miércoles, 3 de abril de 2013

Sin reserva




Sin reservas (No reservations) 2007

Dirigida por Scott Hicks y protagonizada por Catherine Zeta-Jones, Aaron Eckhart, Abigail Breslin

Kate es una chef medio neurótica obsesionada por la cocina. Va a recibir la visita de su hermana y su sobrina, pero sufren un accidente de coche y sólo sobrevive la niña, de quien Kate ha de hacerse cargo. Durante unos días deja su puesto de trabajo, para adaptarse a la nueva situación y su puesto lo ocupa Nick, la cara opuesta a ella, un hombre divertido y abierto. Como es natural, Nick y Kate se enamoran y junto con Zoe, la sobrina, forman la familia feliz y todo eso.


No son spoilers, desde antes de que aparezcan los créditos de inicio sabes que "el chico y la chica acaban juntos". Es lo que parece, da lo que ofrece. Unos minutos de comedia romántica ambientada en la cocina de un restaurante. Lo que mejor me ha parecido de todo, el gusto musical de Rick, que pone Nessun dorma mientras anima al personal de cocina a realizar su trabajo. Es un enamorado de la música clásica italiana. Y de la comida italiana. Y de alguna italiana.

Ya sé que fue culpa mía, reconozco que es una película que no engaña, tal como dije antes, ya sabes más o menos todo lo que pasará antes de que ocurra. Pero se me hizo insulsa. Tal vez sea por el clima o por mi estado de ánimo, no lo sé. Así que no es que no te la recomiende, es que seguro que tienes un montón de películas pendientes mejores que ver antes que esta. Y sí, seguro que entre esos títulos habrá otra comedia romántica predecible. Pero... es complicado explicarlo. Está bien, pero te deja como "ni frío ni calor".

No hay comentarios: