martes, 5 de marzo de 2013

Sospechosos habituales



Siguiendo en la línea de volver a ver películas que me dejaron buen sabor de boca (cada una por un motivo diferente) y a la vez, siguiendo con una especie de ciclo dedicado a Kevin Spacey, volví a ver:

Sospechosos habituales (The usual suspects) 1995

Dirigida por Bryan Singer y protagonizada por Kevin Spacey, Chazz Palminteri, Benicio del Toro, Gabriel Byrne.

La historia arranca con la investigación del incendio de un barco en el puerto, en el que mueren casi una treintena de personas, aparentemente asesinadas y no como consecuencia del fuego. Hay un testigo, Verbal Kint, a quien se le ha prometido inmunidad si cuenta lo que sabe del suceso. El empieza a contar la historia de cómo coincidió con otros cuatro delincuentes conocidos en una rueda de reconocimiento. A partir de ahí hacen un "trabajo" juntos, lo que les pone en contacto indirecto con un tal Kayser Sozé, una figura casi mítica en el mundo de la delincuencia y de quien se duda hasta de su existencia. A raíz de tener que hacer un trabajo para ese personaje (con el que no llegan a contactar, todo tiene lugar a través de un mediador), se llega al puerto y al barco que fue incendiado. Kint va dando datos, nombres, fechas, aderezándolos con anécdotas, durante toda su declaración.

También es otra película de final sorprendente o inesperado. No diré más al respecto.

La vi por primera vez hace muchos años, cuando vivía en la aldea y estaba haciendo un curso de topografía. Uno de mis compañeros me ofreció dejarme unas cintas de vídeo (sí, cintas de vídeo, esto te hace una idea del tiempo que ha pasado, jejeje) con varias películas que le gustaban. Fueron varias, pero sólo recuerdo dos títulos: Sospechosos habituales y Tess y su guardaespaldas.

Ah, una curiosidad sobre la película, el personaje que interpreta Gabriel Byrne tiene por nombre Dean Keaton, que es el nombre real del actor.

No hay comentarios: