domingo, 3 de febrero de 2013

Crímenes perfectos

Parto de la premisa de que es imposible que haya un crimen perfecto y se sepa. Porque para que sea perfecto, sólo dos personas han de conocerlo: el autor y la víctima. Además, he comprobado que las películas con ese título no acaban precisamente con el culpable "yéndose de rositas".

Pero a lo que iba, que me ha dado por ver / leer crímenes perfectos.





En cuanto a un ejemplo a leer, me parece muy interesante la visión que Agatha Christie nos presenta en su novela Telón. En ella, Hércules Poirot se ve impotente para poder procesar e inculpar al culpable de una serie de asesinatos. Así que, como suele hacer, echa mano de su amigo Hastings. A partir de aquí, si no has leído la novela y piensas hacerlo, no sigas leyendo. Se nos presenta al asesino perfecto, es decir, aquel que provoca la muerte de otra persona y ni siquiera es tomado como sospechoso, ya que siempre hay un claro culpable (que no es él), sobre quien recae el peso de la justicia.

Este asesino perfecto utiliza la manipulación para conseguir sus objetivos. Cuando advierte una situación de tensión entre algunas personas, se dedica a dejar caer una frase aquí, una sugerencia allá, una mirada por el otro lado... consiguiendo que una de las personas implicadas llegue a su límite y ataque a la otra. Así, el verdadero instigador nunca es culpable, ya que no es el causante material de los hechos, pero sí el instigador, el que juega con la naturaleza humana, de una forma sádica, para obtener el placer de conseguir lo que desea. Es lo más cercano a un crimen perfecto que he leído o conocido. Lo es tanto, que el verdadero culpable nunca llega a ser acusado ni juzgado.

Y ahora vamos a las películas, de las que hay unas cuantas. Sólo te hablaré de las que he visto.





Crimen perfecto (Dial M for murder), 1954

Director: Alfred Hitchcock

Protagonistas: Grace Kelly, Ray Milland, John Williams

Es un clásico de la filmografía de Hitchcock, aunque pensándolo bien, casi todas sus películas lo son. Margot y Tony son un matrimonio aparentemente bien avenido. El deseo de él por el dinero de ella hace que planifique lo que cree que es un asesinato perfecto. En el momento del crimen, Tony estará con un ex novio de su mujer, será su coartada, cenando en un restaurante con otras personas. En un momento dado, se levanta y hace una llamada, llama a casa. Es la señal para que su cómplice ataque a Margot y la mate.

Pero el plan se trunca cuando es Margot quien sorprendentemente y en legítima defensa, mata a su asaltante.  A partir de ahí las cosas se van complicando para ella, de tal forma que acaba siendo acusada de asesinato. Pero se descubre todo el plan de su marido por algo tan tonto como el confundirse una llave con otra. El intercambio de llaves es la clave para la resolución del crimen.

Por supuesto, ella es puesta en libertad y él, acusado de intento de asesinato de su mujer, entre otras cosas.

Como ya dije antes, es un clásico. Pero personalmente creo que no ha llevado bien el paso del tiempo. Las actitudes, los escenarios, las expresiones quedan como un tanto desfasadas, impidiendo (por lo menos en mi caso), que el espectador se sumerja en el ambiente de tensión y drama.


Un crimen perfecto (A perfect murder), 1998



Director: Andrew Davis

Protagonistas: Michael Douglas, Gwyneth Paltrow, Viggo Mortensen, David Suchet

El argumento es muy parecido al de la anterior. Stephen es un hombre de negocios, aparentemente de éxito, casado con una mujer significativamente más joven que él, Emily. Con el tiempo descubre que ella mantiene una relación amorosa con David y decide aprovechar la situación para asesinar a Emily y así tener en su poder la fortuna de la joven.

Así que Stephen se pone en contacto con David y le chantajea y presiona para que la mate. Le facilita el acceso a la casa y se asegura de tener una sólida coartada en el momento de los hechos. Pero las cosas no salen según lo previsto y es David quien acaba muerto. Empieza una investigación, como es natural. Hay cosas que le parecen raras al policía que lleva la investigación (David Suchet, uno de los actores que han encarnado el personaje de Hércules Poirot). Y al final, como siempre, el culpable es arrestado.

Es una versión actualizada de la película de Hitchcock. Bien para pasar el rato, cuando ya sabes lo que va a suceder.


Crimen perfecto (Fracture), 2007





Director: Gregory Hoblit

Protagonistas: Anthony Hopkins, Ryan Gosling, Rosamund Pike, Billy Burke.

Ted descubre que su mujer le engaña y decide matarla. Así que una tarde, sale de su trabajo, se acerca al hotel donde su mujer está con su amante, se queda un rato viéndolos en la piscina y se va a casa.

Cuando ella llega, mantienen una breve conversación y él le dispara en la cabeza. Los jardineros de la mansión acuden al oir el disparo pero huyen cuando Ted dispara a la vidriera de la puerta. Por supuesto, llaman a la policía.

Cuando llega un mediador, Ted le deja pasar. Se sobresalta al ver la cara de la esposa de Ted, resulta que el policía era el amante, pero desconocía la identidad de ella. Ted confiesa haber pegado un tiro en la cabeza a su mujer. Lo hace oral y por escrito. Es arrestado y empiezan los trámites para el juicio.

Pero las cosas se complican. El arma que Ted tenía en la mano al llegar la policía a su casa, no es la utilizada para disparar a la mujer (que está en coma). Y no encuentran el arma. Y saben que él no salió de la casa, porque le habrían visto los jardineros. Además, en el juicio sus confesiones quedan anuladas al saberse que el policía que acudió a su domicilio era amante de la víctima (y además le agredió físicamente), así que aducen que la confesión no fue hecha de forma libre sino bajo coacción.

Al no tener pruebas en su contra, le liberan. Una de sus primeras decisiones al quedar libre, es desconectar a su mujer del respirador que la mantiene con vida. Y hasta ahí te cuento. Si quieres saber qué sucede al final, tendrás que verla.

Puestos a pasar una tarde viendo algo entretenido, me quedaría con esta última, tiene más giros que las otras dos, que son bastante más lineales en comparación. Pero eso, sólo si te apetece ver algo ligerito una tarde cualquiera.

No hay comentarios: