domingo, 17 de marzo de 2013

Va de tiendas

Sí, esta entrada va de tiendas. O más bien tendría que decir de grandes almacenes. Llegué a ellas debido a mi impaciencia. Soy seguidora de algunas series como Dexter, The big bang theory y he de confesar que también de The walking dead. Y como resultado de mi poca paciencia, me he acostumbrado a ver los nuevos capítulos subtitulados, en una web.

Nunca antes habría dicho que acabaría haciendo eso, siempre había esperado a que lo que fuera se emitiera en España y se pusieran los capítulos doblados y todo eso, pero le he cogido el gustillo y ahora hasta veo con subtítulos teniendo la versión doblada como opción.

Pues eso, que se acabó la temporada de Dexter y me puse a curiosear entre el listado de las series que ofrecía esa página. Y así  "conocí" a Mr. Selfridge.



Mr Selfridge, 2013, serie televisiva.

Dirigida por: Anthony Byrne, Michael Keillor, Jon Jones, John Strickland

Protagonizada por: Jeremy Piven, Tom Goodman-Hill, Amanda Abbington, Katherine Kelly, Poppy Lee Friar

La serie está basada en el libro "Shopping, seduction & Mr. Selfridge" de Lindy Woodhead.

Narra parte de la vida de Harry Gordon Selfridge, concretamente desde su llegada a Londres procedente de Chicago.

Harry llega a Londres dispuesto a triunfar con sus ideas comerciales. Compra un solar en la "parte mala" de Oxford Street y allí levanta un edificio imponente, en el que creará unos grandes almacenes. Hasta el momento, la "gente bien" no iba a comprar, o bien iba la tienda a sus casas o bien enviaban a los criados a ello. Y se compraba básicamente lo que se necesitaba. Selfridge cambió eso. Hizo de las compras un momento de diversión, de placer, incitó al consumismo mediante estratagemas desconocidas hasta entonces.  Puso baños en el establecimiento, cosa insólita por entonces, también había servicio de biblioteca, restaurante, etc. En Selfridge la compra era más un placer que una obligación. Llevaba a grandes personalidades de la música, el deporte y la literatura, aprovechando su presencia para aumentar las ventas de determinados productos... Siempre arriesgando y siempre ganando con su audacia.

En el terreno personal, Selfridge se muestra como un vividor. Incontables aventuras amorosas, jugador de cartas, y con el tiempo, gran bebedor.

Mironeé en san Google y vi que más o menos la serie refleja ese período de su vida. No sé si seguirá hasta el final, mostrándonos a un señor Selfridge arruinado, harapiento y triste. Por ahora, los diez capítulos que he visto (los que están disponibles en la web que visito), muestran el arranque de la tienda, su forma de luchar contra los prejuicios imperantes y romper la costumbre establecida a la hora de comprar. Su energía, su buen humor, su apoyo a sus trabajadores, todo lo que fue ideando y buscando para lograr un éxito que parece que no fue capaz de asimilar.

Y los almacenes Selfridge existen, de hecho son la segunda cadena más importante en el Reino Unido (siempre según san Google). También he leído que intentaron conseguir permiso para filmar la serie en el edificio original, pero no fue posible. Lástima.

Espero que no ocurra con esta serie lo que suele pasar con casi todas: se desvían de la trama original para centrarse en los líos amorosos de cada uno. El tiempo lo dirá. Pero he de decir que es una serie que me gusta.

Y mironeando cosas sobre Mr. Selfridge, llegué a un blog en el que había una entrada sobre la serie. Y su autor (o autora) decía que tal vez no le gustó tanto Selfridge porque hacía poco que había visto The Paradise, que era algo por el estilo. Así que sin esperar nada, me puse a buscar cosas sobre esa serie.




The Paradise, 2012

Dirigida por: Bill Gallaher, David Drury, Marc Jobst, Susan Tully.

Protagonizada por: Joanna Vanderham, Emun Elliott, Sonya Cassidy, Stephen Wright, Matthew McNulty.

Está basada en la novela El paraíso de la damas, de Emile Zola.

Siglo XIX, Denise llega a la ciudad procedente de su pequeño pueblo, con la esperanza de que su tío, que es modisto, le dé empleo en su tienda. Pero cuando llega, se encuentra con que él apenas gana para sobrevivir, lo mismo que les ocurre al resto de comercios de la calle, ya que la gente prefiere comprar en Paradise, unos grandes almacenes que han abierto justo frente a su tienda.

Así que Denise se decide a pedir trabajo allí. La toman para un puesto en la sección de ropa de damas. Le dan un uniforme y le explican las normas de la casa. Es algo que me llamó la atención. Los empleados vivían en el mismo edificio en que estaba la tienda. En cada dormitorio dormían tres y hacían las comidas todos juntos. Tras la jornada laboral les permitían salir, aunque eran muy estrictos en cuanto a la moral y las buenas costumbres.

Así como en Selfridge se centran en el cambio de la mentalidad de los compradores, en la incitación al consumismo, en Paradise el tema central es el efecto que la aparición de los grandes almacenes tuvo sobre los pequeños comerciantes. Sobre los artesanos cuyos precios no podían competir con ellos y que se negaban a bajar la calidad de sus productos. El propietario de Paradise además, aspira a expandirse a lo largo de toda la calle, adquiriendo los locales o los derechos sobre ellos. Como carece de liquidez, se dedica a cortejar a una aristócrata cuyo padre es banquero. Y ahí llega la parte que no me gusta demasiado, las historias de amores y desamores.

Denise me defrauda. Cuando al principio se queda como alelada mirando a Morey (el dueño), una compañera le pregunta si se ha enamorado de él y ella le contesta algo así como "no le quiero a él, quiero ser como él". Su personaje encarna la aspiración por mejorar, por alcanzar la meta que se ha marcado. A lo largo de los capítulos (por ahora son ocho), se ve cómo propone ideas con el fin de aumentar ventas o de atraer a la gente. Pero de repente se confiesa enamorada de su jefe. Y en ese punto, dejan de centrarse en las innovaciones y en el día a día del comercio para mostrarnos la lucha de ambos por su amor. Es una lástima, porque el tema que trataban era interesante, la lucha de los pequeños comerciantes, el intento de unirse para ganar a los grandes almacenes....

Te recomendaría cualquiera de las dos, por lo menos en la primera temporada. Me temo que la segunda irá por otros derroteros, pero puedes ver cosas interesantes en ellas. Ya sabes, como siempre, es sólo mi opinión. Ya me contarás.

2 comentarios:

Hypnose dijo...

oh Dexter!! deje de verla en la temporada 3, no se por qué, porque me gusta bastante.. Hace un par de meses la he retomado y me las he acabado todas, la 4,5, 6 y 7 y estoy deseando que venga la 8!! Y con TWD más de lo mismo, aunque espero a que esten todos los de cada parte en español para verlos seguidos. Ahora en poco más de 1 semana toca verlos ya, qué ganas! :) Tengo guardada "New Girl" , Pablo dice que está bien, aunque no he visto aun ninguno..

osheaa dijo...

Creo que aún queda bastante para la octava de Dexter. De The walking dead no te cuento nada, ya te sorprenderás de golpe :)

Echaré un vistazo a New girl, porque si le gusta al gato...

Gracias niña :)