miércoles, 13 de febrero de 2013

Chica XXL

Me dispuse a ver esta película en plan "más o menos sé lo que va a pasar". Y en líneas generales, fue así. Tiene, eso sí, momentos de sonrisa e incluso de risa (que no son precisamente en los que la protagonista hace "gracias"). Pero también es una película que me hizo enfadarme un poco, ya te cuento el motivo más adelante.



Chica XXL (Phat girlz), 2006

Director: Nnegest Likke

Protagonistas: Mo'Nique, Eric Roberts, Jack Noseworthy, Jimmy Jean-Louis

Jazmín es una chica obesa (en la imagen, la de la derecha), que trata de llevar su sobrepeso lo mejor posible, aunque el mundo en el que vive a veces se lo ponga un poco difícil. Trabaja en una tienda de ropa junto con su amiga Stacey (en la imagen, la de la izquierda) y vive con su prima Mia (la del centro), que es la ligona de la familia. Sueña con ser diseñadora de modas para mujeres de tallas grandes.

Ha intentado todas las dietas posibles y es por un concurso de unas píldoras adelgazantes, por lo que acaba ganando un fin de semana de lujo. Allí vivirá momentos inolvidables al conocer a un apuesto médico nigeriano, en cuyo país, al parecer, cuanto más grande sea una mujer, más hermosa resulta.

Vale, ya se sabe que es un canto a la belleza interior y a que una tiene que estar contenta consigo misma, que la belleza no es lo que importa y más de lo mismo. Es lo típico. Lo que a mí me enfada es que si el mensaje subyacente es ese, ¿por qué las protagonistas buscan hombres atractivos?¿por qué, si ellas se sulfuran al no ser valoradas por su sobrepeso, no aplican esa misma norma a la hora de fijarse en posibles parejas? Porque el muchacho en el que se fija Jazmín, la protagonista, no es una birria precisamente...


He ahí el mozo. De hecho, en un momento de la película, la protagonista tiene un pensamiento sobre porqué los buenorros se los lleva siempre su prima. O sea que a la hora de ser la elegida hay que ver más allá del físico, pero a la hora de elegir, se fija en los guaperas. Eso es lo que me molesta, el doble rasero. Y te lo dice alguien que también es XXL o más bien XXXL. 

Aparte de eso, la película tiene momentos divertidos, sobre todo los nacidos por las reacciones de Mia, ahora relegada a ser "la fea", papel al que no está acostumbrada en absoluto. La música también me ha gustado mucho. Es una película para ver una tarde tranquila, tal vez comiendo un helado, que no se diga :)


2 comentarios:

Margari dijo...

En esta ocasión no me llama la peli, así que la dejaré pasar. Pero tienes razón, todas las veces que este argumento se ha llevado al cine, pasa lo mismo. A la hora de ser elegida, que no importe el físico, pero a la hora de elegir... Nos regalan cada muchachote para deleite de los ojitos...
Besotes!!!

osheaa dijo...

No te pierdes nada si no la ves, tiene momentos divertidos, eso sí, pero como esta hay muchas.

Biquiños, Margari :)