domingo, 28 de abril de 2013

Psicosis

Como había visto la película Hitchcock, en la que tratan cómo se gestó y produjo esta película, quise volver a verla. La había visto, pero hace ya décadas así que poco más recordaba que la famosa escena de la ducha.



Psicosis (Psycho), 1960

Dirigida por Alfred Hitchcock y protagonizada por Anthony Perkins, Janet Leigh, John Gavin...

Bueno, la historia la sabes, más o menos, una muchacha cede a la tentación de hurtar una gran cantidad de dinero de su trabajo, en lugar de llevarlo al banco. Huye con el botín, pensando en iniciar una nueva vida, en compañía de su amante. Por el camino, vencida por el cansancio, decide parar a pasar la noche en un motel de carretera, el Motel Bates, donde un tímido y dulce Norman, dominado por su madre inválida, le atiende lo mejor que puede. Y no cuento más.

Es todo un clásico. La verdad es que la muchacha se merecía lo que le pasó. Y no lo digo por haber robado (ya sabemos que todo pecado ha de llevar su penitencia y que las chicas malas, mal acaban y todo eso), sino por su estupidez.

Roba un montonazo de dinero. Se va con su maleta y su coche. Le parece ver actitudes raras en toda la gente con la que se cruza (el sentimiento de culpabilidad), un policía le persigue, porque su comportamiento con él ha sido, cuanto menos, extraño. Y ella decide borrar pistas comprando un coche nuevo. Y lo hace frente al policía y comportándose de una forma nada natural. O sea que llama más la atención que antes.

En el motel, en lugar de ser discreta e ir a lo suyo, se pone a darle consejos a Norman y a hacerle ver que su madre viene siendo una bruja horrenda, ante lo cual él sale en su defensa (la aborrezco pero es mi madre y me necesita, relación amor-odio).

Lo de comportarse raro, es generalizado entre los personajes, porque cuando llegan el investigador, el sheriff y la hermana de la muchacha al motel, buscándola, en lugar de limitarse a decir "pues sí, pasó aquí la noche y se fue al día siguiente", Norman se dedica a balbucear, hacer largas pausas, contar mentiras evidentes... vamos, que sólo faltaba ponerse un cartelito que pusiera "culpable aquí".

De todas formas, entiendo que para la época en que fue estrenada fuera algo fuera de lo normal, incluso diría que aterrador y sin duda, sorprendente. Hay otras películas de Hitchcock que, en mi opinión, han aguantado mucho mejor el paso del tiempo.

2 comentarios:

Margari dijo...

Pues sí, hay otras pelis que han aguantado mejor el paso del tiempo. A mí esta peli no termina de gustarme.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Fue todo un hito en su momento, muy atrevida. Yo la había visto hacía décadas, me picó el volver a verla el hecho de haber visto Hitchcock hace unos días. Pero eso, que ya pasó su momento.

Biquiños