miércoles, 27 de febrero de 2013

Paréntesis

Hola de nuevo, después de un paréntesis provocado en primer lugar por la petición de una persona y en segundo, por baja por enfermedad, de nuevo "ataco" con lo que he visto, leído y escuchado estos días.

Y no es poco. Y eso que estoy durmiendo ahora todo lo que no he dormido en semanas. Desde que ha empezado nuestra recuperación tras tres días horrendos (con vómitos, toses y sangre incluídos), no dejamos de dormir, a veces hasta 10-11 horas seguidas. A ver si poco a poco nos vamos normalizando.

Vamos al meollo de la cuestión.

A ciegas



A ciegas (Blindness) 2008

Dirigida por Fernando Mireilles

Protagonizada por Julianne Moore, Mark Ruffalo, Danny Glover

Película basada en el Ensayo sobre la ceguera de José Saramago. Un hombre se queda ciego de forma repentina, siendo auxiliado por algunos transeúntes. Estos a su vez sufren el mismo destino, así como toda persona que tiene contacto con ellos. Es una especie de epidemia, que el gobierno trata de atajar aislando a aquellos que parecen sufrir esa enfermedad. Así, encierran a los ciegos en un antiguo hospital, donde son hacinados y dejados más o menos a su suerte.

Entre ellos se ha filtrado la mujer de uno de los primeros afectados, que no está ciega y que ayuda en la medida de lo posible a facilitar la vida de los demás. Poco a poco la naturaleza humana muestra su lado más oscuro y cruel entre la gente que está allí. La comida se convierte en moneda de cambio y en fuente de poder.

La verdad es que no me gustó. Más que por la historia en sí, que tampoco me parece estar muy bien abordada, por los cambios de plano durante la película. Supongo que no sé apreciar la naturaleza artística de determinados ángulos o aspectos, pero la verdad es que no me gustó. Lo cual no quiere decir que sea una mala película. Pero sobre todo el final... uff. No la recomiendo, la verdad.



El truco final 




El truco final (The prestige) 2006

Dirigida por Christopher Nolan

Protagonizada por Hugh Hackman, Christian Bale, Michael Caine

Basada en una novela de Christopher Priest. Robert y Alfred son dos jóvenes magos en busca del gran truco que les haga célebres y ricos. Trabajan juntos hasta que una tragedia hace que no sólo se separen sino que se conviertan en enemigos irreconciliables. A partir de entonces, cada uno intentará superar al otro y sabotear sus actuaciones, llegando incluso a provocar lesiones en el mago en cuestión.

Así van sucediéndose los años, las trampas, las actuaciones, el quedar por encima del otro supera la ambición personal de cada uno de ellos.

A ver, la película me gustó. Sólo le encuentro una pega y es que se alarga demasiado. Quiero decir, es mucho tiempo machacando uno a otro, está claro que quieren arruinarse la vida mutuamente sin tener que estar mostrando tantas artimañas mutuas, creo que la película se alarga demasiado en ese aspecto.

El final es sorprendente, aunque una ya hacía tiempo que venía pensando que no vale la pena el precio a pagar por ser el mejor o por quedar por encima de otro. Pero bueno, es una opinión muy personal. Me pregunto qué le pasaría después al que "ganó", cuando echando la vista atrás se diera cuenta de todo lo que perdió en el proceso. Me ha parecido buena aunque un poco demasiado larga.


La duquesa




La duquesa (The duchess) 2008

Dirigida por Saul Dibb

Protagonizada por Keira Knightley, Ralph Fiennes, Charlotte Rampling

Basada en la vida de Georgiana Cavendish, que se casó con el duque de Devonshire, uno de los hombres más acaudalados de la época. Mujer instruida y con ideas políticas propias, fue muy famosa en su época tanto por su vida social como por ser un icono de la moda y el saber estar entre la aristocracia.

Casada con el fin de proveer a su marido de un heredero varón, el nacimiento de una hija tras otra hace que se sienta despreciada por su esposo, quien le es infiel casi desde el primer momento. Nos muestra todas las facetas de su vida, no sólo la de sufridora esposa que llega a tener que compartir su casa con la amante del marido, sino también  la de jugadora, bebedora, fumadora y también adúltera (esto último visto con muy malos ojos debido al doble rasero imperante en la época).

Ya he dicho en alguna ocasión lo que me gustan las películas que yo llamo "de faldas largas", creo que eso es lo que salva a esta. No ha conseguido que me metiera en la historia como han hecho otras antes. Y eso que las actuaciones, la ambientación, música y demás creo que son muy buenas. Pero le ha faltado un puntito de chispa para ser algo más que otra película entretenida que no volveré a ver.


Los Hamilton





Los Hamilton (The Hamiltons) 2006

Dirigida por Mitchell Altieri y Phil Flores

Protagonizada por Cory Knauf, Samuel Child, Joseph McKelheer

Te voy a ser sincera, si me puse a ver esta película fue por puro y duro morbo. En la sinopsis que leí ponía algo así como que los Hamilton eran una familia modélica, trabajadora, que participaban en la vida social de la comunidad y daban donativos, hasta que empezaban a matar a sus vecinos.

Y la parte sangrienta de mí me llevó a verla. Me imaginaba una familia típica americana con el pequeño defecto de ser asesinos y tal. Pues no. Para empezar, son todos hermanos, huérfanos a cargo del hermano mayor. No sé de dónde sacan el dinero, teóricamente el que es cabeza de familia trabajaba en la granja ayudando a matar reses cuando el padre aún vivía. Los jovencitos van al instituto pero son más bien los raritos que los populares. Son seguidos por un asistente social, preocupado sobre todo por el menor de los hermanos, que se dedica a ir por todas partes con una videocámara en marcha.

En cuanto a lo de matar a los vecinos... secuestran a un par de autoestopistas y las tienen atadas y amordazadas en el sótano. No es un sótano de esos lúgubres de escalera rechinante ni nada de eso, es uno normal y corriente. Una se pregunta para qué las tienen, sobre todo cuando ve el instrumental médico. A mí se me ocurrió desde torturas hasta la obtención de órganos para vender en vistas a transplantes ilegales (de ahí saldría el dinero para poder llevar la vida que llevan). Pues no. Llevan a la primera muchacha hasta una especie de camilla, la tumban, plano sobre distintos instrumentos cortantes, cambio de plano y se escucha un grito de la infortunada... para unos minutos más tarde, volver a verla atada y amordazada como si nada hubiera ocurrido.

No es hasta más tarde cuando se desvela la verdad. Y es que los Hamilton son vampiros. Pero vampiros en tanto en cuanto se alimentan de sangre humana. Nada de alergia al ajo o de volverse cenizas con la luz del sol. Son personas normales y corrientes que se dedican a recoger autoestopistas o extraños, sacarles la sangre poco a poco, consumir alguna y otra congelarla como si fuera un trozo de solomillo. De ahí que mantuvieran hasta el máximo posible a sus víctimas con vida, para ir "ordeñándolas" hasta la muerte.

No pierdas el tiempo viéndola. Vamos, es lo que te aconsejo.


Rebeca




Rebeca (Rebecca) 1940

Dirigida por Alfred Hitchcock

Protagonizada por Lawrence Olivier, Joan Fontaine, George Sanders, Judith Anderson


Hay libros, películas y canciones que no fallan nunca. Por muchos años que pasen, por muchas veces que las hayas visto, leído o escuchado, son como lo que yo llamo jerseis usados, acomodados y amoldados a nuestro cuerpo, viejos conocidos que nos dan el calorcillo y la suavidad que esperamos de ellos.

Y Rebeca para mí es una de esas películas. La vi por primera vez hace muchos años, siendo una jovencita, allá por el siglo pasado. Y recuerdo mi sorpresa al identificarme en muchos aspectos con la protagonista sin nombre, sobre todo en esa escena del coche en que desea que los recuerdos se puedan embotellar como los perfumes, para sacarlos de cuando en cuando y rememorarlos, porque era algo que yo había pensado en más de una ocasión.

Es una película con muchos matices, es una historia de amor, de misterio, de venganza, de rencor, de mentiras... una historia en la que la protagonista no tiene nombre y en la que el personaje con más peso, el personaje alrededor del cual gira toda la trama, no aparece físicamente a pesar de dar la impresión de que está por todas partes.

"Anoche soñé que volvía a Manderley...". Te aconsejo tanto ver la película como leer la novela de Daphne du Maurier. Son clásicos de los que no defraudan... a quienes les gusten los clásicos, claro. No va a haber efectos especiales, ni escenas de cama, pero sí hay una historia, algo que en algunas películas más actuales se pierde entre los nombres de las grandes estrellas protagonistas y entre el colorido de las escenas. Y creo que al fin y al cabo, lo que hace que una película quede en nuestra memoria es más la historia que cuenta que todo el resto.

No hay comentarios: