domingo, 10 de febrero de 2013

Reencuentro

A veces, una tiene ganas de ver algo en particular, o de ver cierto tipo de películas, según el estado de ánimo. Ayer estaba apática en ese aspecto, pasando de un título a otro sin que ninguno me llamara especialmente la atención.

Así que cerré los ojos y dejé que decidiera el destino o la suerte o como quieras llamarle. Y salió Reencuentro.



Reencuentro (The big chill), 1983

Director: Lawrence Kasdan

Protagonistas: William Hurt, Kevin Kline, Tom Berenger, Glenn Close, Jeff Goldblum, Meg Tilly...

Argumento: Después de quince años distanciados, un grupo de amigos de la época universitaria se reúnen a causa del suicidio de otro de los miembros del grupo. Así, llegan todos para el funeral y entierro y pasan juntos un fin de semana, poniéndose al día de todo lo que les ha pasado en ese tiempo. Poco a poco, los lazos que los unían antes, van apareciendo de nuevo.


Pensé que era muy complicado hacer una película mala con ese reparto. Y la verdad es que mala no es. Hay todo un abanico de personalidades y de reacciones plasmados en los personajes. Lo malo de este caso es el tiempo que ha pasado desde que se rodó. Y no me refiero a la forma de vestir o de hablar, sino a la forma de pensar y a los estereotipos, como puede ser el guaperas del grupo, ahora puede resultar sorprendente que alguien así fuera el más "ligón". 

Es una especie de esas reuniones que suelen hacer en Estados Unidos, tipo "promoción del 86", pero en este caso por un suceso bastante triste. Una vista atrás, a lo que eran, a lo que pensaban, a lo que sentían y a lo que se han convertido. El tópico de que las cosas nunca salen como uno piensa. 



No hay comentarios: