miércoles, 8 de mayo de 2013

La gran mentira

La gran mentira (The great lie), 1940



Dirigida por Edmund Goulding y protagonizada por Bette Davis, George Brent y Mary Astor.

Otra película más de mi particular ciclo de Bette Davis. Y otra en la que comparte protagonismo con George Brent. En mi opinión no está al nivel de las otras, no por el trabajo de los protagonistas sino por la historia. Me parece muy inconsistente.

A ver, Pete y Sandra se han casado. Eso hace que Maggie se hunda en una depresión ya que siempre ha estado enamorada de él. Pero se descubre que ellos no están realmente casados, ya que el divorcio del anterior matrimonio de Sandra no era efectivo en la fecha de su posterior boda. Así que él fija una nueva fecha para el matrimonio, pero coincide con un concierto de piano de ella (es una gran pianista). El le dice que o se casan ese día o ninguno. Ella dice que dará el concierto y que se pueden casar cualquier otro día.

Así que él se va con Maggie y se casa con ella pocos días después. No tiene sentido, se supone que Pete quería a Sandra y deseaba casarse con ella. Y que no quería a Maggie, ya que sabía perfectamente que ella estaba coladita por él. Maggie además consiente en casarse con él sólo porque Sandra no quiso hacerlo ese día. ¿Entiendes que te diga que no tiene sentido?.

Pete es aviador y a los pocos días de casarse, le encargan una misión. Y va y desaparece en la selva brasileña, se supone que ha muerto. Maggie queda hecha polvo, Sandra también pero ella tiene el consuelo de haberse quedado embarazada durante su "no matrimonio". Así que Maggie le calienta la cabeza hasta convencerla de tener el niño y después dárselo a ella, para que a los ojos de todo el mundo, el bebé sea hijo de Maggie y Pete.

Así ocurre y poco después del parto, aparece Pete. Y aquí otra incongruencia. Sandra desea recuperar el amor de Pete y se presenta en su casa. Maggie le cuenta a Pete la verdad sobre el bebé... y Pete se queda tan ancho!!!! Como si nada. Es más, dice que pueden tener más hijos propios y que si Sandra quiere, se lleve al bebé. Pues menudo padre.

Es tan irreal.... Sí, no te rías, ya sé que estoy hablando de una película y que ya es algo irreal de por sí. Pero entiéndeme, hay irrealidades e irrealidades. Y esta es una.

Pues eso, que el guión no me gustó nada. Y que el protagonista se ponga a pilotar una avioneta con un traje tres piezas y salga de él sin una sola arruga, no me lo creo. Y que un bebé de tres meses tenga el tamaño del que sale en la película, tampoco, sobre todo viendo lo escuchimizadas que son "sus madres".


4 comentarios:

Margari dijo...

Pues ésta me parece no haberla visto, pero con ese argumento tan lioso y poco consistente... Me parece que esta vez la voy a dejar pasar.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Tal como digo en la entrada, no tiene mucho sentido la forma de plantear los temas ni las reacciones de los personajes. No te pierdes gran cosa si no la ves.

Biquiños

Manderly dijo...

No está a la altura de otras grandes películas de la Davis. Pasable. Sólo para fans.
Saludos.

osheaa dijo...

Totalmente de acuerdo, Manderly

Gracias por la visita :)