miércoles, 27 de febrero de 2013

Serie Pendergast 1

El ídolo perdido. Da lugar a error porque en algunos sitios se publica como The relic subtitulado El ídolo perdido y la segunda novela de la serie se titula El relicario. Así que si vas a leer la serie, ojo a ese dato. The relic (El ídolo perdido) es la primera. El relicario, la segunda.

La primera novela de Pendergast que leí fue Naturaleza muerta, que si no me equivoco, es la cuarta de la serie. Al ser novelas que casi todas se pueden leer de forma independiente, no noté nada raro en la historia, se resolvía un caso y nada más. Lo que sí sucede es que en esa se profundiza mucho más en el personaje del  agente del FBI que en la primera, por poner un ejemplo.

El ídolo perdido arranca con una expedición organizada por el Museo de Historia Natural de Nueva York, que tuvo un fin un tanto truculento ya que todos sus miembros fallecieron, bien durante la recogida de especímenes o bien en un accidente de aviación.

Han pasado algunos años desde ese hecho y se está preparando una exposición bajo el título Supersticiones, con el fin de atraer al público al museo. La inauguración de dicha exposición será todo un acto social con la élite de la ciudad. Pero antes de esa fecha, comienzan a sucederse asesinatos truculentos en el museo. Se inicia así el rumor de la existencia de "la bestia del museo", reviviendo una de las muchas leyendas urbanas que circulan sobre él. Un agente del FBI llega para investigar los asesinatos, ya que un tiempo atrás estuvo en una investigación de otros similares. Pero su forma de actuar y sus propuestas para minimizar daños no son bien recibidos y el director del museo mueve hilos para que sea relegado de la investigación.

Llega la inauguración y todo sale fatal. El sistema de seguridad se colapsa, quedando encerrados varias docenas de invitados, entre ellos el mismo alcalde de la ciudad. Tanto Pendergast como el teniente D'Agosta intentan sacar a la gente sana y salva, antes de ser capturados por el asesino que ronda por los sótanos del museo.

La verdad es que en esta novela no se ve muy bien el perfil de Pendergast, apenas aparece su personaje. Eso sí, queda claro cuál es su perfil. Un hombre educado, cortés, cortante cuando hace falta, pragmático, inteligente... Quizás si es tu primera toma de contacto con Pendergast no te resulte muy interesante, pero persevera. No te arrepentirás.

En esta novela ya aparecen personajes recurrentes, como Vincent D'Agosta, el teniente de policía malhablado pero eficaz. Margo Green, una post graduada que prepara su tesis doctoral. Bill Smithback, un escritor en busca de la noticia que le hará famoso y rico. Y el Museo de Historia Natural, que es escenario de gran parte de las peripecias de todos ellos. Aparte de entretenerte acompañando a los personajes a través de la solución del caso, puedes conocer muchos datos de ese Museo, algunos tremendamente sorprendentes, como su superficie y la cantidad de especímenes sin clasificar que almacena.

Otra cosa, no todas las historias de la serie Pendergast son tan truculentas como esta. De todas formas, si la lees y no acaba de convencerte, da un salto en la serie y lee Naturaleza muerta, ahí está Pendergast en estado puro.

Y lo que he escuchado

Lo que he escuchado, en muy buena compañía. Un par de muestras. Espero que te gusten

A tout le monde, de Megadeth

https://www.youtube.com/watch?v=Xn01nSG4cvU


The other woman, Caro Emerald 

 https://www.youtube.com/watch?v=huOqr2bXVs8


Silence, Michael Kiske y Amanda Somerville

https://www.youtube.com/watch?v=MI3OgbJS6oc

Más cosas

El niño de Marte



El niño de Marte (Martian child) 2007

Dirigida por Menno Meyjes

Protagonizada por John Cusack, Bobby Coleman, Amanda Peet

Para empezar avisarte que es la típica película de televisión para un sábado o un domingo por la tarde. Pero John Cusack es uno de los actores que me resultan simpáticos, así que me puse a verla. Y da exactamente lo que esperas de una película de ese tipo.

Cusack interpreta a un escritor de ciencia ficción que ha enviudado unos meses atrás. Había iniciado junto con su mujer los trámites de adopción y claro, dadas las circunstancias, decide renunciar a ser padre. Pero en su visita al orfanato para decirle a la asistente social su cambio de planes, se topa con un niño metido en una caja. Un niño de seis años que sale al exterior dentro de una caja de cartón porque al ser de Marte, el Sol le quema la piel. Así que movido por la curiosidad, el escritor empieza a visitarle y acaba pidiendo adoptarlo. Le da crema protectora de factor altísimo y le proporciona unas gafas de sol para que sus ojos no se dañen.

Cada uno busca su forma de afrontar los golpes de la vida. Hay quienes meten la cabeza en la arena, hay quienes beben, hay quienes se encierran en sí mismos... este niño afronta el abandono de sus padres diciendo y viviendo como si fuera marciano. Así no sólo se protege del pasado sino que también es una especie de coraza para futuros posibles abandonos.

Y no, no es lacrimógena, salvo la escena final con Cusack y el niño subidos en una cúpula en plena noche. Es, como digo, una película para una tarde de fin de semana. Sin más.


El barco



Buscando series para ver, me topé con esta. La verdad es que el argumento no dejaba de ser atractivo: un barco escuela en el cual embarca una veintena de estudiantes casi adolescentes para efectuar una travesía de dos meses. Y durante esa travesía, zas, así como quien no quiere la cosa, se acaba el mundo y parecen ser los únicos supervivientes.

Y la verdad es que los primeros episodios sí me resultaron interesantes. Cómo afrontan la desaparición de tierra firme y afrontan las situaciones que van surgiendo a partir de ese hecho. Otra cosa es que aparezcan especies abisales como si nada mordiendo a los chavalines. Oye, la tierra ha desaparecido pero la presión y las leyes físicas no y una criatura abisal no puede sobrevivir de la noche a la mañana casi en la superficie del mar.

Pero para mí todo se va al garete por lo de siempre, las historias de cama. Empieza a haber un vaivén de parejas y de celos y demás historias que parece sobreponerse a lo que era la trama principal, el afrontar el fin del mundo encerrados en un barco con veinte chavalines. Y el hecho de que haya personajes que parecen saber más de lo que dicen sobre lo ocurrido. Además las historias de amor son tratadas de una forma tan extraña... a ver qué padre acepta con una sonrisa y una botella de champán que su hija se vaya a convivir con un hombre que le dobla la edad y que lideró un motín en su contra, que crea mal ambiente en el barco y que casi ahoga a uno de los estudiantes. Una joya, vamos. Y la niña que es una caprichosa de narices, como papi no pone pegas, decide que ya no está "enamorada" del profesor de supervivencia. Vamos, que no llegué a acabar ni la primera temporada, y más cuando googleando vi que la habían cancelado y que por eso el último episodio de la última temporada fue una especie de parche donde se intentó aclarar todo pero sin llegar a hacerlo del todo. Quizás si tuviera quince o veinte años menos, me habría gustado.


Premonición



Premonición (The gift) 2000

Dirigida por Sam Raimi

Protagonizada por Cate Blanchett, Giovanni Ribisi, Keanu Reeves

Annie Wilson es una joven viuda con tres hijos que vive de una paga de viudedad insuficiente para sus necesidades. Por ello, hace uso de una especie de don heredado de su familia que le permite tener visiones o premoniciones sobre algunas personas. Saca un suplemento económico echando las cartas e intentando ver el futuro de algunas personas.

Hay una mujer maltratada por su marido que se convierte en una clienta asidua, cosa que a su esposo no le hace ninguna gracia, llegando a amenazar a Annie si sigue aconsejando a su mujer que lo abandone.

Cuando la prometida de uno de los profesores del colegio desaparece, el padre de la muchacha acude a Annie casi como último recurso para ver si ella puede ayudar a encontrarla. Y sí, con ayuda de la vidente, encuentran el cadáver de la mujer. Acusan al hombre maltratador, ya que el cuerpo apareció en un lago de su propiedad y él había tenido relaciones con ella. Pero no todo es lo que parece.

Está entretenida, yo ya la había visto en el cine. Recuerdo que estaba la sala vacía, éramos los únicos que la estaban viendo, da gusto ver una película así. Pero fue hace bastante tiempo y se me dio por recordarla. Lo dicho, está bien para pasar el rato, es entretenida y tiene algún giro un poco sorprendente y si digo un poco es porque casi te lo ves venir. No me disgustó volver a verla, aunque dudo que haya un tercer visionado.


El hombre de hielo



El hombre de hielo (Iceman) 1984

Dirigida por Fred Schepisi

Protagonizada por Timothy Hutton, Lindsay Crusoe, John Lone

Hay películas por las que parece no pasar el tiempo. Películas que aunque no sean prodigios de la tecnología, nos atrapan por su estética o por la historia que cuentan, por sus actuaciones, su música o por todo el conjunto.

Esta no es una de esas películas. Cuando empezó, nada más ver la estética sumamente "ochentera" pensé "ufff" pero claro, es una película de 1984, normal que la gente se comporte, hable y se vista como lo hace. Así que intenté pasar por alto eso e intenté centrarme en la historia.

En plena Antártida se encuentra algo congelado en un enorme bloque de hielo. Se piensa que puede ser un oso polar, o un mamut o algo así y se procede a su deshielo para su posterior estudio. La sorpresa es enorme cuando descubren que es el cuerpo de un cazador, en perfecto estado de conservación. Así que deciden despiezarlo y enviar cada parte a una Universidad distinta para su estudio. Pero por alguna extraña razón, en lugar de descongelarlo o directamente partirlo en pedacitos tal cual, se ponen a transferirle sangre artificial, a darle dosis de epinefrina y descargas eléctricas y todo eso, como si fuera un enfermo en la sala de urgencias de un hospital y no un hombre del Neanderthal congelado.

La sorpresa aumenta cuando el hombre vuelve a la vida. No sé porqué se sorprenden tanto porque desde el primer momento se le trató como si estuviera vivo o fuera a estarlo, conectándolo a máquinas y medicándolo. Lo cual, por cierto, no me parece muy científico ya que se estarían contaminando posibles estudios posteriores. Pero claro, si no hiciera eso, no habría película (tal como me dijo en una ocasión cierta persona). Una vez que está vivo cuesta un poco despedazarlo, claro, y deciden estudiarlo.

No la veas. Aunque sientas mucha curiosidad. En serio. Si no tienes otra cosa que ver, sal a dar un paseo o haz el pino puente pero no la veas.


Matar a un ruiseñor




Matar a un ruiseñor (To kill a mockingbird) 1962

Dirigida por Robert Mulligan

Interpretada por Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters

Estados Unidos está aún intentando recuperarse de la Gran Depresión. En un pueblo típico americano, Atticus Finch ejerce como abogado y acepta como pago lo que buenamente pueden darle, tanto en metálico como en especie. Es un viudo con dos hijos pequeños a los que trata de educar en el respeto hacia la ley y hacia los demás.

La película es narrada por la hija de Atticus, que cuenta lo que sucedió en ese verano. Su padre representa a un negro acusado de violar a una muchacha blanca, algo que trae algunas complicaciones en un pueblo en el que el racismo aún es algo imperante. A pesar de las pruebas en contra, la palabra de la muchacha prevalece sobre la del hombre, por su color de piel y él es declarado culpable.

Pero realmente, aunque ese es el argumento de la película, lo que se nos muestra es la vida del pueblo desde el punto de vista de los niños. Los vecinos, sus relaciones, las reacciones de todos ante el juicio, muchas cosas que los niños ven pero que no llegan a percibir por completo. Por ejemplo, cuando van a la cárcel a linchar al preso, la niña sólo ve a un grupo de hombres a los que conoce, que van a hablar con su padre (quien está haciendo guardia fuera de la prisión por si se daba el caso de querer linchar a su cliente). La inocencia y la simplicidad de la visión de la niña es lo que hace especial esta película, al menos desde mi punto de vista. Está basada en una novela de Harper Lee (otro título más a mi larga lista de lecturas pendientes) y la verdad es que me gustó, deja una sensación como muy tierna y agradable, a pesar de que el argumento no sea ni lo uno ni lo otro.



 Safe



Safe (Safe) 2012

Dirigida por Boaz Yakin

Protagonizada por Jason Stratham, Catherine Chan, Robert John Burke

A mí las películas de acción por la acción no me gustan. Me gustan las que yo llamo "películas estilo Bruce Willis", en las que sí, hay acción, tiros, peleas pero hay también toques de humor y frases contundentes que te hacen sonreír o incluso a veces reír directamente, por lo evidentes o por lo chulescas que son. Películas como las de Rescate en Nueva York, o las de La jungla de cristal o las de Arma letal.

Pues bien, después de ver Transporter, que me sorprendió gratamente (esperaba ver una película de tortas sin más y me encontré una del tipo de las que me gustan), pedí a quien me la recomendó que me diera más títulos con el mismo protagonista, que fueran más o menos del estilo.

Ah, una cosa, si ves Transporter, perdónale la metedura de pata que tiene al principio, como me dijo alguien, si no lo hubiera hecho, no habría historia que contar ni película que filmar.

Bien, casi que con el regusto simpático de Transporter en las pupilas, me dispuse a ver Safe. Luke es condenado a una vida de ostracismo, cuando tras matar a su mujer, sus asesinos le dicen que matarán a toda aquella persona con la que él tenga trato. La finalidad de esto es conseguir que la soledad y el aislamiento hagan que él se suicide. Y de hecho está a punto de hacerlo cuando ve a una niña china en el metro de la ciudad, que evidentemente está escondiéndose de un grupo de hombres que la persiguen.

La niña es Mei. La mafia china utiliza su prodigioso cerebro como almacén de datos de sus negocios y como calculadora humana. Así, no hay rastros de ninguna operación, todo lo tiene la niña en la cabeza. Si alguna vez se ve amenazada la organización, con matar a la niña todo arreglado. Le han pedido que memorice un número muy largo, una serie de cifras que ocupan un folio entero. Y el siguiente paso es que vaya a otro lugar a memorizar un número similar. Pero por el camino los chinos son atacados por los rusos y la policía local también se ve implicada  y la niña aprovecha el tumulto para escaparse.

Así que Luke decide ayudar a la chiquilla, con lo que se ve en medio de la mafia china, la mafia rusa y la policía corrupta para la cual ya había trabajado antes. Persecuciones, tiros, peleas. Comparada con Transporter, mucho menos humor y muchas menos frases contundentes de las que me gustan. Pero entretenida. Eso sí, yo te aconsejaría ver Transporter mejor que Safe.



K-PAX



K-PAX (K-Pax) 2001

Dirigida por Iain Softley

Protagonizada por Kevin Spacey, Jeff Bridges, Alfre Woodard

Otra de las películas que ya había visto. Pero tenía ganas de volver a ver. La verdad es que eso me sucede con casi todas las películas protagonizadas por Kevin Spacey (tengo pendientes volver a ver Sospechosos habituales, La vida de David Gale). Por supuesto, te la recomiendo, vaya eso por delante.

Prot es detenido e ingresado en un centro psiquiátrico cuando, al intentar ayudar a una mujer a la que acaban de robar el bolso, le confiesa a la policía que no es de este planeta sino que procede de otro llamado K-PAX, en la constelación de Lira.

El doctor Powell cree que tiene un caso más de los muchos que le son asignados, hasta que conoce al paciente y empieza a sentir una gran curiosidad por él. No se comporta tal como espera ni reacciona a la medicación. Entabla una cordial relación con el resto de enfermos del centro y ayuda a casi todos. Sus conocimientos de astrofísica hace que el médico le lleve a un planetario donde es interrogado por expertos en el tema, que se quedan totalmente sorprendidos por las respuestas que da a sus preguntas. Es un genio.

El doctor cree que toda la historia de ser de otro planeta es una forma de evadirse de un hecho traumático de su pasado, con lo que empieza a investigar sobre su identidad valiéndose de la hipnosis. Tiene además el tiempo limitado, ya que Prot le ha comunicado que se irá de vuelta a su planeta el 27 de julio a las 5.51. El médico cree que es la fecha en que se suicidará y quiere impedirlo a toda costa. Prot además dice que se llevará a uno de los enfermos del psiquiátrico con él cuando se vaya y se inicia una especie de concurso para ver quién será el elegido.

Para saber si Prot es o no un kapaxiano, si se va, si se lleva a alguien, tendrás que ver la película.


Bel ami



Bel ami (Bel ami) 2012

Dirigida por Nick Ormerod y Declan Donnellan

Protagonizada por Robert Pattinson, Christina Ricci, Uma Thurman

Basada en una novela de Guy de Maupassant

Para ser totalmente honesta he de confesar que a mí el protagonista no me parece físicamente atractivo. De hecho no me parece atractivo en absoluto. Ni siendo un vampiro (el resto de sus hermanos me parecían más guapos que él) ni siendo un seductor (me pasé la película esperando que alguien le dijera que el pelo grasoso, apelmazado y sucio no es nada sexy).

George es un soldado que ha ido a París en busca de fortuna. Tiene la suerte de encontrarse con un antiguo superior del ejército, que trabaja en un periódico y que está dispuesto a ayudarle a mejorar su situación. De hecho es su esposa quien le ayuda a encontrar los contactos adecuados para mejorar su estado económico y social. Básicamente se dedica a seducir a las mujeres que le pueden aportar algo, sea dinero, posición, información... Llega a casarse con la viuda de su mentor, a la que después repudia por adúltera para poder seguir escalando posiciones en la sociedad. Le da igual el daño que haga, las ilusiones que pueda crear, los sacrificios que se hagan en su provecho, él irá siempre donde le convenga, sea cual sea el precio que haya que pagar, sobre todo si son otras personas quienes lo hacen y él se puede salir "de rositas". Vamos, una joya el chaval. Si a ti te resulta agradable a la vista, supongo que la película te gustará. Es una especie de análisis sobre la supervivencia y la ambición.

Paréntesis

Hola de nuevo, después de un paréntesis provocado en primer lugar por la petición de una persona y en segundo, por baja por enfermedad, de nuevo "ataco" con lo que he visto, leído y escuchado estos días.

Y no es poco. Y eso que estoy durmiendo ahora todo lo que no he dormido en semanas. Desde que ha empezado nuestra recuperación tras tres días horrendos (con vómitos, toses y sangre incluídos), no dejamos de dormir, a veces hasta 10-11 horas seguidas. A ver si poco a poco nos vamos normalizando.

Vamos al meollo de la cuestión.

A ciegas



A ciegas (Blindness) 2008

Dirigida por Fernando Mireilles

Protagonizada por Julianne Moore, Mark Ruffalo, Danny Glover

Película basada en el Ensayo sobre la ceguera de José Saramago. Un hombre se queda ciego de forma repentina, siendo auxiliado por algunos transeúntes. Estos a su vez sufren el mismo destino, así como toda persona que tiene contacto con ellos. Es una especie de epidemia, que el gobierno trata de atajar aislando a aquellos que parecen sufrir esa enfermedad. Así, encierran a los ciegos en un antiguo hospital, donde son hacinados y dejados más o menos a su suerte.

Entre ellos se ha filtrado la mujer de uno de los primeros afectados, que no está ciega y que ayuda en la medida de lo posible a facilitar la vida de los demás. Poco a poco la naturaleza humana muestra su lado más oscuro y cruel entre la gente que está allí. La comida se convierte en moneda de cambio y en fuente de poder.

La verdad es que no me gustó. Más que por la historia en sí, que tampoco me parece estar muy bien abordada, por los cambios de plano durante la película. Supongo que no sé apreciar la naturaleza artística de determinados ángulos o aspectos, pero la verdad es que no me gustó. Lo cual no quiere decir que sea una mala película. Pero sobre todo el final... uff. No la recomiendo, la verdad.



El truco final 




El truco final (The prestige) 2006

Dirigida por Christopher Nolan

Protagonizada por Hugh Hackman, Christian Bale, Michael Caine

Basada en una novela de Christopher Priest. Robert y Alfred son dos jóvenes magos en busca del gran truco que les haga célebres y ricos. Trabajan juntos hasta que una tragedia hace que no sólo se separen sino que se conviertan en enemigos irreconciliables. A partir de entonces, cada uno intentará superar al otro y sabotear sus actuaciones, llegando incluso a provocar lesiones en el mago en cuestión.

Así van sucediéndose los años, las trampas, las actuaciones, el quedar por encima del otro supera la ambición personal de cada uno de ellos.

A ver, la película me gustó. Sólo le encuentro una pega y es que se alarga demasiado. Quiero decir, es mucho tiempo machacando uno a otro, está claro que quieren arruinarse la vida mutuamente sin tener que estar mostrando tantas artimañas mutuas, creo que la película se alarga demasiado en ese aspecto.

El final es sorprendente, aunque una ya hacía tiempo que venía pensando que no vale la pena el precio a pagar por ser el mejor o por quedar por encima de otro. Pero bueno, es una opinión muy personal. Me pregunto qué le pasaría después al que "ganó", cuando echando la vista atrás se diera cuenta de todo lo que perdió en el proceso. Me ha parecido buena aunque un poco demasiado larga.


La duquesa




La duquesa (The duchess) 2008

Dirigida por Saul Dibb

Protagonizada por Keira Knightley, Ralph Fiennes, Charlotte Rampling

Basada en la vida de Georgiana Cavendish, que se casó con el duque de Devonshire, uno de los hombres más acaudalados de la época. Mujer instruida y con ideas políticas propias, fue muy famosa en su época tanto por su vida social como por ser un icono de la moda y el saber estar entre la aristocracia.

Casada con el fin de proveer a su marido de un heredero varón, el nacimiento de una hija tras otra hace que se sienta despreciada por su esposo, quien le es infiel casi desde el primer momento. Nos muestra todas las facetas de su vida, no sólo la de sufridora esposa que llega a tener que compartir su casa con la amante del marido, sino también  la de jugadora, bebedora, fumadora y también adúltera (esto último visto con muy malos ojos debido al doble rasero imperante en la época).

Ya he dicho en alguna ocasión lo que me gustan las películas que yo llamo "de faldas largas", creo que eso es lo que salva a esta. No ha conseguido que me metiera en la historia como han hecho otras antes. Y eso que las actuaciones, la ambientación, música y demás creo que son muy buenas. Pero le ha faltado un puntito de chispa para ser algo más que otra película entretenida que no volveré a ver.


Los Hamilton





Los Hamilton (The Hamiltons) 2006

Dirigida por Mitchell Altieri y Phil Flores

Protagonizada por Cory Knauf, Samuel Child, Joseph McKelheer

Te voy a ser sincera, si me puse a ver esta película fue por puro y duro morbo. En la sinopsis que leí ponía algo así como que los Hamilton eran una familia modélica, trabajadora, que participaban en la vida social de la comunidad y daban donativos, hasta que empezaban a matar a sus vecinos.

Y la parte sangrienta de mí me llevó a verla. Me imaginaba una familia típica americana con el pequeño defecto de ser asesinos y tal. Pues no. Para empezar, son todos hermanos, huérfanos a cargo del hermano mayor. No sé de dónde sacan el dinero, teóricamente el que es cabeza de familia trabajaba en la granja ayudando a matar reses cuando el padre aún vivía. Los jovencitos van al instituto pero son más bien los raritos que los populares. Son seguidos por un asistente social, preocupado sobre todo por el menor de los hermanos, que se dedica a ir por todas partes con una videocámara en marcha.

En cuanto a lo de matar a los vecinos... secuestran a un par de autoestopistas y las tienen atadas y amordazadas en el sótano. No es un sótano de esos lúgubres de escalera rechinante ni nada de eso, es uno normal y corriente. Una se pregunta para qué las tienen, sobre todo cuando ve el instrumental médico. A mí se me ocurrió desde torturas hasta la obtención de órganos para vender en vistas a transplantes ilegales (de ahí saldría el dinero para poder llevar la vida que llevan). Pues no. Llevan a la primera muchacha hasta una especie de camilla, la tumban, plano sobre distintos instrumentos cortantes, cambio de plano y se escucha un grito de la infortunada... para unos minutos más tarde, volver a verla atada y amordazada como si nada hubiera ocurrido.

No es hasta más tarde cuando se desvela la verdad. Y es que los Hamilton son vampiros. Pero vampiros en tanto en cuanto se alimentan de sangre humana. Nada de alergia al ajo o de volverse cenizas con la luz del sol. Son personas normales y corrientes que se dedican a recoger autoestopistas o extraños, sacarles la sangre poco a poco, consumir alguna y otra congelarla como si fuera un trozo de solomillo. De ahí que mantuvieran hasta el máximo posible a sus víctimas con vida, para ir "ordeñándolas" hasta la muerte.

No pierdas el tiempo viéndola. Vamos, es lo que te aconsejo.


Rebeca




Rebeca (Rebecca) 1940

Dirigida por Alfred Hitchcock

Protagonizada por Lawrence Olivier, Joan Fontaine, George Sanders, Judith Anderson


Hay libros, películas y canciones que no fallan nunca. Por muchos años que pasen, por muchas veces que las hayas visto, leído o escuchado, son como lo que yo llamo jerseis usados, acomodados y amoldados a nuestro cuerpo, viejos conocidos que nos dan el calorcillo y la suavidad que esperamos de ellos.

Y Rebeca para mí es una de esas películas. La vi por primera vez hace muchos años, siendo una jovencita, allá por el siglo pasado. Y recuerdo mi sorpresa al identificarme en muchos aspectos con la protagonista sin nombre, sobre todo en esa escena del coche en que desea que los recuerdos se puedan embotellar como los perfumes, para sacarlos de cuando en cuando y rememorarlos, porque era algo que yo había pensado en más de una ocasión.

Es una película con muchos matices, es una historia de amor, de misterio, de venganza, de rencor, de mentiras... una historia en la que la protagonista no tiene nombre y en la que el personaje con más peso, el personaje alrededor del cual gira toda la trama, no aparece físicamente a pesar de dar la impresión de que está por todas partes.

"Anoche soñé que volvía a Manderley...". Te aconsejo tanto ver la película como leer la novela de Daphne du Maurier. Son clásicos de los que no defraudan... a quienes les gusten los clásicos, claro. No va a haber efectos especiales, ni escenas de cama, pero sí hay una historia, algo que en algunas películas más actuales se pierde entre los nombres de las grandes estrellas protagonistas y entre el colorido de las escenas. Y creo que al fin y al cabo, lo que hace que una película quede en nuestra memoria es más la historia que cuenta que todo el resto.

jueves, 14 de febrero de 2013

Déjate llevar



Déjate llevar (Take the lead), 2006

Dirigida por Liz Friedlander

Protagonizada por Antonio Banderas, Alfre Woodard, Rob Brown, Yaya DaCosta, Elijah Kelley

Pierre Dulaine es un profesor de bailes de salón que presencia cómo tres jóvenes intentan destrozar un coche. Se da cuenta de que los chicos son del instituto cercano y acude a hablar con la directora, que además es la dueña del coche atacado. Es así como llega a ofrecerse voluntario para dar clases de bailes de salón a un grupo de chicos y chicas conflictivos.

Sorprendentemente me gustó mucho. Y digo sorprendentemente porque Banderas no es de mis actores favoritos, ni la trama me resultaba muy atrayente. La idea de que simplemente por el baile se arregle la vida de la gente, como que no me parecía muy atractiva. Pero la verdad es que no trata de arreglar la vida, sino de dar confianza y unas bases de educación y respeto, hacia uno mismo y hacia los demás.

Lo más sorprendente para mí fue que está basada en hechos reales. La película se basa en la vida del verdadero Pierre Dulaine, de cómo llegó a establecer sus clases de danza en colegios con alumnos problemáticos y cómo a través de la disciplina del baile mejoraban en la forma en que se veían a sí mismos y a los demás. Se podría decir, que adquieren dignidad a través de la danza.

Me gustó. Espero que si la ves, también te guste o por lo menos te haga pasar un buen rato.

En otro orden de cosas, he empezado a releer el primer libro de la serie Pendergast, para reseñarlo y porque me encanta.

Ese día de hoy

Normalmente le llamo el día de san Papurcio y suelo decir los tópicos de siempre: que si es un día creado para consumir, que si todos los días deberían ser de los enamorados y tener detalles de cuando en cuando y no un sólo día, que si hay gente (sobre todo muchachas) que se "ennovian" sólo por tener pareja en este día y después "si te he visto, no me acuerdo", etc.

Pero anoche, pensando en qué escribiría hoy al respecto, me he dado cuenta de una cosa. Echo de menos los abrazos. Ni los regalos ni el vértigo del enamoramiento ese del principio, ni siquiera el sexo. Los abrazos. Esos momentos de silencio, de sentir, de oler, de dejarse estar unos segundos, sin más. Así que hoy no echaré de menos un regalo, ni un detalle, ni una llamada, ni un "te quiero". Hoy echaré de menos un abrazo. Ains, qué cursi, son los años.

También recordé una escena de Love Actually, en la que el personaje de Liam Neeson está preocupado por su hijastro, que tiene una conducta extraña. Achaca eso a la reciente muerte de su madre, pero llega a pensar incluso que tiene problemas en el colegio o incluso de drogas. Habla con él y el niño le confiesa que lo que le pasa es que está enamorado. El padre se echa a reír, de alivio y le dice que pensaba que era algo peor lo que pasaba y el niño, mirándole a los ojos le contesta algo así como "¿Peor que la absoluta agonía de estar enamorado?" El padre se queda pensando y se da cuenta de que sí, estar enamorado no sólo / siempre es violines y pajaritos y corazoncitos, sino que es un sentimiento supuestamente tan intenso que a veces duele.

Así que feliz día de san Papurcio. Hoy (teóricamente) hay mucho amor en el aire :)

Y para escuchar, algunas de mis favoritas

https://www.youtube.com/watch?v=ymZFni8exoE

https://www.youtube.com/watch?v=RpwsuhOUAkk

https://www.youtube.com/watch?v=k9e157Ner90

https://www.youtube.com/watch?v=lUKi39MERRM

https://www.youtube.com/watch?v=5anLPw0Efmo

https://www.youtube.com/watch?v=rrVDATvUitA

https://www.youtube.com/watch?v=j4y-RzVGrHg

Disfruta del día... aunque sea san Papurcio :))

El inocente, Michael Connelly

Anoche acabé de leerlo. Estaba en una de esas situaciones en que te faltan apenas cincuenta páginas para acabar y parece que no tienes tiempo para ponerte a ello, así que tuve que esperar a acostarme para poder finiquitarlo.

Se podría clasificar como una novela "de abogados", de hecho, como una novela de abogados defensores. Lo curioso es que normalmente en ese tipo de historias una acaba empatizando con el protagonista, que lucha por sus defendidos con todas las armas a su alcance.

En este caso no es así. A ver, no es que sea un bicho, pero desde la primera página demuestra que es un ambicioso. El dinero ante todo y ante todos. Una entiende que tiene que ganarse la vida, pero de ahí a alegrarse de que se celebre un juicio sólo por cobrar más, hay diferencia, digo yo.

No pregunta a sus clientes si son inocentes o no. No le interesa. Mientras puedan pagarle, les ofrecerá el mejor servicio que pueda. A veces se para a pensar y teme estar tan inmerso en la maquinaria de hacer dinero, que no identificará a un inocente cuando lo vea. De hecho y tal como decía su padre, el peor cliente era el inocente, ya que si fallabas, sabías que enviabas a alguien que no lo merece a la cárcel.

No puedo contarte nada del argumento, porque estaría destripando demasiado la historia. Es muy entretenida, fácil de leer y tiene algún giro sorprendente. No me ha decepcionado, aunque tampoco es uno de esos libros que una acaba releyendo con el tiempo. Cumple el propósito de contarte la historia y entretener.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Chica XXL

Me dispuse a ver esta película en plan "más o menos sé lo que va a pasar". Y en líneas generales, fue así. Tiene, eso sí, momentos de sonrisa e incluso de risa (que no son precisamente en los que la protagonista hace "gracias"). Pero también es una película que me hizo enfadarme un poco, ya te cuento el motivo más adelante.



Chica XXL (Phat girlz), 2006

Director: Nnegest Likke

Protagonistas: Mo'Nique, Eric Roberts, Jack Noseworthy, Jimmy Jean-Louis

Jazmín es una chica obesa (en la imagen, la de la derecha), que trata de llevar su sobrepeso lo mejor posible, aunque el mundo en el que vive a veces se lo ponga un poco difícil. Trabaja en una tienda de ropa junto con su amiga Stacey (en la imagen, la de la izquierda) y vive con su prima Mia (la del centro), que es la ligona de la familia. Sueña con ser diseñadora de modas para mujeres de tallas grandes.

Ha intentado todas las dietas posibles y es por un concurso de unas píldoras adelgazantes, por lo que acaba ganando un fin de semana de lujo. Allí vivirá momentos inolvidables al conocer a un apuesto médico nigeriano, en cuyo país, al parecer, cuanto más grande sea una mujer, más hermosa resulta.

Vale, ya se sabe que es un canto a la belleza interior y a que una tiene que estar contenta consigo misma, que la belleza no es lo que importa y más de lo mismo. Es lo típico. Lo que a mí me enfada es que si el mensaje subyacente es ese, ¿por qué las protagonistas buscan hombres atractivos?¿por qué, si ellas se sulfuran al no ser valoradas por su sobrepeso, no aplican esa misma norma a la hora de fijarse en posibles parejas? Porque el muchacho en el que se fija Jazmín, la protagonista, no es una birria precisamente...


He ahí el mozo. De hecho, en un momento de la película, la protagonista tiene un pensamiento sobre porqué los buenorros se los lleva siempre su prima. O sea que a la hora de ser la elegida hay que ver más allá del físico, pero a la hora de elegir, se fija en los guaperas. Eso es lo que me molesta, el doble rasero. Y te lo dice alguien que también es XXL o más bien XXXL. 

Aparte de eso, la película tiene momentos divertidos, sobre todo los nacidos por las reacciones de Mia, ahora relegada a ser "la fea", papel al que no está acostumbrada en absoluto. La música también me ha gustado mucho. Es una película para ver una tarde tranquila, tal vez comiendo un helado, que no se diga :)


martes, 12 de febrero de 2013

El hombre perfecto

Tengo disco duro nuevo, de almacén. El que tenía hace tiempo que me venía avisando que le quedaba poco tiempo de vida y daba errores. Un tera de cosas que he intentado ir apurando y guardando, pero claro, he perdido muchas cosas.

Así que hoy me he encontrado ante un disco vacío. Momento en que me he hecho el propósito de ser más cuidadosa y sobre todo, más razonable con las cosas que ponga en él. A ver si es verdad. Mi reto es no llenarlo nunca más allá de la mitad de su capacidad. Y, sobre todo, tener cosas que vaya a ver, leer, escuchar o utilizar, nada de síndrome de Diógenes electrónico :)

Hoy tengo sensación de domingo por la tarde. Supongo que es a causa de las vacaciones de carnaval y no tener que llevar al peque al colegio, pero mi ánimo y la atmósfera en casa era esa: domingo por la tarde. Así que he elegido una película al respecto. La típica romántica que podrías ver cualquier domingo por la tarde en cualquier cadena de televisión. Porque, a no ser que hayan cambiado mucho las cosas (hace tiempo que no veo películas en televisión), los fines de semana por la tarde o son dramas basados en hechos reales o son comedias románticas muy melosas.

El hombre perfecto (The perfect man), 2005 es una de esas últimas. Jean (Heather Locklear) es una mujer que tiene la costumbre de mudarse de ciudad y hasta de estado tras un desastre amoroso. Como la desesperación es mala consejera, siempre acaba con lo peorcito que se puede encontrar, así que las mudanzas son continuas. Sus dos hijas no lo llevan bien, ya que eso les impide hacer amistades, participar en  proyectos, asentarse.

La mayor de las hijas, una adolescente llamada Holly (Hilary Duff) decide que no quiere mudarse más, ella desea tener una vida normal y corriente. Así que se inventa un novio perfecto para su madre. Le envía cartas y flores de forma anónima. Como modelo, utiliza al tío de una amiga suya, compañera de clase. Y así poco a poco, la mentira se va haciendo más y más grande.

La película es lo que es, una especie de algodón de azúcar visual. Es fascinante ver cómo Heather Locklear parece no envejecer, está igual a lo largo de los años. 


lunes, 11 de febrero de 2013

Nuevas series

Bueno, al menos lo son para mí. Son dos series que he encontrado casi por casualidad, buscando otras cosas.

Touch

Protagonizada por Kiefer Sutherland. Hace el papel de un viudo con un hijo de once años que es aparentemente autista y que está obsesionado con los números y con los teléfonos móviles. El padre se da cuenta, con el tiempo y con algo de ayuda externa (proporcionada ni más ni menos que por Danny Glover), que esos números son la forma en que Jake, su hijo, se comunica con él.

Se parte de la idea de que casi todo el mundo está comunicado o relacionado entre sí. Es como una mezcla de "el efecto mariposa" y la teoría de que entre dos personas cualquiera del mundo sólo hay seis por medio para relacionarlas. Pero esta habilidad de Jake ayuda a la gente, aunque algunas veces nadie llegue a enterarse. He visto los primeros capítulos y me parece interesante.


John Doe

Esto no es una serie, es una pena. No, no me entiendas mal. Es una pena porque la cancelaron al acabar la primera temporada, sin que se llegara a desvelar el misterio sobre el que gira la trama. Así que si decides verla, no digas que no te avisé. Eso sí, en la wikipedia puedes leer lo que se supone que era el desenlace final.

Sólo vi el episodio piloto. Un hombre, totalmente desnudo, aparece en una isla. Se despierta desorientado, hasta el punto de que se cae por un acantilado al mar. Ahí consigue aferrarse a un tronco flotante y es pescado por un barco pesquero (nunca mejor dicho). Descubre que sabe todo. Y por todo me refiero a todo aquello que se pueda aprender. Un motón de datos y de habilidades (idiomas, conducción, estadística, etc). Lo que no sabe es cómo se llama o qué le ha pasado. Así que, muy sensatamente, se pone a ganar dinero, utilizando las estadísticas en las carreras de caballos. Y ahí está el pobre, intentando saber quién es y ayudando a la policía en sus casos, utilizando sus conocimientos, en el camino.


La pareja del año

La pareja del año (America's Sweethearts) 2001



Eddie y Gwen son una pareja de actores casados en la vida real. Han protagonizado infinidad de películas ñoñas en las cuales su amor acaba venciendo todas las situaciones. Pero durante el rodaje de la última, Gwen decide separarse, al iniciar una relación con un cubano. Eddie cae en una profunda depresión.

Lee, relaciones públicas, debe reunirlos para un fin de semana con la prensa durante el cual se presentará esa última película juntos. No es tarea fácil, pero lo consigue. Eddie sigue enamorado de Gwen y sufre por ello, dando lugar a momentos bastante incómodos para él.

La verdad es que es una especie de sátira sobre el mundo del cine. Sobre los intereses que están por encima de las personas. Del divismo de algunos actores y actrices. También se podría decir que tiene algo de cuento de hadas, con la hermana fea que se esfuerza por convertirse en cisne, esclavizada por su hermana, una egoísta sin límite.

Me ha parecido que llevaban todo al límite, a veces me daba la impresión de que algunas escenas estaban sacadas más de unos dibujos animados que de una comedia. No sé, muy artificial todo. Otra de John Cusack que no me ha gustado.

El enigma del cuervo

Como ya dije antes, el disco duro que llamo almacén tiene las horas contadas. Si a eso unimos una época de insomnio, el resultado es ver más películas y series que nunca.



El enigma del cuervo (The raven) 2012

Director: James McTeigue

Protagonistas: John Cusack, Alice Eve, Luke Evans

Los últimos días de la vida de Edgar Allan Poe son un misterio en sí mismos. Se le encontró moribundo, sentado en un banco de un parque, repitiendo una y otra vez "Reynols", el nombre del protagonista de una de sus novelas.

En esta película se juega con ese misterio. En ella, un asesino en serie utiliza los argumentos de Poe para matar a sus víctimas. Para hacer el "juego" más interesante, secuestra a la joven de la que está enamorado y le reta a conseguir liberarla. Así, la película hace un recorrido por los cuentos, novelas y poemas de Poe (en la imagen, el famoso péndulo de la muerte), acabando con la muerte del autor en un banco del parque.

Es una película policíaca con buena ambientación de la época en la que tiene lugar. Me recordó a algunas series y películas por el estilo ambientadas en Londres (en esta película los asesinatos tienen lugar en Baltimore), sólo que con lluvia en lugar de niebla. Está bien para pasar el rato si te apetece algo de ese estilo.

domingo, 10 de febrero de 2013

Me han superado...

... aparte de Embrujada, en lo que llevamos de mes, he sido incapaz de acabar de ver Alta fidelidad. A priori tenía bastante a su favor: una comedia, protagonizada por John Cusack y que transcurre en una tienda de discos de vinilo, de los de toda la vida. Pero no. No es más que un recorrido lento, lamentable y aburrido a través de la vida amorosa del protagonista, desde su novia del instituto hasta la actual que le acaba de abandonar. No fui capaz de acabarla, ni de encontrarle el punto de comedia.

... me ha superado un libro Todo un hombre, de Tom Wolfe. La sinopsis es que un multimillonario dedicado a la construcción pide un préstamo que no puede devolver, con el fin de invertir ese dinero en un proyecto de tintes megalómanos. Y se supone que cuenta de qué forma afronta lo que se le viene encima cuando le reclaman la devolución del dinero y los intereses. Pero ufff, se supone que el protagonista es el típico hombre hecho a sí mismo, que sin apenas estudios logró triunfar. Un sesentón que se cree cuarentón y que habla de una forma bastante incorrecta (lo hacen para incidir en sus orígenes humildes), que se dedica a cazar y a atrapar serpientes venenosas con un palo para demostrar lo machote que es. Lo siento, pero no sé si es que no estoy de humor para aguantar chiquilladas aunque sean en plan literario o qué me pasa. Lo he dejado aparcado, para ver si en algún momento me decido a darle una segunda oportunidad.

Ahora estoy leyendo  El inocente, de Michael Conelly. La típica novela de abogados pero con un par de notas originales. Ya te contaré cuando lo acabe.


La maldición de Rookford

La maldición de Rookford (The awakening), 2011

Director: Nick Murphy

Protagonistas: Rebecca Hall, Dominic West, Imelda Staunton

Película inglesa teóricamente de suspense con gotas de terror (terror de sustos, se entiende). Tras la primera guerra mundial, multitud de personas acuden a videntes tratando de contactar con los seres queridos muertos en la contienda. Florence Cathcart es una joven que se dedica a desmontar los timos de ese tipo, utilizando la ciencia y la observación para ello.

Un día, Robert Mallory acude a consultarla. Es profesor de un internado donde ha muerto un niño, se cree que a consecuencia de la existencia de un fantasma. Florence acepta ir para desmentir la existencia de tal espectro. Pero lo que se encuentra la supera. Sí hay fantasma.

Es la típica película de miedo con música de tensión en determinadas escenas, con sobresaltos y todo eso. Creo que intentan que el final sea original, es decir, que la explicación de la existencia del fantasma y de todo lo sucedido sea algo no tan trillado como el resto del argumento. La verdad es que me ha parecido una película bastante floja, bastante previsible, nada original. Ya sé que es complicado hacer una película de fantasmas original, pero me sorprende que se sigan filmando "más de lo mismo". Además, el título que le han puesto en España da lugar a error. No hay ninguna maldición, por ningún sitio. Hay profesores estrictos, hay mentalidades estrechas y niños traviesos. Y un fantasma. La sensación después de verla es: "psché". Hay películas mejores para pasar el rato, la verdad. Incluso dentro del apartado de sustos y suspense y terror, las hay mejores.

Reencuentro

A veces, una tiene ganas de ver algo en particular, o de ver cierto tipo de películas, según el estado de ánimo. Ayer estaba apática en ese aspecto, pasando de un título a otro sin que ninguno me llamara especialmente la atención.

Así que cerré los ojos y dejé que decidiera el destino o la suerte o como quieras llamarle. Y salió Reencuentro.



Reencuentro (The big chill), 1983

Director: Lawrence Kasdan

Protagonistas: William Hurt, Kevin Kline, Tom Berenger, Glenn Close, Jeff Goldblum, Meg Tilly...

Argumento: Después de quince años distanciados, un grupo de amigos de la época universitaria se reúnen a causa del suicidio de otro de los miembros del grupo. Así, llegan todos para el funeral y entierro y pasan juntos un fin de semana, poniéndose al día de todo lo que les ha pasado en ese tiempo. Poco a poco, los lazos que los unían antes, van apareciendo de nuevo.


Pensé que era muy complicado hacer una película mala con ese reparto. Y la verdad es que mala no es. Hay todo un abanico de personalidades y de reacciones plasmados en los personajes. Lo malo de este caso es el tiempo que ha pasado desde que se rodó. Y no me refiero a la forma de vestir o de hablar, sino a la forma de pensar y a los estereotipos, como puede ser el guaperas del grupo, ahora puede resultar sorprendente que alguien así fuera el más "ligón". 

Es una especie de esas reuniones que suelen hacer en Estados Unidos, tipo "promoción del 86", pero en este caso por un suceso bastante triste. Una vista atrás, a lo que eran, a lo que pensaban, a lo que sentían y a lo que se han convertido. El tópico de que las cosas nunca salen como uno piensa. 



Embrujada

Dirigida por Nora Ephron y protagonizada por Nicole Kidman, Embrujada, (2005) es una de las peores "cosas" que casi he visto. Y digo casi he visto porque no he aguantado hasta el final. Nada más que decir.

sábado, 9 de febrero de 2013

Marchlands

Es una miniserie británica de cinco capítulos de unos cuarenta y cinco minutos de duración cada uno. Está basada en otra serie, The Oaks, estadounidense, que tengo entendido que no pasó del episodio piloto.

El argumento gira en torno a tres familias que han habitado la misma casa, Marchlands, en diferentes épocas (1968-1987-2010). Y tienen como nexo la historia de Alice.

En 1968 vivían en Marchlands dos matrimonios, los padres de Alice y sus abuelos paternos. Alice murió ahogada en 1967 y ese accidente ha marcado la vida de toda la familia, sobre todo de su madre, que no acaba de creer la versión oficial del accidente, ya que conocía a su hija y sabía que era imposible que las cosas sucedieran de la forma en que se lo dijeron.

En 1987 vive en Marchlands una familia compuesta por un matrimonio, su hijo adolescente y su hija pequeña, que tiene una amiga imaginaria llamada Alice. Empiezan a pasar cosas raras en casa y creen que la niña tiene un problema que la hace comportarse de una forma extraña. Su padre poco a poco empieza a tener en cuenta la posibilidad de que Alice sea algo más que una amiga imaginaria.

En 2010 se muda a Marchlands un matrimonio joven, ella en avanzado estado de gestación y empiezan a remodelar la casa a su gusto. Y también empiezan a pasar cosas raras.

Las historias de las tres familias se nos cuentan entrelazadas, no de forma separada. Y hay nexos de unión entre las tres, aparte de la supuesta presencia de la niña muerta. Llegados a este punto es cuando tengo que decirte que no es una historia "de miedo". No hay tormentas nocturnas, ni apagones, ni sobresaltos, ni puertas chirriantes... La casa es preciosa, de hecho, luminosa y acogedora. Los personajes no son oscuros ni tremebundos. Bueno, la abuela de Alice lo es un poco, es un claro ejemplo de la forma de pensar de la sociedad en los años sesenta y anteriores.

Si la ves, entonces, no esperes encontrar la típica película de sustos y música de suspense. Verás la historia de varias personas y de cómo sus decisiones influyen en los demás, aunque sea a largo plazo. Hay sólo un momento "de susto" en uno de los capítulos, pero es un susto necesario para evitar un mal mayor. No te cuento más porque te lo estropearía.

Hubo dos cosas que no me gustaron mucho. Una tontería y algo un poco más importante. La tontería es la reacción de una de las mujeres, cuando se entera de que su ahora marido, cuando era adolescente (muchos años antes de conocerla a ella), era considerado un ligón por su pandilla de amiguetes. Y que además, tuvo rolletes antes que ella. Se enfada mucho, sin tener en cuenta de que lo que le dicen es algo que pasó como unos veinte años antes.

Y lo más importante de lo que menos me gustó es el final. Una espera otra cosa. Y no puedo decir más porque te desvelaría todo y no está bien.


viernes, 8 de febrero de 2013

La reina blanca - Philippa Gregory

Después de haber leído las novelas históricas de esta autora, relativas al período de los Tudor, hace un par de días me dispuse a leer esta otra, que es cronológicamente anterior a las citadas.

Narra la historia de Isabel Woodville (o Isabel Grey, su nombre tras su primer matrimonio). Parte del momento en que ella conoce al rey Eduardo IV, al que apela para poder recuperar las posesiones que le corresponden por parte de su fallecido marido. Se enamoran y se casan en secreto.

Está en pleno auge la guerra de las dos rosas, entre las casas de York y de Lancaster, cada rama de la familia está convencida de que entre sus miembros está el legítimo rey de Inglaterra. Una guerra entre primos  en la que, como en toda guerra, nadie gana finalmente.

Hay un entramado de conspiraciones, cambios de bando (la familia de Isabel apoyaba a los Lancaster y ella se casa con el rey de la casa de York), traiciones, muy pocos períodos de paz y tranquilidad. Muchas muertes, un sinvivir.

Para Isabel es primordial mantener su status a toda costa. Cada familiar que muere, cada traición, cada sonrisa forzada no hace más que afianzar su certeza de que es el precio a pagar por el trono. En principio, lucha por y para ella. Más adelante, a la muerte de su marido, el rey, lucha por mantener a sus hijos en la posición que les corresponde, en lugar de pensar en mantenerlos simplemente con vida.

En la novela, se presenta a Isabel como una mujer que quiere asentar su poder, poniendo a familiares suyos en puestos próximos a la corona y mediante bodas que aumentan la fortuna y las propiedades familiares. Pero es esta ambición suya la que le acarrea más enemigos en la corte.

Hay una parte del libro, casi al final, en el que Isabel, la reina viuda, habla con su hija mayor, también llamada Isabel. Su hija le dice que lo que ella querría sería tener una vida normal y corriente, en un sitio tranquilo y agradable, casarse, tener hijos, que no ambiciona nada más que eso. A su madre le resulta ultrajante esa forma de pensar, después de haberse pasado más de media vida luchando porque sus hijos tuvieran puestos de poder. Lo curioso del caso es que Isabel hija, acaba casándose con Enrique VII y siendo reina (la primera reina de la dinastía Tudor). Es algo que no ambicionaba, después de haberse pasado toda la vida viendo el precio a pagar por sentarse en el trono.

También es de esta época un misterio histórico, el de los príncipes de la Torre. Eduardo, heredero de Eduardo IV e hijo de Isabel, fue llevado a la Torre de Londres por su tío Ricardo, nombrado Lord Protector, para estar ahí hasta el momento de su coronación. Más adelante, se reuniría con él su hermano Ricardo. Tenían por entonces 12 y 9 años respectivamente. Desaparecieron misteriosamente, a pesar de estar encerrados y vigilados. Aún no se sabe a ciencia cierta lo ocurrido con ellos, si fueron secuestrados o asesinados. Y si los mataron, quién fue el responsable y qué se hizo con los cuerpos. Hay muchas teorías al respecto.

Un par de siglos más tarde y en medio de unas obras en la Torre, se encontró una caja que contenía los restos de dos muchachos. Se les dio sepultura pensando que eran los príncipes de la Torre, aunque hoy en día aún no se sabe con certeza sin son ellos o no.

No sé si es por el hecho de que no hay un momento de tranquilidad en toda la historia, pero me gustaron mucho más los libros referentes a la época Tudor que este. Por una parte es un sinvivir el estar rodeado de gente que sabes que te odia. Por otro es desconcertante mantenerte ahí, pudiendo renunciar y llevar una vida tranquila con tus hijos. No sé. Eran otros tiempos y otra forma de pensar. Y la ambición es un sentimiento poderoso... aunque una se pregunta si lo es tanto como para ver que tus seres queridos mueren uno tras otro, me parece un precio demasiado alto.


miércoles, 6 de febrero de 2013

Go on

Descargarse cosas es ilegal (ejem), así que últimamente veo series en páginas, no las descargo. El hecho de que mi disco duro llamado "Almacén" me dé errores críticos y eso no tiene nada que ver (más ejem).

Por supuesto, en lugar de ir a las series que quería ver y hacerlo, sin más, me puse a curiosear. Y por supuesto, acabé viendo otras. Por raro que pueda parecerle a quien me conozca, me he aficionado a ver las series en versión original subtitulada. Así que no me costó nada ver Go on.

Es una comedia protagonizada por Matthew Perry (Chandler, de Friends). Es todo un shock verle, una se da cuenta de los años que han pasado y que ya no es un jovencito raro, sino un madurito raro. Si no te gustaba su personaje en Friends, no te gustará esta serie.



Vamos al argumento. Ryan King es un hombre que ha quedado viudo cuando su mujer fallece inesperadamente en un accidente de tráfico. Al cabo de un mes del trágico suceso, pretende volver a su trabajo como famoso locutor en un programa de deportes. Su jefe y también amigo, Steven, piensa que es muy pronto para haberse recuperado de la pérdida y condiciona su vuelta al trabajo a que cumpla diez horas de terapia en un grupo de apoyo. Tiene que llevar firmado a la emisora el papel conforme ha cumplido.

Así que se presenta en la reunión, altera a todo el mundo, agobia a la terapeuta y consigue que ella firme conforme ha acudido a diez horas, aunque le avisa que llegará el momento en que se venga abajo y será en el momento más inoportuno. El no le hace caso y se va tan feliz.

Retoma su trabajo, con energía. Y un día, al ver a un jugador que acaba de entrevistar, enviando un mensaje de texto mientras está al volante, estalla. Empieza a lanzarle fruta al parabrisas y gritarle que no haga eso. Resulta que su mujer murió porque se despistó mientras le estaba enviando un mensaje a él.

Se da cuenta de que necesita ayuda y vuelve al grupo. Se convierte en una especie de líder al que acuden todos y todas. Se van conociendo los motivos de cada uno para estar en el grupo y la interacción entre ellos da pie a situaciones divertidas. Hay personajes de todo tipo, desde un ingeniero que parece carecer de vergüenza hasta una enfermera deprimida por la muerte de su gata, pasando por una lesbiana viuda, una hispana cuya familia fue deportada, un chico cuyo hermano está en coma, una asiática plantada ante el altar, un ciego...

No será la comedia del año, pero me ha hecho sonreír algunas veces. Hay momentos en que Perry se pasa de histriónico, pero por lo demás, el conjunto es divertido. Está en su primera temporada, así que si te animas, no llevas mucho retraso.

Turandot - Giacomo Puccini

Para mí la música clásica fue sinónimo de "tostón" hasta que una de mis amigas quedó embarazada, en la época de mis veinte años más o menos. Entonces en la preparación para el parto, le dieron una lista de obras de distintos compositores, para poner de fondo mientras hiciera las tareas diarias. Ella me pidió ayuda para conseguir los temas y mediante un amigo mío, las tuve grabadas en cintas (sí, estamos hablando del siglo pasado, de mis veinte años, había cintas de cassette y eso del dvd ni sonaba).

Como sentí curiosidad, ese día, antes de llevárselas, mientras fregoteaba en la cocina, puse una, para ver si eran relajantes o algo así. Y me encantó. Es más, me di cuenta de que a pesar de la aversión general hacia ese tipo de música, está por todas partes. Reconocí fragmentos utilizados en películas, anuncios... incluso en temas de música "actual".

Así que me dispuse a descubrir ese nuevo territorio musical. No te voy a marear con lo que me gusta y lo que no. Y tampoco viene mucho al caso (por el momento).

Hay un aria de Turandot que creo que conoce todo el mundo, el Nessun dorma. Puede que no sepas cuál es por el nombre, pero en cuanto escuches los primeros compases, te darás cuenta de que sí. A mí me encanta.  Cantado por Pavarotti.

Mi pasión por el aria me llevó a interesarme por la historia de la ópera. Y así fue cómo conocí la historia de la princesa Turandot... y cómo me enfadé por el significado de Nessun dorma.

Turandot es una princesa china. Mal empezamos. Sus padres pudieron ponerle Li Ying o Soon Ming o algo por el estilo, pero no. Le pusieron Turandot, que suena más a plato de escalopes de pollo que a nombre de princesa china (consultando en san Google me enteré de que Turandot es el gentilicio de una región de Asia Menor). Bueno, pues Turandot creció y se convirtió en una princesa preciosa y con muy mala leche.

Vio que las mujeres padecían y sufrían e incluso morían en aras del amor y decidió no enamorarse ni casarse. Pero claro, era princesa. Eso quiere decir que tenía muchos derechos pero también obligaciones, y una de ellas era casarse y tener principitos y principitas. Así que Turandot no podía negarse a casarse.

Pero la muchacha era inteligente y creyó dar con la solución perfecta. En lugar de negarse, dijo que se casaría con el hombre que diera la solución a tres acertijos que ella pondría. Si lo lograba, se casaría con él y si no, le cortarían la cabeza.

Lo de cortar la cabeza hizo que más de uno se lo pensara. Pero el príncipe de Persia lo intentó. Pensó que siendo el príncipe de Persia no le cortarían la cabeza. Craso error. Fracasó y fue condenado a muerte.

El padre de Turandot intercedió por él ante ella. Ella dijo que nada de eso, que avisado estaba y que no se echaría atrás. Había dado su palabra y se cumpliría. Se construyó el patíbulo, se llamó al verdugo, se afilaron las cuchillas y se avisó al pueblo. Mientras, Turandot seguía negándose a mostrar clemencia ante el príncipe de Persia.

El día de la ejecución, se reunió todo el pueblo en la plaza para ver morir al joven. Entre toda esa multitud había un joven desconocido, que viendo que un anciano se había caído, acudió en su ayuda. Para gran sorpresa suya, vio que el anciano era su padre. Resulta que el joven era un príncipe que tuvo que huir de su país al haber una revuelta y pensó que habían asesinado a su padre. Pero no, su padre estaba vivo aunque ciego y muy contento de reencontrarse con su hijo. Había podido sobrevivir gracias a la ayuda de Liu, una esclava de palacio que le había cuidado. El joven preguntó a Liu porqué había hecho eso y ella le contestó que él le había sonreído una vez en palacio y que como pago a esa sonrisa, ayudaba a su padre. Vamos, que la muchacha estaba enamoradísima del entonces príncipe y por eso se hizo cargo del padre ciego.

Pero el joven parece no pillar el fondo de la cuestión. Y mientras esa charla tiene lugar, salen el príncipe de Persia, el verdugo, el rey, Turandot y sus ministros. Se le vuelve a pedir clemencia y ella vuelve a negarse. Ejecutan al príncipe de Persia. El joven desconocido se olvida al instante de su padre y de todo lo que le rodea y se enamora al ver a Turandot. Parece darle igual que sea una mujer capaz de ver cómo le cortan la cabeza a un hombre y que se niegue a amar a nadie, el chico se enamora de su belleza y el resto como que le da igual.

Se entera de que hay una forma de lograr casarse con ella, acertando los acertijos. Tanto su padre como Liu tratan de que cambie de idea, no quieren verle morir. Pero el chaval es cabezota y dice que lo intentará. Se acerca a los ministros y dice que quiere intentar resolver los acertijos. Ellos tratan también de disuadirle, pero sigue erre que erre. Tras mucho intentarlo y ver que persiste en su intención, le comunican a Turandot la existencia de un nuevo aspirante a esposo.

Entonces ella, en presencia de sus ministros, se dispone a decirle los acertijos. Te los voy a poner, aunque la verdad es que aún sabiendo la respuesta, creo que la chica tenía, como dije antes, muy mala leche y a ver quién acertaba eso.

Primera pregunta: ¿Quién es el fantasma que cada noche nace de nuevo en el hombre y muere cada día? El joven desconocido queda pensando, Turandot sonríe creyendo que no lo resolverá y de repente contesta "la esperanza"

Segunda pregunta: ¿Qué es lo que flamea como una llama y no es fuego, arde como la fiebre pero se enfría en la muerte? El joven contesta enseguida: la sangre

Ya un poco nerviosa, Turandot se dispone a hacerle la tercera y última pregunta.

¿Qué es lo que quema como el hielo y cuanto más frío es, más quema? El joven vuelve a quedarse pensando y al final contesta: Turandot

Bueno, el rebote que pilló la princesa no tiene parangón. Los ministros y el rey, felices por no tener que matar a otro joven, aunque fuera un desconocido. Y el joven feliz porque se casaría con la mujer de quien se ha enamorado (lo de enamorarse sólo por el físico es dudoso, pero así es la historia).

Ella quiere negarse a cumplir su parte del trato. Apela a su padre para que la libre de casarse. Y el padre dice que de eso nada, que ella misma dijo que había que cumplir cuando hubo que matar al príncipe de Persia así que ahora le tocaba a ella apechugar. Después de todo, la idea había sido suya. Así que nada, a casarse y tener prole abundante como manda la tradición.

Viendo que ella no estaba precisamente entusiasmada con la idea y como el joven la quería y todo eso, le propone un nuevo trato. Le dice a Turandot que si desde ese momento hasta que salga el sol, logra saber su nombre, no sólo no la obligará a casarse con él sino que morirá a manos del verdugo. Pero si ella no lo consigue, si al alba no sabe el nombre de su pretendiente, ella se casará con él. Ella acepta, encantada con esta posibilidad de librarse. La verdad es que el amor sí que es ciego, porque cualquier otro en esa situación se daría cuenta de que ella daría lo que fuera por no casarse con él, y el joven desconocido, por el contrario, está tan feliz. En fin.

Es entonces cuando Turandot hace saber a todo el pueblo de Pekin que nadie descansará ni dormirá hasta saber cuál es el nombre del joven desconocido, que quien lo sepa y no lo diga, será ejecutado. De ahí lo de nessun dorma, que nadie duerma.

Pues bien, llegan a detener a Liu, identificándola como una muchacha que conoce al joven. La llevan a palacio y Turandot le pregunta el nombre, ella dice que nunca lo dirá (está enamorada del príncipe y no quiere que lo maten, claro). Así que Turandot, tan maja ella, dice que la sometan a tortura hasta que diga el nombre.

Liu sabe que no podrá aguantar toda una noche de torturas sin ceder, así que en cuanto puede, se suicida. Cuando el joven desconocido se entera de lo sucedido, piensa que Turandot es fría y mala y todo eso, pero no renuncia a ella, se le pasa la tristeza enseguida y sigue en sus trece de casarse con ella (me pregunto si de conseguirlo podría dormir tranquilo con semejante mujer al lado).

Es entonces el momento en que en la ópera, en el tercer acto, se canta el Nessun dorma, lo canta él, a pesar de que la orden fue de ella. Es un aria preciosa, teóricamente de amor, aunque yo creo que tiene algo de ironía, con él diciendo lo que ella ha ordenado. Y me enfada toda la historia que hay detrás, la tontería suya de enamorarse de alguien que no quiere saber nada de él ni en pintura y dejar de lado a su padre y el hecho de que una muchacha se matara por protegerle... no sé.

Puccini murió poco después de componer este aria y la ópera fue finalizada siguiendo las notas que había dejado escritas. De hecho en la primera representación, el director de orquesta al llegar a un punto del tercer acto, detuvo la obra para decir al público "Y aquí fue cuando el maestro murió", y después proseguir hasta el final.

Bueno, a la historia. Pasan las horas, amanece y Turandot no sabe el nombre del desconocido, así que le toca casarse. Y, oh, sorpresa, cuando él va a palacio a exigir el cumplimiento de lo pactado, va y al verlo se enamora de él. Anda ya. Bueno, y son felices y todo eso. Lo de la gente muerta que quedó atrás y la mala baba de la princesa, como si no pasara. Por cierto, el nombre del muchacho era Calaf.

Aquí te dejo el enlace a una de las interpretaciones del Nessun dorma que más me gustan


.https://www.youtube.com/watch?v=RdTBml4oOZ8

Y aquí te dejo una traducción del aria


¡Que nadie duerma! ¡Que nadie duerma!
¡También tú, oh Princesa,
en tu fría habitación
miras las estrellas
que tiemblan de amor y de esperanza...!
¡Mas mi misterio está encerrado en mí!,
¡Mi nombre nadie lo sabrá! No, no
Sobre tu boca lo diré
Cuando la luz brille
¡Y mi beso fulminará el silencio
que te hace mía!

Voces de mujeres
Su nombre nadie sabrá...
¡Y nosotras, ay, deberemos, morir, morir!

El príncipe desconocido
¡Disípate, oh noche! ¡Ocúltense, estrellas! ¡Ocúltense, estrellas!
¡Al alba venceré!
¡venceré! ¡venceré!


Audrey Hepburn - Una cara con ángel

Siguiendo mi particular ciclo de esta actriz, le ha llegado el turno a una cara con ángel.



Una cara con ángel (Funny face) 1957

Director: Stanley Donen

Protagonistas: Audrey Hepburn, Fred Astaire, Kay Thompson

Una dependienta de una librería es descubierta de forma accidental durante un reportaje fotográfico. La revista en cuestión está buscando la nueva modelo americana. La muchacha acepta el posar tomándolo como un medio para visitar París y conocer a artistas y pensadores. Pero se enamora del fotógrafo.

He de decir que es la película que menos me ha gustado de las que he visto hasta ahora con esta protagonista. Y la razón es que cada cinco minutos se ponen a cantar. Es también el motivo por el cual no veré My fair lady, también es de canción tras canción. Para mí eso rompe el ritmo de la película, porque, sinceramente, no la veo como un musical. Me gustan mucho, eso sí, los bailes de la pareja, pero es porque en la biografía de Audrey Hepburn recalcan su afición por la danza y que lo que más le hacía ilusión de esa película era, precisamente, bailar con Fred Astaire.

Si te gustan las películas con canciones por doquier, adelante.


Isi tiene razón

Cuando una comete un error, ha de reconocerlo. Y yo he cometido uno y bastante grande. Pretendía tener dos blogs, este en plan "sólo comentar las cosas" y el otro en plan "contar mis cosas". Uno "neutro" y otro personal.

Isi me dijo hace un tiempo que es casi imposible no contar cosas aunque te limites a reseñar novelas. Que siempre cuentas algo personal, quién te recomendó, cómo, cuándo... y tiene razón. Pensando cosas que contarte, siempre se me colaba alguna anécdota o algo que no era tan neutro como quería. El resultado ha sido que en los dos blogs me sentía como un poco ahogada, ya que se me mezclaban cosas de ambos en mi cabeza.

Isi vuelve a tener razón en otra cosa, y es que puedo empezar a hablar de cómo hacer un bizcocho y acabar contando algo sobre los esquimales. No soy de esas personas que se preparan las entradas, que buscan datos y estructuran las cosas, no soy ordenada. Simplemente, me siento y empiezo a escribir directamente y lo que sale, ahí se queda.

Así que he puesto una última entrada en el otro blog (donde os aconsejo que vayáis para ver las dos recetas que hay, la del bizcocho de melocotón y las magdalenas fáciles), diciendo que a partir de ahora sigo aquí.

A partir de ahora, entonces, volverán los batiburrillos de las entradas, se siente. En caso de que no te guste, hay montones de blogs más y mejor estructurados. Sea como sea, gracias por pasarte por aquí.

domingo, 3 de febrero de 2013

La cosecha



Parece que esta temporada no doy pie con bola en cuanto a elegir películas.

La cosecha (The reaping) 2007

Director: Stephen Hopkins

Protagonistas: Hillary Swank, David Morrissey, Idris Elba

Una misionera pierde la fe tras el asesinato de su familia en Africa. Después de esa traumática experiencia, se convierte en una cazadora de mitos místicos. Pone al descubierto fraudes religiosos, sean intencionados o no.

Un día un profesor de una pequeña población llamada Haven le pide ayuda ya que su pueblo parece estar siendo azotado por las diez plagas bíblicas y los habitantes culpan de ello a una niña de diez años, cuya vida corre peligro pues están empezando a pensar en matarla para acabar con la supuesta "maldición".

La ex misionera va y lo primero que se encuentra es un río convertido aparentemente en sangre. Recoge muestras, hace fotos, recorre el terreno y es pillada por una repentina lluvia de sapos y ranas. Más de lo mismo, recoger muestras, buscar una explicación lógica y demás.

A partir de ahí, la película entra en barrena. Empiezan a sucederse planos referentes al pasado junto con planos del presente, la protagonista no se sabe si ha tomado algún tipo de psicotrópico debido a su forma de comportarse y las visiones que tiene... Pasa de ser una historia misteriosa con fondo religioso a ser una película con efectos especiales, muertos y sobresaltos. Angeles, demonios, dioses y plagas forman un batiburrillo que acaba en explosiones de fuego. Mucho ruido para poca historia, la verdad. Me dio la impresión de que al guionista se le acabaron las ideas tras los diez primeros minutos.

No la recomiendo, en absoluto. Cuando leí la sinopsis parecía cuando menos entretenida, pero es demasiado ruidosa y evidente.

Al filo de la sospecha



Al filo de la sospecha (Jagged Edge) 1985

Director: Richard Marquand

Protagonistas: Glenn Close, Jeff Bridges, Peter Coyote

Una noche tormentosa, un individuo entra en una mansión a orillas del mar, matando a la criada de la casa y a la propietaria, utilizando para ello un cuchillo de caza. Pronto las sospechas recaen sobre el marido, que hereda todas las propiedades y acciones de su mujer. Contrata los servicios de una abogada para defensora, quien a medida que transcurre el juicio se siente atraída por él.

No es horrible pero es el tipo de película que te deja como si nada. El acusado que seduce a la abogada con el fin de asegurarse la mejor defensa posible, las dudas sobre si él será el asesino o no, testigos inesperados que inclinan la balanza... De este tipo de películas más o menos previsibles, las hay mucho mejores que esta. Bueno, siempre dicho desde mi opinión, claro, habrá quien la considere una buena película. Yo no la recomiendo. Ni para una tarde de lluvia.



Audrey Hepburn - La calumnia

Para contrarrestar un poco el candor y la dulzura de Vacaciones en Roma y siguiendo mi personal ciclo de Audrey Hepburn, la siguiente película elegida fue La calumnia.



La calumnia (The children's hour), 1962

Director: William Wyler

Protagonistas: Audrey Hepburn, Shirley MacLaine, James Garner

Karen (Audrey Hepburn) y Martha (Shirley MacLaine) son dos jóvenes profesoras que han visto cumplido su sueño de tener su propia escuela para niñas. Después de mucho luchar, están empezando a conseguir beneficios y su colegio va en auge.

Joe (James Garner) es un médico que ha estado esperando durante dos años a que llegara este momento, para poder casarse con Karen.

Todo parece ir bien hasta que una de las alumnas, que detesta estar en el colegio, escucha parte de una conversación-disputa que Martha sostiene con su tía, también profesora del centro. La niña utiliza las palabras y expresiones que ha escuchado para convencer a su abuela de que entre Karen y Martha hay una relación que va más allá de la amistad.

Como consecuencia, la abuela se lleva a la niña a casa y hace correr la voz de la situación entre las familias que también tienen a niñas en el centro. Rápidamente se queda vacío. Ellas no entienden nada y tras mucho insistir, logran que uno de los padres les cuente lo que sucede. El hecho de que ellas tengan una relación amorosa hace que sea imposible que ninguna niña acuda a su escuela. Es algo anormal y las niñas inocentes no deben estar cerca de personas así.

Karen y Martha demandan a la abuela de la niña, la que originó los rumores. Pero la tía de Martha no acude al juicio para explicar los hechos y pierden la batalla judicial. Se plantean el irse a otro sitio, empezar de nuevo. Joe, que hasta el momento estuvo apoyándolas, empieza a tener dudas de si hay algo de verdad en lo que se rumorea. La relación con Karen se deteriora.

Accidentalmente, se descubre que la niña ha mentido, pero ya es demasiado tarde, no se puede reparar el daño hecho. El final es triste.

Supongo que a estas alturas el que alguien retire de un centro escolar a un niño o una niña por existir profesores homosexuales puede sonar extraño. Pero fíjate que la película es de 1962, no ha pasado tanto tiempo, y entonces la reacción ante la homosexualidad era esa, la de rechazo e incluso asco. Como si fuera algo contagioso e infecto. Hay que tener en cuenta esa mentalidad a la hora de ver la película. De hecho hay una especie de correlación entre crimen y castigo, al final. Quien cree haber cometido un pecado, un delito, es quien "paga".

Y en cierto modo, aún sigue vigente esa línea de pensamiento. Por mucho que creamos que la sociedad acepta la intimidad y la sexualidad de las personas, no es así, de hecho, siempre he pensado que lo de celebrar el día del orgullo gay y hacer esos desfiles y todo lo demás, es marcar una diferencia, es hacer notar el que no se ve la homosexualidad como algo natural. Pero bueno, tiempo al tiempo y si no, mira, en la década de los sesenta era causa de convertir a alguien en paria, ahora ya no.

Audrey Hepburn - Vacaciones en Roma



Tenía pensado dejar pasar más tiempo antes de ver otra película más de lo que yo llamo mi ciclo de Audrey Hepburn (vuelvo a recomendarte que curiosees acerca de su vida, seguro que te sorprendes). Pero hacía tiempo que tenía ganas de ver esta película, así que me di el gusto.

Vacaciones en Roma (Roman holiday), 1953

Director: William Wyler

Protagonistas: Gregory Peck, Audrey Hepburn, Eddie Albert

La princesa Ana llega a Roma en su periplo por diversas ciudades europeas. Tiene una agenda ajustada al minuto, con cada acto claramente detallado, tanto en cuanto a la ropa que debe llevar como a las opiniones que debe ofrecer. Pero Ana no deja de ser una muchacha y llega un momento en que se cansa de tanto protocolo, tantas audiencias, tanta rigidez. Tiene una especie de crisis que hace que su médico le inyecte un tranquilizante que la hará dormir. Pero antes de que haga efecto, Ana se escapa de palacio, escondida en una furgoneta de reparto.

Se queda dormida en un banco y es allí donde la encuentra Joe, un periodista que acaba de salir de una partida de cartas y va hacia su habitación alquilada. Se apiada de ella, al ver que es una muchacha educada e inocente y acaba llevándosela a su cuarto, donde ella se queda dormida de inmediato.

Al día siguiente, en el periódico en el que trabaja, Joe se da cuenta de que Ana es la princesa que oficialmente, se ha puesto enferma (excusa que dan mientras la buscan desesperadamente por todas partes). Así que decide aprovecharse de la situación y junto con un amigo suyo fotógrafo, pasa el día y parte de la noche con ella, llevándola a los sitios más emblemáticos de la ciudad y haciendo que se divierta como nunca.

Pero como en el cuento de la cenicienta, al llegar la medianoche, Ana decide volver a sus obligaciones. Se ha tomado un día entero para ella, para hacer y decir locuras con alguien que presuntamente no sabía quién era. Ese tiempo también ha bastado para que empiece a surgir una atracción romántica entre el periodista y la princesa, que no puede desarrollarse por motivos obvios.

Sé que a mucha gente le puede parecer demasiado candorosa e incluso ñoña, pero gran parte del atractivo de esta película está precisamente en su inocencia, donde el culmen del amor es darse un beso en los labios y mirarse a los ojos. Donde estar juntos es divertirse, reír, hablar, recorrer sitios y descubrir cosas. Y me gusta, me gusta mucho, por muy melosa que pueda parecer. Me gusta pasar un rato divertido, agradable, viendo lo que ahora se llama "película blanca" porque no hay ni violencia, ni sexo, ni nada extremo, sólo dos personas que se van conociendo a medida que transcurre el día.

Una de las imágenes más típicas de la película es la de la Vespa, donde se ve a los dos protagonistas subidos en una moto, riendo. Pero yo he elegido esta otra, en la que se ríen uno cara  al otro por una razón: cuando estuve leyendo la biografía de Audrey Hepburn, al llegar al momento en que graba esta película, se comentan varias cosas, como que al principio iba a ir el nombre de Gregory Peck en letras grandes, como la gran estrella y después, más en pequeñito "Y presentando a Audrey Hepburn". Cuando Peck se enteró, dicen que pidió que las letras referentes a ella tuvieran el mismo tamaño que las de su nombre. Quedó encantado con ella, con su alegría y su personalidad. Lo pasaron muy bien grabando la película y, como parece suceder con todo aquel que tuvo contacto con ella, quedó una gran amistad entre ellos.

Crímenes perfectos

Parto de la premisa de que es imposible que haya un crimen perfecto y se sepa. Porque para que sea perfecto, sólo dos personas han de conocerlo: el autor y la víctima. Además, he comprobado que las películas con ese título no acaban precisamente con el culpable "yéndose de rositas".

Pero a lo que iba, que me ha dado por ver / leer crímenes perfectos.





En cuanto a un ejemplo a leer, me parece muy interesante la visión que Agatha Christie nos presenta en su novela Telón. En ella, Hércules Poirot se ve impotente para poder procesar e inculpar al culpable de una serie de asesinatos. Así que, como suele hacer, echa mano de su amigo Hastings. A partir de aquí, si no has leído la novela y piensas hacerlo, no sigas leyendo. Se nos presenta al asesino perfecto, es decir, aquel que provoca la muerte de otra persona y ni siquiera es tomado como sospechoso, ya que siempre hay un claro culpable (que no es él), sobre quien recae el peso de la justicia.

Este asesino perfecto utiliza la manipulación para conseguir sus objetivos. Cuando advierte una situación de tensión entre algunas personas, se dedica a dejar caer una frase aquí, una sugerencia allá, una mirada por el otro lado... consiguiendo que una de las personas implicadas llegue a su límite y ataque a la otra. Así, el verdadero instigador nunca es culpable, ya que no es el causante material de los hechos, pero sí el instigador, el que juega con la naturaleza humana, de una forma sádica, para obtener el placer de conseguir lo que desea. Es lo más cercano a un crimen perfecto que he leído o conocido. Lo es tanto, que el verdadero culpable nunca llega a ser acusado ni juzgado.

Y ahora vamos a las películas, de las que hay unas cuantas. Sólo te hablaré de las que he visto.





Crimen perfecto (Dial M for murder), 1954

Director: Alfred Hitchcock

Protagonistas: Grace Kelly, Ray Milland, John Williams

Es un clásico de la filmografía de Hitchcock, aunque pensándolo bien, casi todas sus películas lo son. Margot y Tony son un matrimonio aparentemente bien avenido. El deseo de él por el dinero de ella hace que planifique lo que cree que es un asesinato perfecto. En el momento del crimen, Tony estará con un ex novio de su mujer, será su coartada, cenando en un restaurante con otras personas. En un momento dado, se levanta y hace una llamada, llama a casa. Es la señal para que su cómplice ataque a Margot y la mate.

Pero el plan se trunca cuando es Margot quien sorprendentemente y en legítima defensa, mata a su asaltante.  A partir de ahí las cosas se van complicando para ella, de tal forma que acaba siendo acusada de asesinato. Pero se descubre todo el plan de su marido por algo tan tonto como el confundirse una llave con otra. El intercambio de llaves es la clave para la resolución del crimen.

Por supuesto, ella es puesta en libertad y él, acusado de intento de asesinato de su mujer, entre otras cosas.

Como ya dije antes, es un clásico. Pero personalmente creo que no ha llevado bien el paso del tiempo. Las actitudes, los escenarios, las expresiones quedan como un tanto desfasadas, impidiendo (por lo menos en mi caso), que el espectador se sumerja en el ambiente de tensión y drama.


Un crimen perfecto (A perfect murder), 1998



Director: Andrew Davis

Protagonistas: Michael Douglas, Gwyneth Paltrow, Viggo Mortensen, David Suchet

El argumento es muy parecido al de la anterior. Stephen es un hombre de negocios, aparentemente de éxito, casado con una mujer significativamente más joven que él, Emily. Con el tiempo descubre que ella mantiene una relación amorosa con David y decide aprovechar la situación para asesinar a Emily y así tener en su poder la fortuna de la joven.

Así que Stephen se pone en contacto con David y le chantajea y presiona para que la mate. Le facilita el acceso a la casa y se asegura de tener una sólida coartada en el momento de los hechos. Pero las cosas no salen según lo previsto y es David quien acaba muerto. Empieza una investigación, como es natural. Hay cosas que le parecen raras al policía que lleva la investigación (David Suchet, uno de los actores que han encarnado el personaje de Hércules Poirot). Y al final, como siempre, el culpable es arrestado.

Es una versión actualizada de la película de Hitchcock. Bien para pasar el rato, cuando ya sabes lo que va a suceder.


Crimen perfecto (Fracture), 2007





Director: Gregory Hoblit

Protagonistas: Anthony Hopkins, Ryan Gosling, Rosamund Pike, Billy Burke.

Ted descubre que su mujer le engaña y decide matarla. Así que una tarde, sale de su trabajo, se acerca al hotel donde su mujer está con su amante, se queda un rato viéndolos en la piscina y se va a casa.

Cuando ella llega, mantienen una breve conversación y él le dispara en la cabeza. Los jardineros de la mansión acuden al oir el disparo pero huyen cuando Ted dispara a la vidriera de la puerta. Por supuesto, llaman a la policía.

Cuando llega un mediador, Ted le deja pasar. Se sobresalta al ver la cara de la esposa de Ted, resulta que el policía era el amante, pero desconocía la identidad de ella. Ted confiesa haber pegado un tiro en la cabeza a su mujer. Lo hace oral y por escrito. Es arrestado y empiezan los trámites para el juicio.

Pero las cosas se complican. El arma que Ted tenía en la mano al llegar la policía a su casa, no es la utilizada para disparar a la mujer (que está en coma). Y no encuentran el arma. Y saben que él no salió de la casa, porque le habrían visto los jardineros. Además, en el juicio sus confesiones quedan anuladas al saberse que el policía que acudió a su domicilio era amante de la víctima (y además le agredió físicamente), así que aducen que la confesión no fue hecha de forma libre sino bajo coacción.

Al no tener pruebas en su contra, le liberan. Una de sus primeras decisiones al quedar libre, es desconectar a su mujer del respirador que la mantiene con vida. Y hasta ahí te cuento. Si quieres saber qué sucede al final, tendrás que verla.

Puestos a pasar una tarde viendo algo entretenido, me quedaría con esta última, tiene más giros que las otras dos, que son bastante más lineales en comparación. Pero eso, sólo si te apetece ver algo ligerito una tarde cualquiera.