viernes, 22 de marzo de 2013

Stephen King

No, no va a ser una biografía del autor. Es que creo que hay un malentendido sobre él. Se le ha encasillado dentro del género de terror, con lo que la mayoría de la gente le asocia con monstruos, sangre y casas encantadas.

El hecho de que alguna de sus novelas haya sido adaptada al cine de una forma vomitiva, como puede ser el caso de It, hace que esa forma de pensar se reafirme.

A mí me encanta leer. Por circunstancias, ahora no puedo hacerlo con la frecuencia que lo hacía antes. Y me encanta leer novelas de Stephen King (entre otros autores, claro).

La primera novela suya que leí fue Carrie. La verdad es que no me entusiasmó, no por la historia en sí, sino por la forma en que estaba escrita, como con una especie de informes policiales, intentando llegar al origen de la tragedia ocurrida en el instituto.

Años más tarde, un amigo me habló de It, era su novela favorita. Así que ni corta ni perezosa, fui a la biblioteca munincipal (uno de mis lugares favoritos durante mi adolescencia, con una atmósfera y una luz muy muy relajantes) y cogí un par de novelas de Stephen King. Y me encantaron. Leí todas las que había en la biblioteca y empecé a comprar algunas por mi cuenta, en edición de bolsillo.

No es "terror" de fantasmas ni cosa así. Es el miedo que todos tenemos o tuvimos. El miedo que hace que, de niño, atravieses corriendo el pasillo en la oscuridad porque sabes que si vas despacio, puede que sientas el contacto de una mano en tu espalda o que alguien te atrape. El miedo que hace que metas la pierna bajo las mantas, porque si la dejas colgando por un lado de la cama, lo que hay bajo ella puede atraparla (aunque sepas que no hay nada). No habla exactamente de eso, pero sí hace que recuerdes tus miedos, que puedas identificar lo que los protagonistas viven y sienten.

Además, tiene una gran variedad de temática. A la gente que se muestra reticente a leer a King, siempre le recomiendo que lea, por ejemplo La larga marcha. Es una novela relativamente corta y no hay nada paranormal. Es un concurso de televisión, en el que un centenar de jóvenes caminan. Si te paras tres veces o si bajas el ritmo mínimo tres veces, te matan. Así, caminar, hasta que quede sólo uno. Pero Stephen King va desarrollando la historia, los sentimientos y los cambios de todos a medida que transcurre la novela. Partimos de un centenar de jóvenes contentos, eufóricos, hasta con ganas de comenzar, cuyo estado de ánimo va cambiando a medida que pasan las horas y van cayendo los primeros. Es fascinante la forma y la naturalidad con que el autor nos hace ver cómo cambian las cosas.

Otro ejemplo es Cujo. Es un san Bernardo al que ha mordido un murciélago y ha "pillado" la rabia. Por esas cosas de la vida, una mujer y su hijo pequeño se quedan atrapados en su coche, bajo un sol abrasador, sin poder salir por miedo al ataque del perro. Vamos siguiendo la evolución física y emocional de la protagonista con el paso de las horas, logrando implicarnos por completo en la historia y casi ser uno más dentro del coche.

Mucha gente se sorprende cuando se enteran de que Cadena perpetua es una adaptación al cine de una historia de Stephen King. Es otro ejemplo de "no terror", trata sobre la historia de un hombre inocente condenado por el asesinato de su esposa y el amante de esta. O La milla verde, también otra adaptación.

Mis favoritas son It y Apocalipsis. Curiosamente, las películas basadas en ellas me parecen horrendas. La primera es un canto a la infancia (sí, así lo veo yo, como un recuerdo a la magia que teníamos cuando éramos pequeños, la capacidad de creer en la magia y en lo imposible) y la segunda es una clara lucha del bien contra el mal. Pero lo que me gusta son los detalles, las historias secundarias que siempre aparecen en sus novelas.

Créeme, no es un autor "de terror" como suele pensarse habitualmente. Si te gusta leer, date una oportunidad de conocer su obra. Y eso, si acaso, empieza por La larga marcha, o por La milla verde.

Llegado este punto, tengo que confesar que, por algún motivo ignoto para mí, no he leído nada de la serie La torre oscura. No sé porqué, pero algo me frena a empezar a leerlas (son una serie de varias novelas).

Es una lástima que por la etiqueta que se le ha puesto, mucha gente se pierda pasar horas y horas de lectura. Porque además, hay mucho donde elegir. Mmmm, de lo que he leído suyo (que ha sido casi todo), lo que menos me ha gustado ha sido Cell y el final de La cúpula (sí, sólo el final, la explicación me pareció decepcionante).

Ah, y si me haces caso, lees a Stephen King y te gusta, el siguiente que tienes que probar a leer es Dean R Koontz. Es otro estilo, pero también me gusta mucho.





4 comentarios:

Manderly dijo...

He leído muy poco de King pero sí que ve visto la mayoría de las adaptaciones de sus libros. Es cierto que no es sólo un escritor de thrillers y que cuando se separa de este género crea buenas historias.
Lo cierto es que a mi me gusta más Koontz, pero es menos popular y sus adaptaciones cinematográficas son terribles.
Saludos.

osheaa dijo...

No sabía que se hubieran hecho adaptaciones de novelas de Koontz. Mis favoritas suyas son Víctimas y Relámpagos. Ahora me han dado ganas de releerlas y hacer un par de entradas :)

Gracias por pasarte y por comentar.

Margari dijo...

De King he leído varias novelas, pero hace años. Y me gustaron mucho. Sobre todo porque no es el terror que acude a los tópicos de este género. Y porque sus novelas tienen siempre un argumento muy sólido. Al menos las novelas que yo leí. Es su forma de reflejar el miedo, de transmitir el miedo. Ese miedo que todos en algún momento conocemos. A ver si me animo con alguna otra novela del autor, que es hora de retomarlo.
Besotes!!!

osheaa dijo...

A mí me encanta casi todo lo que escribe, si alguna vez quieres, lee algo de Dean R Koontz, puede que también te guste, a ver si me animo a escribir un post sobre él.

Biquiños y gracias por pasarte por aquí