domingo, 5 de mayo de 2013

Jezabel

Jezabel (Jezebel) 1938



Dirigida por William Wyler y protagonizada por Bette Davis, Henry Fonda y George Brent.

Jezabel nos cuenta la historia de una muchacha sureña, Julie, comprometida con un joven banquero al que ama apasionadamente pero que no se deja manipular por ella. Porque a Julie le gusta salirse con la suya, sin tener en cuenta las normas sociales, se rige únicamente por su voluntad, nada más ni nada menos.

Como castigo para su prometido, Julie se niega a llevar a un baile el vestido apropiado y elige uno que digámoslo finamente, nunca se pondría una mujer de buena familia, tanto por la hechura como por el color (no, no es el vestido de la imagen, ese es el que debería haber llevado). Ante esa pataleta, su prometido ve que ella es una niña consentida y rompe la relación, marchándose de la ciudad.

Julie se encierra en casa desde entonces, sin querer ver a nadie hasta que un año más tarde llega la noticia de la vuelta de Pres, su ex prometido. Ella, muy segura de sí misma, cree que va a conseguir reconquistarlo, por lo que su asombro es mayor cuando él le dice que se ha casado y le presenta a su mujer, una muchacha del norte. Julie reacciona mal, como antaño, azuzando a sus invitados contra Pres y su esposa. Consigue que tras un duelo muera uno de sus mejores amigos y se gana la repulsa de toda su familia. La propagación de la fiebre amarilla hace que los acontecimientos se precipiten y Julie trate de mejorar ante sí misma y los demás, ofreciéndose a cuidar de Pres cuando este cae enfermo.


Esta película reafirma el hecho de que a esta actriz lo que le van son los papeles de mujer fuerte. Bien sea por carácter (como en La loba) como por manipulación (como Jezabel). Es perfecta para ellos.

Una película con ella de protagonista y miriñaques, no me queda más que recomendarla, sobre todo si, como a mí, te gustan los clásicos de esa época. Además, tiene la virtud de que la puedes ver varias veces y seguir disfrutándola.

2 comentarios:

Margari dijo...

Un peliculón. Como bien dices, de las pelis que puedes verla una y otra vez y disfrutarla.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Es el tipo de clásico que no defrauda. Ya quisieran muchas películas de ahora tener esa magia...