jueves, 18 de abril de 2013

Las dos caras de Emma

Parece que últimamente estoy muy Austiniana. Hoy le ha tocado el turno a Emma.

Ya sabes que he visto varias versiones de cada una de las novelas de Jane Austen. Hasta hace unos días sólo había visto una de Emma, la protagonizada por Gwyneth Paltrow. Pero me puse a buscar y encontré una película rodada para televisión, por la misma época que la otra (la de Gwyneth es de 1996 y la película para TV protagonizada por Kate Beckinsale, de 1997). La vi en versión original, subtitulada.

Y la verdad es que tengo que volver a leer la novela. La leí hace muchos años, pero después de ver estas dos versiones, no logro recordar cuál de las dos Emmas que nos retratan es la que describió Jane Austen. Porque son bastante diferentes y no me refiero al aspecto físico.

La Emma de Gwyneth Paltrow es una muchacha tal vez un poco infantil e ingenua, pero de buen fondo y con buenas intenciones. Es generosa, dulce y empática.

La Emma de Kate Beckinsale es una muchacha presumida, snob, orgullosa, incapaz de tolerar que haya otra mujer a la que se le admire más que a ella (cada vez que alguien elogia a Jane Fairfax parece que va a golpear algo).

Me resulta curiosa la forma en que los mismos hechos y las mismas situaciones son tratadas en ambas películas, el tonteo con Frank Churchill, la humillación de la pobre señora Bates... los hechos son los mismos en las dos, pero la forma de presentarlos son completamente diferentes, con mucha más malicia en la versión televisiva.

Así que lo mejor que puedes hacer, creo, es verlas y tener tu propia opinión. Me han gustado las dos, de hecho. Simplemente en una Emma me pareció una "niña bien" y en la otra, un bicho indigno del señor Knightley.

Por cierto, la diferencia de edad entre Emma y el señor Knightley es mucho más evidente en la versión para la televisión que en la otra película, lo cual hace todavía más extraño que se pueda enamorar de alguien como esa Emma tan malcriada.

Te dejo un par de imágenes.





Anímate, si te gusta este tipo de películas.

2 comentarios:

Margari dijo...

NO he leído esta novela, así que no he visto ninguna de las adaptaciones, que luego me entra la pereza y ya no la leo. A ver si le pongo remedio pronto.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Yo sí lo leí, pero hace mucho tiempo. Y el ver estas dos adaptaciones con Emmas tan distintas, ha avivado mis ganas de releer la novela, para ver cuál es la más fiel.

El caso extremo de esta situación es Orgullo y prejuicio, he visto tantas veces la película, la serie y he leído tantas veces la novela, que tengo en mi cabeza un mezcladillo, pero, eso sí, muy agradable.