martes, 5 de marzo de 2013

Ahora...

Escucho chapotear al peque en la bañera, hablando con su muñeco (un horrendo bicho que parece como un conejo zombi) e inventando aventuras. Normalmente suelo estar sentada al lado de la bañera, compartiendo "jornadas de pesca" durante el baño o jugando a buscar un tesoro sumergido en la bañera. Otras veces, lleva un grupo de muñecos de plástico (igualmente horrendos, parece la tónica actual de muñecos), con los que simula una competición de saltos de trampolín, haciéndolos caer desde el borde del grifo hacia el agua.

Dentro de poco o bien me llamará para contarme sus proezas o bien tendré que ir a hacer lo que yo llamo el "centrifugado", es decir, apurar hasta el punto de conseguir hacer en dos minutos lo que él debería haber hecho en todo este rato: bañarle.

Pone voces distintas a los personajes imaginarios de sus aventuras, cambia totalmente el tono de voz y la forma de expresarse. Creo que tiene futuro como actor de doblaje.

Tengo ganas de meterme en cama con un libro y perderme unos minutos en la trama. He empezado a leer La ternura de los lobos, pero no he pasado de la página 50, siempre sucede algo que interrumpe la lectura. Tendré que empezarlo de nuevo desde el principio.

Ya me llama, eso es que al fin ha encontrado el tesoro escondido, o ha ganado la batalla final, o ha pescado un tiburón, o...

Voy al centrifugado.

4 comentarios:

Margari dijo...

Y así leemos, a pellizquitos... Bueno, cuando crecen vas leyendo cuando están en clase de piscina, o en clase de inglés, para aprovechar la hora muerta que tienes que estar esperando a que salga... Lo de meterme en la cama con un libro era antes. Ahora me meto en la cama y soy incapaz de leer tres páginas seguidas. Me quedo dormidita...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Ufff, a mí aún me queda mucho para eso, a pesar de que el mes que viene cumple siete años.

Afortunadamente, aún puedo disfrutar de la lectura en cama de vez en cuando

Biquiños :))

Isi dijo...

jejeje oye, es que no puede una perderse la competición de saltos de trampolín, que es decisiva!! ;)
A centrifugar, una cenita y para la cama.
Me gustó mucho La ternura de los lobos.. es distinto.

osheaa dijo...

Algún día haré fotos de los eventos deportivos bañeriles :)

A ver si puedo ponerme a leer en serio, que llevo una temporada un poco movidita. Ya vi tu reseña, espero que me guste tanto como a ti.

Biquiño, Isi