miércoles, 27 de febrero de 2013

Serie Pendergast 1

El ídolo perdido. Da lugar a error porque en algunos sitios se publica como The relic subtitulado El ídolo perdido y la segunda novela de la serie se titula El relicario. Así que si vas a leer la serie, ojo a ese dato. The relic (El ídolo perdido) es la primera. El relicario, la segunda.

La primera novela de Pendergast que leí fue Naturaleza muerta, que si no me equivoco, es la cuarta de la serie. Al ser novelas que casi todas se pueden leer de forma independiente, no noté nada raro en la historia, se resolvía un caso y nada más. Lo que sí sucede es que en esa se profundiza mucho más en el personaje del  agente del FBI que en la primera, por poner un ejemplo.

El ídolo perdido arranca con una expedición organizada por el Museo de Historia Natural de Nueva York, que tuvo un fin un tanto truculento ya que todos sus miembros fallecieron, bien durante la recogida de especímenes o bien en un accidente de aviación.

Han pasado algunos años desde ese hecho y se está preparando una exposición bajo el título Supersticiones, con el fin de atraer al público al museo. La inauguración de dicha exposición será todo un acto social con la élite de la ciudad. Pero antes de esa fecha, comienzan a sucederse asesinatos truculentos en el museo. Se inicia así el rumor de la existencia de "la bestia del museo", reviviendo una de las muchas leyendas urbanas que circulan sobre él. Un agente del FBI llega para investigar los asesinatos, ya que un tiempo atrás estuvo en una investigación de otros similares. Pero su forma de actuar y sus propuestas para minimizar daños no son bien recibidos y el director del museo mueve hilos para que sea relegado de la investigación.

Llega la inauguración y todo sale fatal. El sistema de seguridad se colapsa, quedando encerrados varias docenas de invitados, entre ellos el mismo alcalde de la ciudad. Tanto Pendergast como el teniente D'Agosta intentan sacar a la gente sana y salva, antes de ser capturados por el asesino que ronda por los sótanos del museo.

La verdad es que en esta novela no se ve muy bien el perfil de Pendergast, apenas aparece su personaje. Eso sí, queda claro cuál es su perfil. Un hombre educado, cortés, cortante cuando hace falta, pragmático, inteligente... Quizás si es tu primera toma de contacto con Pendergast no te resulte muy interesante, pero persevera. No te arrepentirás.

En esta novela ya aparecen personajes recurrentes, como Vincent D'Agosta, el teniente de policía malhablado pero eficaz. Margo Green, una post graduada que prepara su tesis doctoral. Bill Smithback, un escritor en busca de la noticia que le hará famoso y rico. Y el Museo de Historia Natural, que es escenario de gran parte de las peripecias de todos ellos. Aparte de entretenerte acompañando a los personajes a través de la solución del caso, puedes conocer muchos datos de ese Museo, algunos tremendamente sorprendentes, como su superficie y la cantidad de especímenes sin clasificar que almacena.

Otra cosa, no todas las historias de la serie Pendergast son tan truculentas como esta. De todas formas, si la lees y no acaba de convencerte, da un salto en la serie y lee Naturaleza muerta, ahí está Pendergast en estado puro.

4 comentarios:

Margari dijo...

Son libros que tengo pendiente de descubrir, aunque como son tantos termina dándome cierta pereza. A ver si termino animándome.
Besotes!!!

osheaa dijo...

En ese caso, te aconsejo que hagas como me pasó a mí, lee primero Naturaleza muerta, si después de eso Pendergast no te gusta, ya habrás acabado con la serie :)

Ojalá te guste. No sé si es por ser la primera que leí, pero es la que más me gusta.

Biquiños :))

Lourdes dijo...

Gracias por la entrada. Ahora me estoy leyendo la Reina Descalza de Ildefonso Falcones, que estaba ansiosa por leer, pero tengo pendiente esta saga, ya te he preguntado alguna vez por ella.
Besos y salud para toda la familia.
Lourdes

osheaa dijo...

Hola jefa

Espero que te guste, aunque ya te digo que en este primer tomo no aparece mucho tal cual es. Gracias por tus buenos deseos, ojalá hubiera salud.

Besos y croquetas ;)