domingo, 5 de mayo de 2013

Más allá de la muerte

Más allá de la muerte (After life) 2009



Dirigida por Agnieszka Wojtowicz-Vosloo  (si te atreves léelo en voz alta, anda, anda) y protagonizada por Liam Neeson, Christina Ricci y Justin Lang

La presencia de Liam Neeson en una película es un incentivo para verla, al menos para mí. Y la verdad es que esta película es bastante simpática.

Hay una serie que se titula Entre fantasmas, que intenté ver una vez pero que se me atragantó. La protagonista es una muchacha dulce, encantadora y maravillosa que ve muertos, intenta ayudarles para que "crucen al otro lado", todo ello sin despeinarse ni perder la sonrisa. Me parece tan pegajosa.... ella es tan perfecta.... su marido es tan comprensivo.... puagh!!

Bueno, pues en esta película pasa algo parecido. Eliot, el personaje que encarna Liam Neeson, es el director y trabajador de una funeraria, que tiene el don de escuchar a los muertos y que trata de hacerles el paso de vida a muerte definitiva, de la mejor forma posible. Pero al contrario de lo que sucede en la serie antes citada, Eliot está un poco harto de esta situación. Le agota que siempre le hagan las mismas preguntas, que siempre peleen contra su nuevo estado de las mismas formas, que le parezcan culpar a él por sus muertes, etc.

Todo esto lo vemos en el proceso de muerte de Anna (Christina Ricci), que tras una discusión de lo más tonta con su novio, tiene un accidente de coche y se muere. Por mucho que Eliot le enseña el certificado de defunción, por mucho que no note dolor alguno al clavarle las agujas y hacerle los cortes y arreglos necesarios, se niega a aceptar que está muerta. Por lo menos hasta que se mira al espejo y se pregunta por qué parece un cadáver (personalmente creo que no hace falta mucho para que Christina Ricci parezca un cadáver, con ponerle la piel un poco más blancucha, es suficiente, lo mismo pasaría si la protagonista fuera Elena Bonham-Carter). A medida que va pasando el tiempo, Anna acepta su situación y el futuro que le espera. Echa la vista atrás y se da cuenta de los errores cometidos a lo largo de su vida. Queda en paz consigo misma y se dispone a ser una muerta ejemplar.

La pega es que su novio no cree que ella esté muerta, ni siquiera tras el funeral. Se empeña en decirle a todo el mundo, desde a amigos, policía, el mismo enterrador... que Anna está muerta. Y cuando ella se entera, la verdad es que no sirve precisamente para apaciguarla.

No es un peliculón, pero está bien para pasar el rato. Y es mucho más realista (entre comillas) que la serie de Entre fantasmas. Quiero decir, el pobre hombre quiere que le dejen hacer su trabajo en paz. Y está hasta la coronilla, después de tantos años, que sea siempre más de lo mismo. No como la niña de la serie, que sólo falta que lleve una cestita con pétalos de flores y los vaya soltando mientras canturrea. La actitud de Anna también es normal, si ella piensa, siente, habla, respira, cree que está viva, por muy muerta que esté.

Me ha llamado la atención que se la califica como película de terror, y no hay nada de eso. Creo que es una película que muestra otra faceta de esas pesonas que se comunican con los muertos. Pero no hay monstruos ni asesinos ni un Freddie Kruger ni nada por el estilo.

2 comentarios:

Margari dijo...

No me sonaba esta peli. Y no pinta mal. Tendré que buscarla.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Di con ella por casualidad. Me llamó la atención que la clasificaran como de terror, cuando no lo es para nada.

Espero que te guste cuando la veas.

Biquiños!