martes, 5 de marzo de 2013

Cocoon



Cocoon (Cocoon) 1985

Dirigida por Ron Howard y protagonizada por Steve Guttenberg, Brian Dennehy, Don Ameche, Jessica Tandy...

A veces una tiene ganas de ver algo "amable", en ese caso no hay nada mejor que acudir o bien a las comedias clásicas (la mayoría de ellas en blanco y negro) o bien echar mano de alguna película que recuerdes con una sonrisa en la cara.

Así que elegí volver a ver Cocoon. Recordaba haber sentido la alegría y diversión que los bañistas en la piscina donde están los Cocoons. Recuerdo lo agradable que era ver que a pesar de los achaques, los años y la reacción de la sociedad, hay siempre ganas de vivir y divertirse.

Supongo que ya la habrás visto, pero te dejo una pequeña sinopsis por si no es así, para animarte a verla. No porque sea una gran película, sino por sus efectos, por decirlo de alguna forma, relajantes.

Tres huéspedes de una residencia de ancianos tienen como costumbre colarse en una propiedad privada que está a la venta, con el fin de utilizar la piscina cubierta que hay allí. Así que cada día cogen sus toallas y allá van, a darse unos cuantos chapuzones, añadiendo a la diversión en sí, el pequeño toque picante de estar haciendo algo que está mal, una travesura.

Cada uno tiene sus pequeños achaques, o enfermedades más graves, pero aún tienen espíritu joven y ganas de hacer cosas.

Por eso se sienten defraudados una tarde que llegan y ven que alguien está alquilando la propiedad. Dan por finalizado el uso de la piscina. Esa forma de pensar cambia cuando ven que los inquilinos se pasan el día en alta mar, a bordo de un barco de alquiler. Así que retoman su costumbre de usar la piscina.

Observan que en el fondo de esta aparecen una serie como de rocas (los Cocoon), pero enseguida dejan de lado las especulaciones sobre qué serán, para seguir sus baños.

Y es como si rejuvenecieran. Físicamente mejoran, se acaban los achaques, sanan, recuperan energías. El origen de esta renovación lo conocen la tarde en que, estando en la piscina, los inquilinos vuelven antes de tiempo y se tienen que esconder. Desde su escondrijo descubren, aterrorizados, que quienes habitan la casa no son seres humanos, sino extraterrestres.

Si no la has visto y quieres saber qué sucede a partir de ahí, tendrás que verla.

Sólo espero que tenga sobre ti el mismo efecto agradable que sobre mí.




2 comentarios:

Margari dijo...

La ví hace años. Recuerdo que me gustó, pero la verdad es que ahora mismo mucho, mucho no me acuerdo de ella. Tendría que verla de nuevo.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Yo hacía mucho tiempo que la había visto pero me apetecía ver algo agradable, que me hiciera sonreír, y para eso nada mejor que ver a gente con espíritu joven pasándolo bien.

Biquiños :)