miércoles, 27 de febrero de 2013

Más cosas

El niño de Marte



El niño de Marte (Martian child) 2007

Dirigida por Menno Meyjes

Protagonizada por John Cusack, Bobby Coleman, Amanda Peet

Para empezar avisarte que es la típica película de televisión para un sábado o un domingo por la tarde. Pero John Cusack es uno de los actores que me resultan simpáticos, así que me puse a verla. Y da exactamente lo que esperas de una película de ese tipo.

Cusack interpreta a un escritor de ciencia ficción que ha enviudado unos meses atrás. Había iniciado junto con su mujer los trámites de adopción y claro, dadas las circunstancias, decide renunciar a ser padre. Pero en su visita al orfanato para decirle a la asistente social su cambio de planes, se topa con un niño metido en una caja. Un niño de seis años que sale al exterior dentro de una caja de cartón porque al ser de Marte, el Sol le quema la piel. Así que movido por la curiosidad, el escritor empieza a visitarle y acaba pidiendo adoptarlo. Le da crema protectora de factor altísimo y le proporciona unas gafas de sol para que sus ojos no se dañen.

Cada uno busca su forma de afrontar los golpes de la vida. Hay quienes meten la cabeza en la arena, hay quienes beben, hay quienes se encierran en sí mismos... este niño afronta el abandono de sus padres diciendo y viviendo como si fuera marciano. Así no sólo se protege del pasado sino que también es una especie de coraza para futuros posibles abandonos.

Y no, no es lacrimógena, salvo la escena final con Cusack y el niño subidos en una cúpula en plena noche. Es, como digo, una película para una tarde de fin de semana. Sin más.


El barco



Buscando series para ver, me topé con esta. La verdad es que el argumento no dejaba de ser atractivo: un barco escuela en el cual embarca una veintena de estudiantes casi adolescentes para efectuar una travesía de dos meses. Y durante esa travesía, zas, así como quien no quiere la cosa, se acaba el mundo y parecen ser los únicos supervivientes.

Y la verdad es que los primeros episodios sí me resultaron interesantes. Cómo afrontan la desaparición de tierra firme y afrontan las situaciones que van surgiendo a partir de ese hecho. Otra cosa es que aparezcan especies abisales como si nada mordiendo a los chavalines. Oye, la tierra ha desaparecido pero la presión y las leyes físicas no y una criatura abisal no puede sobrevivir de la noche a la mañana casi en la superficie del mar.

Pero para mí todo se va al garete por lo de siempre, las historias de cama. Empieza a haber un vaivén de parejas y de celos y demás historias que parece sobreponerse a lo que era la trama principal, el afrontar el fin del mundo encerrados en un barco con veinte chavalines. Y el hecho de que haya personajes que parecen saber más de lo que dicen sobre lo ocurrido. Además las historias de amor son tratadas de una forma tan extraña... a ver qué padre acepta con una sonrisa y una botella de champán que su hija se vaya a convivir con un hombre que le dobla la edad y que lideró un motín en su contra, que crea mal ambiente en el barco y que casi ahoga a uno de los estudiantes. Una joya, vamos. Y la niña que es una caprichosa de narices, como papi no pone pegas, decide que ya no está "enamorada" del profesor de supervivencia. Vamos, que no llegué a acabar ni la primera temporada, y más cuando googleando vi que la habían cancelado y que por eso el último episodio de la última temporada fue una especie de parche donde se intentó aclarar todo pero sin llegar a hacerlo del todo. Quizás si tuviera quince o veinte años menos, me habría gustado.


Premonición



Premonición (The gift) 2000

Dirigida por Sam Raimi

Protagonizada por Cate Blanchett, Giovanni Ribisi, Keanu Reeves

Annie Wilson es una joven viuda con tres hijos que vive de una paga de viudedad insuficiente para sus necesidades. Por ello, hace uso de una especie de don heredado de su familia que le permite tener visiones o premoniciones sobre algunas personas. Saca un suplemento económico echando las cartas e intentando ver el futuro de algunas personas.

Hay una mujer maltratada por su marido que se convierte en una clienta asidua, cosa que a su esposo no le hace ninguna gracia, llegando a amenazar a Annie si sigue aconsejando a su mujer que lo abandone.

Cuando la prometida de uno de los profesores del colegio desaparece, el padre de la muchacha acude a Annie casi como último recurso para ver si ella puede ayudar a encontrarla. Y sí, con ayuda de la vidente, encuentran el cadáver de la mujer. Acusan al hombre maltratador, ya que el cuerpo apareció en un lago de su propiedad y él había tenido relaciones con ella. Pero no todo es lo que parece.

Está entretenida, yo ya la había visto en el cine. Recuerdo que estaba la sala vacía, éramos los únicos que la estaban viendo, da gusto ver una película así. Pero fue hace bastante tiempo y se me dio por recordarla. Lo dicho, está bien para pasar el rato, es entretenida y tiene algún giro un poco sorprendente y si digo un poco es porque casi te lo ves venir. No me disgustó volver a verla, aunque dudo que haya un tercer visionado.


El hombre de hielo



El hombre de hielo (Iceman) 1984

Dirigida por Fred Schepisi

Protagonizada por Timothy Hutton, Lindsay Crusoe, John Lone

Hay películas por las que parece no pasar el tiempo. Películas que aunque no sean prodigios de la tecnología, nos atrapan por su estética o por la historia que cuentan, por sus actuaciones, su música o por todo el conjunto.

Esta no es una de esas películas. Cuando empezó, nada más ver la estética sumamente "ochentera" pensé "ufff" pero claro, es una película de 1984, normal que la gente se comporte, hable y se vista como lo hace. Así que intenté pasar por alto eso e intenté centrarme en la historia.

En plena Antártida se encuentra algo congelado en un enorme bloque de hielo. Se piensa que puede ser un oso polar, o un mamut o algo así y se procede a su deshielo para su posterior estudio. La sorpresa es enorme cuando descubren que es el cuerpo de un cazador, en perfecto estado de conservación. Así que deciden despiezarlo y enviar cada parte a una Universidad distinta para su estudio. Pero por alguna extraña razón, en lugar de descongelarlo o directamente partirlo en pedacitos tal cual, se ponen a transferirle sangre artificial, a darle dosis de epinefrina y descargas eléctricas y todo eso, como si fuera un enfermo en la sala de urgencias de un hospital y no un hombre del Neanderthal congelado.

La sorpresa aumenta cuando el hombre vuelve a la vida. No sé porqué se sorprenden tanto porque desde el primer momento se le trató como si estuviera vivo o fuera a estarlo, conectándolo a máquinas y medicándolo. Lo cual, por cierto, no me parece muy científico ya que se estarían contaminando posibles estudios posteriores. Pero claro, si no hiciera eso, no habría película (tal como me dijo en una ocasión cierta persona). Una vez que está vivo cuesta un poco despedazarlo, claro, y deciden estudiarlo.

No la veas. Aunque sientas mucha curiosidad. En serio. Si no tienes otra cosa que ver, sal a dar un paseo o haz el pino puente pero no la veas.


Matar a un ruiseñor




Matar a un ruiseñor (To kill a mockingbird) 1962

Dirigida por Robert Mulligan

Interpretada por Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters

Estados Unidos está aún intentando recuperarse de la Gran Depresión. En un pueblo típico americano, Atticus Finch ejerce como abogado y acepta como pago lo que buenamente pueden darle, tanto en metálico como en especie. Es un viudo con dos hijos pequeños a los que trata de educar en el respeto hacia la ley y hacia los demás.

La película es narrada por la hija de Atticus, que cuenta lo que sucedió en ese verano. Su padre representa a un negro acusado de violar a una muchacha blanca, algo que trae algunas complicaciones en un pueblo en el que el racismo aún es algo imperante. A pesar de las pruebas en contra, la palabra de la muchacha prevalece sobre la del hombre, por su color de piel y él es declarado culpable.

Pero realmente, aunque ese es el argumento de la película, lo que se nos muestra es la vida del pueblo desde el punto de vista de los niños. Los vecinos, sus relaciones, las reacciones de todos ante el juicio, muchas cosas que los niños ven pero que no llegan a percibir por completo. Por ejemplo, cuando van a la cárcel a linchar al preso, la niña sólo ve a un grupo de hombres a los que conoce, que van a hablar con su padre (quien está haciendo guardia fuera de la prisión por si se daba el caso de querer linchar a su cliente). La inocencia y la simplicidad de la visión de la niña es lo que hace especial esta película, al menos desde mi punto de vista. Está basada en una novela de Harper Lee (otro título más a mi larga lista de lecturas pendientes) y la verdad es que me gustó, deja una sensación como muy tierna y agradable, a pesar de que el argumento no sea ni lo uno ni lo otro.



 Safe



Safe (Safe) 2012

Dirigida por Boaz Yakin

Protagonizada por Jason Stratham, Catherine Chan, Robert John Burke

A mí las películas de acción por la acción no me gustan. Me gustan las que yo llamo "películas estilo Bruce Willis", en las que sí, hay acción, tiros, peleas pero hay también toques de humor y frases contundentes que te hacen sonreír o incluso a veces reír directamente, por lo evidentes o por lo chulescas que son. Películas como las de Rescate en Nueva York, o las de La jungla de cristal o las de Arma letal.

Pues bien, después de ver Transporter, que me sorprendió gratamente (esperaba ver una película de tortas sin más y me encontré una del tipo de las que me gustan), pedí a quien me la recomendó que me diera más títulos con el mismo protagonista, que fueran más o menos del estilo.

Ah, una cosa, si ves Transporter, perdónale la metedura de pata que tiene al principio, como me dijo alguien, si no lo hubiera hecho, no habría historia que contar ni película que filmar.

Bien, casi que con el regusto simpático de Transporter en las pupilas, me dispuse a ver Safe. Luke es condenado a una vida de ostracismo, cuando tras matar a su mujer, sus asesinos le dicen que matarán a toda aquella persona con la que él tenga trato. La finalidad de esto es conseguir que la soledad y el aislamiento hagan que él se suicide. Y de hecho está a punto de hacerlo cuando ve a una niña china en el metro de la ciudad, que evidentemente está escondiéndose de un grupo de hombres que la persiguen.

La niña es Mei. La mafia china utiliza su prodigioso cerebro como almacén de datos de sus negocios y como calculadora humana. Así, no hay rastros de ninguna operación, todo lo tiene la niña en la cabeza. Si alguna vez se ve amenazada la organización, con matar a la niña todo arreglado. Le han pedido que memorice un número muy largo, una serie de cifras que ocupan un folio entero. Y el siguiente paso es que vaya a otro lugar a memorizar un número similar. Pero por el camino los chinos son atacados por los rusos y la policía local también se ve implicada  y la niña aprovecha el tumulto para escaparse.

Así que Luke decide ayudar a la chiquilla, con lo que se ve en medio de la mafia china, la mafia rusa y la policía corrupta para la cual ya había trabajado antes. Persecuciones, tiros, peleas. Comparada con Transporter, mucho menos humor y muchas menos frases contundentes de las que me gustan. Pero entretenida. Eso sí, yo te aconsejaría ver Transporter mejor que Safe.



K-PAX



K-PAX (K-Pax) 2001

Dirigida por Iain Softley

Protagonizada por Kevin Spacey, Jeff Bridges, Alfre Woodard

Otra de las películas que ya había visto. Pero tenía ganas de volver a ver. La verdad es que eso me sucede con casi todas las películas protagonizadas por Kevin Spacey (tengo pendientes volver a ver Sospechosos habituales, La vida de David Gale). Por supuesto, te la recomiendo, vaya eso por delante.

Prot es detenido e ingresado en un centro psiquiátrico cuando, al intentar ayudar a una mujer a la que acaban de robar el bolso, le confiesa a la policía que no es de este planeta sino que procede de otro llamado K-PAX, en la constelación de Lira.

El doctor Powell cree que tiene un caso más de los muchos que le son asignados, hasta que conoce al paciente y empieza a sentir una gran curiosidad por él. No se comporta tal como espera ni reacciona a la medicación. Entabla una cordial relación con el resto de enfermos del centro y ayuda a casi todos. Sus conocimientos de astrofísica hace que el médico le lleve a un planetario donde es interrogado por expertos en el tema, que se quedan totalmente sorprendidos por las respuestas que da a sus preguntas. Es un genio.

El doctor cree que toda la historia de ser de otro planeta es una forma de evadirse de un hecho traumático de su pasado, con lo que empieza a investigar sobre su identidad valiéndose de la hipnosis. Tiene además el tiempo limitado, ya que Prot le ha comunicado que se irá de vuelta a su planeta el 27 de julio a las 5.51. El médico cree que es la fecha en que se suicidará y quiere impedirlo a toda costa. Prot además dice que se llevará a uno de los enfermos del psiquiátrico con él cuando se vaya y se inicia una especie de concurso para ver quién será el elegido.

Para saber si Prot es o no un kapaxiano, si se va, si se lleva a alguien, tendrás que ver la película.


Bel ami



Bel ami (Bel ami) 2012

Dirigida por Nick Ormerod y Declan Donnellan

Protagonizada por Robert Pattinson, Christina Ricci, Uma Thurman

Basada en una novela de Guy de Maupassant

Para ser totalmente honesta he de confesar que a mí el protagonista no me parece físicamente atractivo. De hecho no me parece atractivo en absoluto. Ni siendo un vampiro (el resto de sus hermanos me parecían más guapos que él) ni siendo un seductor (me pasé la película esperando que alguien le dijera que el pelo grasoso, apelmazado y sucio no es nada sexy).

George es un soldado que ha ido a París en busca de fortuna. Tiene la suerte de encontrarse con un antiguo superior del ejército, que trabaja en un periódico y que está dispuesto a ayudarle a mejorar su situación. De hecho es su esposa quien le ayuda a encontrar los contactos adecuados para mejorar su estado económico y social. Básicamente se dedica a seducir a las mujeres que le pueden aportar algo, sea dinero, posición, información... Llega a casarse con la viuda de su mentor, a la que después repudia por adúltera para poder seguir escalando posiciones en la sociedad. Le da igual el daño que haga, las ilusiones que pueda crear, los sacrificios que se hagan en su provecho, él irá siempre donde le convenga, sea cual sea el precio que haya que pagar, sobre todo si son otras personas quienes lo hacen y él se puede salir "de rositas". Vamos, una joya el chaval. Si a ti te resulta agradable a la vista, supongo que la película te gustará. Es una especie de análisis sobre la supervivencia y la ambición.

No hay comentarios: