sensación es de desperdicio. Una idea interesante, que con buenos guionistas podía dar mucho de sí, tirada por la borda a causa de la frialdad que emana de los actores.

Pues eso, visto el primero, no quedaron ganas de ver más.

En la hierba alta, Stephen King y Joe Hill



Joe Hill es uno de los hijos de Stephen King. Se dedica también a escribir y con un notable éxito, por cierto. Mantuvo en secreto su parentesco porque quería triunfar por sí mismo, saber que lo que lograra era por merecerlo y no por ser "hijo de".

Yo había leído ya dos obras suyas: Fantasmas, que es una recopilación de relatos cortos (los relatos cortos no me entusiasman precisamente) y El traje del muerto, una novela que, aún siendo de fenómenos paranormales o como quieras llamarlos, me mantuvo con una sonrisa mucho tiempo.

No voy a comparar los estilos de ambos, son autores diferentes y no ha lugar a ello.

Así que me sumergí con bastante curiosidad en esta novelita de 72 cortas páginas, que cuenta la historia de un chico y su hermana embarazada que cruzan parte del país para ir a visitar a sus tíos, con la finalidad de que la muchacha dé a luz allí y entregue el bebé en adopción.

Pero por el camino escuchan una llamada de auxilio y se detienen a ver qué ocurre. Hay una zona con hierba muy alta (más de dos metros de altura), de la que sale la voz de un niño, diciendo que se ha perdido, que no sabe cómo salir de allí.

Y los hermanos, buena gente, se meten en la hierba con la intención de ayudar al pequeño. Y es cuando empieza lo malo... sólo que cuando se dan cuenta, ya es demasiado tarde.

Si quieres saber lo que ocurre en la hierba alta, tendrás que leerlo.

El misterio de Salem's Lot, Stephen King



Ya la había leído, por supuesto, pero me encontré con una versión en la que anunciaban cincuenta páginas de "escenas eliminadas". Así que la releí.

Pensaba que las partes cortadas estarían integradas en la novela, pero no es así. Cuando se llega al fin, hay dos relatos cortos que ya había leído (en uno de los varios recopilatorios que tiene el autor) y después las partes eliminadas. Personalmente me hubiera gustado que estuvieran "en su sitio", las habría disfrutado más.

Decir que esta historia trata de vampiros es simplificarlo todo. Yo la percibo más bien como la historia del pueblo, que con la llegada de esos dos extraños personajes, sufre una especie de convulsión y a través de las reacciones de los distintos personajes, vamos viendo cómo era la vida allí.

Y sí, hay vampiros. Y sí, a todo el mundo le cuesta entender en el pueblo que hay vampiros porque claro, los vampiros no existen, son personajes imaginarios. Igual que los hombres lobo. Igual que los muertos vivientes. Así que cuando los protagonistas principales de la trama aceptan que hay vampiros en el pueblo, se enfrentan no sólo a esos seres sino también a la incredulidad popular.

Supongo que esta es una de esas obras que hacen que la gente clasifique a King como un autor de novelas de terror. Como sea, en mi opinión, escribe bien, en el sentido de que capta tu atención, hace que empatices con las situaciones y los protagonistas y todo ello lo adereza con esos miedos ancestrales que todos hemos sentido alguna vez y algunos incluso los siguen sintiendo.

Se lee rápido. Y te la recomiendo. Eso sí, si aún no has leído nada de Stephen King, ten en cuenta que no toda su obra es de este estilo. Y que sus historias tienen tendencia a acabar o regular o mal.

El padrastro, 2009





Ante todo, decirte que no la recomiendo. Tampoco es que sea un horror, pero es de esas películas que nada más empezar "ya la has visto" porque sabes lo que ocurrirá, cómo y cuándo. Y la verdad es que habiendo tantas cosas para ver, es una lástima perder el tiempo viendo esta.

El típico asesino en serie que busca la familia perfecta, normalmente corteja a viudas o divorciadas con hijos. Tiene siempre una identidad falsa y cuando ve que la familia en la que ha entrado no está libre de defectos, se enfada y les mata.

Hasta que se encuentra a esta familia, claro. El hijo nota algo raro en el padrastro, nadie le hace caso, va fijándose en más detalles, poco a poco el resto de la gente también percibe algo extraño en él, hasta que el "pobre hombre" se ve casi obligado a matarles... o al menos a intentarlo.

Me enteré después de que es un remake (no fiel al cien por cien) de otra película de 1987. En cualquier otro momento, lo que haría sería buscar la versión original, verla y contártelo, pero como te he dicho antes, hay muchas otras cosas que ver antes que algo así. Al menos en mi opinión, claro.

miércoles, 1 de octubre de 2014

The legend of Lizzie Borden, 1975





Pues no contenta con ver Lizzie Borden took an ax, me puse también a ver esta otra. Básicamente es lo mismo, los puntos principales son totalmente coincidentes: quitarse la ropa para que no se le manche antes de hachear, lavar el hacha y colocarla en el sótano, quemar el vestido que llevaba ese día, la mala relación con su padre y su madrastra, el carácter avaro del padre... incluso coinciden en lo de comer las peras.

Las posturas en que quedaron los cuerpos, el número de hachazos a cada una, la separación de las hermanas tras el juicio...

Pues eso, que creía que habría otras facetas distintas y fue casi lo mismo. Cambiando ambientaciones y eso, pero lo que es la historia en sí, lo mismito.

Lizzie Borden took an ax, 2014








Y esta es la película que dio pie a la reseña de therwis y consiguiente búsqueda de sangre y vísceras por mi parte.

No conocía mucho la historia de Lizzie Borden. De hecho, lo poco que sabía era a través de novelas policíacas en las que se nombraba el caso de refilón o bien salía parte de la tonadilla infantil nacida a partir de los asesinatos.

Sí, las tonadillas infantiles inglesas y americanas son bastante cruentas, todo sea dicho.

Bueno, el caso es que por alguna extraña razón tenía en mente que Lizzie era una niña cuando supuestamente mató a su padre y su madrastra, así que la primera sorpresa de la película fue ver que la protagonista estaba ya en los treinta y algo años. Y a pesar de que se muestra al padre como un hombre avaro, medio dominado por su segunda mujer y que vivía y hacía vivir a la familia en condiciones bastante incómodas, el personaje que realmente te cae mal (o al menos eso me pasó a mí), es Lizzie.

Parece la típica niña que monta berrinches cuando no consigue lo que quiere. Y aquí además se une el hecho de que no sólo no consigue lo que quiere sino que ve cómo su madrastra sí lo hace. Compra fiado sin permiso, roba chucherías y pequeñas cantidades de dinero (o no tantas si cree que se puede escapar fácilmente)... Hasta que un día decide matar a su madrastra y su padre, antes de que él siga dando dinero a la familia de su segunda mujer o que le siga comprando a ella más cosas.

En el juicio fue declarada no culpable. Pero todos creyeron y siguen creyendo que era culpable. Nadie entró en la casa esa mañana. Se le vio quemar el vestido que llevaba el día de los asesinatos. La mala relación con los muertos era bastante conocida. Ya tenía una cierta fama de problemática...

Vamos, que lo tenía todo en contra. Pero el veredicto fue no culpable.

Christina Ricci consigue reflejar muy bien el carácter retorcido de Lizzie y a veces pone unas caras de psicópata muy logradas.

Pues eso, si te interesa el tema, ahí la tienes para verla.

El cebo, 1958





Leí una entrada del blog de therwis (Los calcetines no tienen glamour). Versaba sobre Lizzie Borden, así que por supuesto se reactivó mi morbosa curiosidad sobre asesinos y asesinatos en serie. Vale, lo sé, ella no fue una asesina en serie, teóricamente sólo mató a dos personas en un lapso de dos horas de tiempo. Y digo teóricamente porque todavía no ha quedado muy claro lo sucedido, aunque por lo que pude ver, todo el mundo da por sentado que fue ella quien lo hizo.

El caso es que llegué a una de esas listas de "Las chorrocientas películas sobre XXXX". En este caso, XXXX era asesinos en serie. Muchas las había visto. Otras no me parecieron atractivas. Y me quedé con dos de la lista: esta y una de Ted Bundy. Para mi decepción, la de Ted Bundy la había visto hace varios años, así que también la descarté.

El cebo trata precisamente de eso: un comisario de policía que utiliza a una niña como cebo para intentar atrapar a un asesino de niñas, a las que conquista con juegos y chocolate y acaba matando con una navaja de afeitar.

Cosas curiosas: se nota la época en que fue rodada, con todos los hombres trajeados y con camisas y chaquetas, repeinados y por supuesto, fumando. Un más que temor reverencial hacia las fuerzas del orden, algunos de cuyos componentes parecen tener la cabeza más bien cuadrada y ser de ideas muy cerradas.

Otra cosa curiosa es el comportamiento de los personajes. Quiero decir, un desconocido se te acerca y te dice que si quieres trabajar en su casa (que está apartada del pueblo) como ama de llaves y llevarte también a tu hija... y tú vas y dices que sí, dejas el empleo que tienes y te vas con el desconocido, a vivir con él en su casa, como si nada.

No puedo contarte mucho más sin desvelar lo que pasa en la historia.

Después de haber visto unos cuantos episodios de Mentes criminales y de Hannibal, es curioso ver cómo el protagonista busca la opinión de un especialista para saber más cosas del asesino, en base a las víctimas, el arma y todo lo demás. Es una época en la que lo último en que se pensaba era en hacer un posible perfil del asesino, se iba más a las pruebas tangibles y que se podían rastrear directamente.

Pues eso, se notan los años y la época, pero muestra una parte un tanto tediosa del trabajo de investigación de la policía.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Un rostro en la multitud, Stephen King



Un relato corto de King. Muy en su línea y uniendo el béisbol con la narración (le gusta mucho ese deporte).

Y, como siempre, lo que cuenta es algo sencillo en principio. Un hombre, viudo, jubilado, ve partidos de béisbol. Una noche cree reconocer en uno de los asientos del público, a un hombre que conoció en su niñez y que teóricamente debería estar muerto. Lo toma como una casualidad, en plan "vale, no podía ser él, sería alguien que se le parecía". Pero el runrún sigue en su cabeza e investiga sobre ese hombre, averiguando que, efectivamente, había muerto hacía ya bastantes años.

Lo deja de lado, tal como solemos hacer todos cuando nos topamos con algo que es racionalmente imposible, y se justifica con lo dicho, alguien que se le parecía.

Pero la noche siguiente vuelve a ver a alguien que también ha muerto. Y así hasta que llega a ver algo realmente sorprendente....

Y si quieres saber qué es, léete las 48 páginas del relato :)

La hija del veterinario, Barbara Comyns



Me llamó la atención el título y curioseé al respecto. En un blog literario ponían la historia por las nubes, como si fuera una pequeña joya. Así que me lancé a leer.

Es corta, se lee de una tanda si tienes un poco de tiempo. Y la verdad es que mi gusto dista mucho del de la autora del blog en que leí la crítica tan positiva.

Tanto la historia como los personajes y sus reacciones son muy poco creíbles. Es un absurdo tras otro, en mi opinión.

Una muchacha, Alice, que se queda huérfana de madre. Su padre, veterinario, se nos muestra casi como un monstruo que no las quiere y que en cuanto fallece su mujer lleva otra a casa, una camarera de taberna con aires de gran dama.

Alice tiene una peculiaridad que la hace diferente al resto de la gente, pero que ella mantiene oculta porque no quiere ser diferente. Y al final será causa de sus desventuras.

La chica no sé si es que es muy inocente o muy tonta. O ambas. No despertó para nada mi interés. No sufrí ni me alegré ni sentí curiosidad por saber qué le podía pasar.

Me pareció anodina, tonta y sin sentido, la verdad.

X Men orígenes: Lobezno, 2009









Hacía tiempo que habíamos visto las películas de X Men y personalmente tenía ganas de volver a verlas, me apetecía básicamente porque quería algo entretenido y que fuera "seguro" después de los fiascos que vi.

No voy a hacer la reseña de las tres primeras películas de la saga, porque ya están en el blog. Pero sí de Lobezno, que además no había visto.

Me gustó, porque tiene un cierto regusto a las películas de acción que me gustan, con toques de humor a veces un poco ácido. Porque no hay tortas "porque sí". Porque tiene lo justo de todo, incluído romanticismo o intriga.

Hay una cosa que me intriga. A Logan (Lobezno), le implantan el adamantium para que sus garras sean prácticamente indestructibles. Con ellas corta todo tipo de material como si fuera mantequilla. Pero lo curioso es que las utiliza también para trepar y lo que me llama la atención es que las garras no corten (hacia abajo) el material en que están clavadas cuando Lobezno hace presión para impulsarse.

También me intriga saber qué fue del hermano. Supongo que en posteriores películas lo contarán.

Pues eso, como el resto de la saga, entretenida.

Espejo mortal, Dean R. Koontz



Una novela que aún no había leído del autor. Y curiosamente, en su desarrollo se hace alguna referencia a Los invasores de cuerpos y además hay un personaje que es seguidor de Star Trek.

Guiños aparte, la historia es curiosa. Un hombre que no recuerda quién es ni porqué está donde está, de repente siente la necesidad compulsiva de dirigirse a un sitio determinado, situado a un par de miles de kilómetros, en el otro extremo de Estados Unidos.

Cuando llega a su destino, se encuentra con su vida, su familia, su casa, el sitio al que pertenece. Solo que en esa casa hay un hombre exactamente igual a él, que siente que ha usurpado su lugar en la vida y se ha apoderado de su mujer y sus hijas.

Se enfrentan y a partir de ahí las cosas se van complicando para todos, llegando a un extremo en el que parece no haber salida para ninguno de los protagonistas.

La única pega que le encontraría sería la perfección de los personajes. Son buenos, inteligentes, dulces, simpáticos, pacientes y maravillosos. Si yo estoy agobiada, sin dormir, me persiguen varias personas con el fin de matarme, la gente a la que quiero va cayendo como moscas sin saber el motivo y voy con dos niñas pequeñas, sinceramente no tengo ánimos para ser superestupendadelamuerte y rodearme de un halo de perfección.

Todos se quieren, se comprenden y se apoyan y no hay ningún problema. A las niñas nunca les han reñido ni gritado ni nada porque ellas no lo necesitan, les basta con saber que han defraudado a sus padres para sentirse mal. Anda ya.

Pues salvo ese detalle tan perfecto, la historia es interesante y te mantiene en vilo sin saber qué va a pasar o a quién le va a pasar. Como casi todas las del autor, vamos.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Juego de tronos, George R.R. Martin



Juego de tronos por todas partes (la serie, digo). El no va más fue cuando consultando un blog de cocina, en plena entrada leo también una referencia a esa serie. Así que, como soy como soy, me puse a verla. Lo intenté varias veces, pero lo único que veía era gente muerta y prostitutas. Pero bueno, lo de la serie queda para otra entrada.

He acabado de leer el primer volumen de Juego de tronos. Y me gustó. Lo curioso es que al menos en este primer tomo, la historia es muy similar a la serie. Mi personaje favorito sigue siendo el mismo. No lo digo por si lo matan.

Ya sabes que personaje que me gusta, personaje que se cargan o que desaparece, sea la serie o la novela que sea. ¡Si hasta hicieron que muriera Hércules Poirot! Pues eso, que esta vez no diré quién es mi favorito o favorita, por si acaso. Porque además en esta novela nadie está a salvo, caen todos como moscas, sean buenos, malos  o regulares.

De buscar alguna lección en la historia que cuenta, sería que el honor, la sinceridad y la inocencia te llevan o bien a la muerte o a las mazmorras. La perversidad, la deslealtad y la mentira encumbran a la gente. Puede que más adelante, cuando siga leyendo, las tornas cambien, pero los buenos muertos seguirán muertos y los malos están teniendo su dosis de victoria.

Supongo que es difícil que no te guste, por la sencilla razón de que cada capítulo está narrado desde el punto de vista de un personaje diferente, y hay unos cuantos. La historia se va trenzando entre todas esas vivencias y todos esos pensamientos que en algunos casos se entrecruzan. Pero tienes la perspectiva de niños que no son conscientes de lo que ocurre, de una muchacha que pasa de ser una inocente niña dulce a ser una líder, de una mujer buena que sólo una vez se ha dejado llevar por su orgullo y eso hace que se precipiten los acontecimientos, de otra niña, una romántica que piensa que la vida es como los cuentos y las canciones de los trovadores, un adolescente que se cree dueño de las vidas de todo el mundo, un enano que sólo tiene su ingenio como arma frente al mundo, un bastardo que se siente dividido entre dos lealtades...  y muchos más.

Hay muertos vivientes, gigantes, magia, torneos, venenos, dioses, árboles mágicos (me encanta lo de los árboles), espadas con nombres, paisajes floridos, desérticos, nevados, dragones, lobos gigantescos, cuervos blancos, niños mágicos....

Es todo un mundo, tal como hicieron Tolkien y Pratchett. Un mundo con su geografía, sus idiomas, sus costumbres, sus creencias...  Y donde nadie está a salvo.

Espero que las siguientes novelas sean igual de entretenidas y sorprendentes que la primera. Ya te iré contando.

Winter is coming.


Películas de los invasores de cuerpos


Después de leer el comentario que Margari dejó en la entrada de la novela, me puse a buscar las adaptaciones. Y me encontré las tres.

1- La invasión de los ladrones de cuerpos, 1956



De las tres, es la que mejor ha adaptado la novela. Donde hay más cambios es en el final, que en la película queda un tanto abierto, pero bueno...

Me incomodaba la vestimenta femenina. Vestidos muy muy ceñidos a la cintura y al torso, de forma que verlas me daba la sensación de ahogo a mí. Tacones que me hacía pensar que salir corriendo era una opción imposible (pero en la película corre que se las pela la protagonista, ya sea por asfalto, tierra o maderas sueltas). Los hombres encorbatados y rígidos, muy serios y echándose encima más responsabilidad de la que les corresponde.

Me pareció aceptable, la verdad, salvo por esos incómodos detalles.



2- La invasión de los ultracuerpos, 1978



Lo único bueno que puedo decir de esta es que aparecen en el reparto Leonard Nimoy (mi querido y admirado Spock, Donald Sutherland y Jeff Goldblum recién salido del colegio.

Salvo lo de la planta extraterrestre que sustituye a las personas adaptando su forma, tamaño y demás, el resto de la historia no tiene nada que ver ni en su desarrollo ni en su final a la novela original.

Los personajes se me hicieron raros, tanto en sus reacciones como en sus personalidades. Nada atractivos (y no me refiero al físico). No me gustó. A pesar de Spock.



3- Invasión, 2007



No debería hacer reseña de esta, porque realmente no la vi. Llegó un momento en que tuve que elegir: dejas de verla o arriesgarme a una úlcera de estómago. Ganó la cordura. A mí lo de mujer, madre, amiga, profesional y amante perfecta se me atraganta bastante. Y si además es capaz de enfrentarse y conseguir vacunas para parar el avance de las suplantaciones extraterrestres, pues peor me lo pones.

Y todo eso sin despeinarse, ensuciarse ni nada, eh? Que empotra un coche en otro, queda bloqueado por dos o tres más, se le abalanzan encima varias docenas de personas afectadas y sale del apuro como si nada, sin decir un mísero taco ni perder los estribos.

Caray, si hasta prepara el desayuno con tacones como de ocho centímetros... y además está emparejada con James Bond (eso no se lo envidio nada de nada, todo sea dicho).



Pues eso, que la primera es la única salvable de las tres. En mi opinión, claro.

Larga vida y prosperidad.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Rabia, Stephen King



Hubo un tiempo en el que era ver un título aún no leído de Stephen King (salvo la saga de La torre oscura, que no sé porqué no me llama nada), y lanzarme a leerlo sin pensar.

Pero ahora no es así. Ahora me ocurre eso y simplemente añado el título a la lista de lecturas pendientes, sin más.

Así que hacía tiempo que tenía esta novela para leer. Es cortita, tengo la impresión de que en su origen formaba parte de un libro tipo Las cuatro estaciones o Las dos después de medianoche, es decir, de un conjunto de dos o tres relatos demasiado largos para estar en una recopilación de relatos cortos y no lo bastante largos para justificar, en su momento, la edición en solitario.

Pero vamos a lo que vamos.

Es una de esas novelas de las que me gustan de King. De esas en las que no hay monstruos ni cosas raras, sino emociones y respuestas humanas. Las cosas que llevamos dentro y que muchas veces ni lo sabemos, porque salen en circunstancias muy extremas.

El argumento es relativamente sencillo: un adolescente que un día coge un arma y en el instituto dispara y mata a dos adultos, tomando como rehenes al resto de la clase durante unas horas.

Lo fascinante es cómo va cambiando la atmósfera del aula conforme pasa el tiempo y conforme van hablando los que están en ella. Lo que da miedo no es el arma, las balas o la violencia previa, lo que realmente "asusta" es cómo podemos cambiar en según qué circunstancias, las cosas que podemos llegar a hacer, los secretos que guardamos, las actitudes que tenemos....

No tiene nada que ver, pero me recuerda un poco a La larga marcha precisamente en eso, en el desarrollo de la situación y en el cambio de actitud de los personajes.

Te la recomiendo. No es de sustos ni de bichos ni nada así.

Adivina quién, 2005


Lo sé, es culpa mía y era consciente de lo que iba a pasar.

Porque claro, una tiene el recuerdo de esta película:






Con esos intérpretes, con ese guión y con ese todo.

Y sabe que lo que se va a encontrar es esta otra:



con chistes tontos, tópicos, exageraciones y boberías varias.

Y claro, no hay color (nunca mejor dicho). La primera es, en mi opinión, un clásico, una película divertida con sus cosas un poco trasnochadas, claro, el tiempo no pasa en balde, pero  simpática.

La segunda es una comedia de tantas, es algo así como un episodio de una comedia tipo Cosas de casa, pero llevada a cine. Ese tipo de humor y de situaciones. Y punto.

Así que las comparaciones son odiosas (lo sé, lo sé, me he pasado toda la entrada comparando) y si la ves, pues no tengas en cuenta la original.

Los invasores de cuerpos, Jack Finney



No vi la película, aunque lo de las vainas gigantes de las que salen dobles de los habitantes de un pueblo es todo un clásico. Así que cuando me topé casi por casualidad con la novela, no pude resistir la tentación.

El personaje principal es el médico de un pequeño pueblo, que empieza a tener consultas de gente que dicen "mi padre no es mi padre" o "mi madre no es mi madre" o "mi marido no es mi marido", que tienen el mismo aspecto, los mismos recuerdos, las mismas costumbres, todo igual, pero... les encuentran algo raro, algo que les hace sentir que no son quienes eran.

Y así nuestro intrépido doctor, acompañado de la ex novia de juventud (aunque el doctor no llega a la treintena, todo sea dicho), descubre lo de las vainas y los cuerpos que sustituyen a los originales. Vainas que caen del espacio y que no sólo mimetizan a las personas sino también a los animales y las cosas.

Es interesante, pero se le nota la época en que fue escrita. El doctor que debe avergonzarse por no saber determinadas cosas que realmente no le competen, la actitud de los personajes, es todo muy "antiguo". No obstante, es una lectura entretenida y tiene sus momentos de suspense. Y se lee rápido, así que si no te gusta demasiado tampoco es que hayas perdido mucho tiempo.

Ahora tengo ganas de ver la película :)

La mujer invisible, 2013





Tengo pendiente el leer más clásicos de la literatura tanto española como extranjera. Por ejemplo, Los episodios nacionales de Galdós, que me atraen mucho desde que leí las reseñas de Isi. O los clásicos rusos, más conocidos como "los tochos". O los clásicos ingleses, como Shakespeare (he leído algunos sonetos nada más y fragmentos de algunas otras obras, pero nada entero) o Dickens.

Así que cuando leí la sinopsis de La mujer invisible, me dije "vaya, una película de faldas largas y además que trata de Dickens". Sonaba atractivo. Pues no lo es.

La película es leeeeeeeeeeeeeenta. La película es aburrííííííída. Dickens es un hombre sin mucho sentido común, inmaduro, con su vida centrada en escribir, representar, recitar y recibir aclamaciones populares. No sé si sería así en realidad, pero me parece una persona muy poco atractiva, la verdad. Y cruel, además. Esa crueldad que tienen las personas que quieren algo y lo toman, sin importar los "daños colaterales" que causen.

Largos paseos por unas playas inmensas que me recordaban el campo de fútbol de Oliver y Benji, interminable. Largos paseos por la campiña inglesa. Largas escenas con el personaje de Dickens dándose autobombo.

No me gustó nada de nada. A pesar de las faldas largas. A pesar de Dickens (o más bien a causa de).

No me pareció creíble la historia de supuesto amor entre Dickens y la joven actriz con la que se supone que tuvo un romance que duró como trece años o cosa así.

Pues nada, sigue la mala racha, no te la recomiendo.

No soy un serial killer, Dan Wells



¿Cómo resistirme a un título como ese? Bueno, la verdad es que si antes de haberlo leído, supiera que era la primera parte de una trilogía, tal vez me lo hubiera pensado un poco más. Pero lo hecho, hecho está y ahora me quedan otras dos partes que leer.

Además, empieza de una forma muy pero que muy atrayente para mi morbosa mentalidad lectora: un adolescente que ayuda a su madre y a su tía en la funeraria, a embalsamar y preparar cadáveres.

Luego está el pequeño detalle de que el muchacho es un sociópata, incapaz de sentir como los demás. El lo explica diciendo que es como si estuviera sordo a las emociones humanas. Aprende los gestos que se supone que son los adecuados en cada ocasión, ensaya sus sonrisas y sus expresiones faciales y trata de mantener a sus demonios ocultos lejos de su vida, a través de una serie de normas que cumple a rajatabla.

Pero en su ciudad empiezan a aparecer cadáveres, en principio obra de un asesino en serie. A John, el protagonista, le fascinan los asesinos en serie, entre otras cosas porque él sabe que si se deja llevar por lo que desea, sería uno de ellos.

La novela tiene dos tramas, entrelazadas entre sí: por un lado, la lucha de John por no hacer daño a nadie y mantenerse dentro de una aparente normalidad. Por otro lado, está el tema de los asesinatos, que alcanza a John de lleno y que le hará mucho más difícil el mantener las normas que cumple tan estrictamente.

Lo malo de la historia es el que haya el toque sobrenatural. La habría disfrutado muchísimo más si todos fueran humanos, la verdad. Cuando me di cuenta de que "demonio" no quería decir un hombre cruel y desalmado sino que era literalmente un demonio, pues me llevé un cierto chasco.

Me gustó lo bastante para leer al menos la segunda parte, pero no tanto como para lanzarme sobre ella y ver cómo sigue la historia de John.

Conste, puedes leer sólo la primera, no quedan cabos sueltos por así decirlo, todo se soluciona y resuelve.

Pues eso, salvo ese pequeño gran detalle, me gustó bastante.

Adam, 2009








Esta película tenía dos atractivos para mí: el primero, que trataba la historia de un hombre con síndrome de Asperger y el segundo, que el actor protagonista es Hugh Dancy (de Hannibal) y tenía curiosidad por verle interpretar otro papel que no fuera el de Will Graham.

La sensación es agridulce. Es una visión más o menos realista de lo que es el Asperger y del esfuerzo que tiene que hacer una persona que lo tenga. La literalidad, la obsesión por determinadas cosas, el destacar en un área determinada, la dificultad en las relaciones sociales... todo eso está reflejado y Dancy logra en mi opinión una actuación creíble.

Por otra parte, no sucede lo que a priori se espera que pase: chico conoce a chica y tras una serie de catastróficas desdichas acaban juntos. No. Chica conoce a chico, lo encuentra un poco raro, después se da cuenta de lo que le pasa, se interesa por él, cree en un futuro juntos y se da cuenta de que las cosas en la vida no son como en los cuentos de hadas.

Es triste y no lo es, al mismo tiempo. Te diría que no la vieras, no porque no me haya gustado, sino por el poso de melancolía que deja. O tal vez a ti no te pase, pero es lo que me sucedió.

Si tienes curiosidad por el Asperger, esta película junto con la de Mozart y la ballena, son un par de buenas opciones.

True detective, serie


El antes:



El después:







Hace algún tiempo leí sobre esta serie, la ponían por las nubes, así que la conseguí y me puse a verla. En el primer episodio vi que se trataba de un asesinato un tanto especial y que había dos líneas de tiempo: el momento en que se descubre el cadáver de una mujer en circunstancias determinadas y el interrogatorio a los dos protagonistas (por separado), unos diecisiete años más tarde.

Me pareció interesante, original y bastante liosa. Así que dejé de ver el primer episodio antes de que acabara y pensé en ver la serie al mismo tiempo que alguien a quien creí que le gustaría.

Pasó el tiempo, me deshice de la serie sin verla y semanas más tarde me encuentro con alguien que está totalmente sorprendido por lo que ocurre en el cuarto episodio, que es una pasada y tal y cual. Y que además ha estado viendo por las webs y parece que esa sensación de sorpresa fascinante es algo digamos colectivo.

Así que me dispuse a verla, porque me intrigaba lo del cuarto episodio. Y cuando iba más o menos por la mitad del segundo, me di cuenta de que esa serie, a pesar de que la mayoría de la gente la pone por las nubes, no me iba a gustar. Los personajes me caían fatal, la trama me parecía un rollo macabeo, me daba igual lo que les pasara a todos... Y aún así, quise ver el famoso cuarto episodio. Y resulta que lo fascinante es un plano secuencia de seis minutos y pico, que muestra el asalto a una casa, tiros, persecución y demás (temas que a mí personalmente no me resultan atractivos). Pues vale, no digo que no sea un gran logro, que tenga mucho mérito y que sea algo fascinante a nivel técnico y de interpretación. Pero la serie me seguía (y me sigue) pareciendo un horror.

Así que ya ves, voy contracorriente. Yo no te la recomiendo en absoluto. Todo lioso, todo desagradable, nada de empatía...

viernes, 5 de septiembre de 2014

Criaturas celestiales, 1994





Yo creía que la historia iba sobre la amistad de dos chicas. Pero realmente es la historia de un asesinato.

Dos niñas muy diferentes, adolescentes de 14 y 15 años, una es hija de un prestigioso catedrático y otra vive con sus padres en la pensión que regentan. Se hacen amigas y empiezan a escribir una novela en la que plasman sus fantasías. Un reino de caballeros, castillos y damas, en el que se introducen a veces, encarnando cada una un personaje.

Cada vez intiman más, se hacen más inseparables, hasta el punto de que el padre de una de ellas, Juliet, decide tomar cartas en el asunto, temeroso de que haya una relación homosexual entre las dos. Pero no hay forma de separarlas ni de "curar" lo que les pasa. Tienen planes de futuro, publicar su novela en Nueva York, viajar a California para ser actrices...

Pero la mala salud de Juliet hace que sus padres decidan enviarla a Sudáfrica con una tía. Pauline quiere ir con ella pero sus padres no lo permiten, así que ambas deciden matar a la madre de Pauline, pensando que así no habría problemas para estar juntas.

Está basada en hechos reales. Las dos jóvenes se libraron de la pena de muerte debido a su corta edad. Estuvieron en prisión durante cinco años, tras los cuales fueron liberadas, con la condición, entre otras, de no volver a tener contacto una con otra nunca más.

Cambiaron sus nombres y siguieron con sus vidas. Y he aquí la sorpresa que me he llevado. Juliet, la niña enfermiza, es Anne Perry, la famosa escritora.

La película en sí.... a ver, no digo que sea mala, que no lo es. Pero la recreación del mundo de fantasía de las dos, con personajes de la novela, situaciones extravagantes... hacen un poco cuesta arriba el verla y el seguir el argumento. Así que tú decides...

Sin límites, 2011








Estos días se ha estrenado la película Lucy, cuyo argumento, si no me equivoco, se basa en aumentar el uso del cerebro humano. Eso de que sólo se utiliza el 10% y ella llega a utilizarlo por completo.

Pues bien, esta película es algo por el estilo.

El protagonista es un escritor con pinta de "sin techo", incapaz de escribir una sola línea a pesar de haber firmado un contrato por un libro y haber recibido un adelanto. La novia le deja. Su piso es un desastre y va retrasado con el alquiler...

Cuando piensa que ha tocado fondo (sin haber hecho nada para salir de su situación), se encuentra casualmente con su ex-cuñado, que es traficante de drogas. Se van a tomar algo y el protagonista le cuenta que está en blanco con el libro. El ex-cuñado le da una pastillita transparente y le dice que eso le ayudará.

La toma y todo se vuelve mucho más claro para él. Todo lo que ha visto, leído, escuchado, vivido, etc, está al alcance de su mente. Cualquier cosa, aunque sólo la haya visto de refilón, acude a su mente. Escribe gran parte del libro del tirón, inmerso en el subidón de su nueva capacidad.

A su editora le encanta lo que ha escrito y quiere que complete la novela. Pero los efectos han pasado. Así que quiere conseguir más pastillas, va a visitar a su ex cuñado y pasa algo (no spoilers). Total, que se  hace con una bolsa de pastillas y empieza a tomarlas sin ton ni son, incluso llega a aumentar las dosis para rendir más ya que no se conforma con escribir, sino que se mete en el mundo de las finanzas para lograr éxito y dinero.

Pero las pastillas tienen efectos secundarios. Y se entera demasiado tarde. Aunque por otra parte, seguramente aunque supiera lo que podía pasar, seguiría tomándolas.

Y no voy a contar más.  Si quieres saber, échale un vistazo. Está entretenida. Pero poco más, ¿eh?