lunes, 21 de enero de 2013

Cosas pendientes

Con las vacaciones de navidad, mi tradicional catarro talla XXL de estas fechas y demás, me han quedado algunas cosas de diciembre para reseñar. Así que toca ponerse al día.

Laberinto de mentiras (Separate lies) 2005

Dirigida por Julian Fellowes y protagonizada por Tom Wilkinson, Emily Watson y Rupert Everett.

Anne y James son un matrimonio si no feliz, al menos estancado en un modo de vida tranquilo y apacible. El es un abogado que hace eso tan típico de los ingleses de tomar un tren para ir al trabajo y así poder vivir en una casita tranquila en el campo, donde su mujer ejerce de ama de casa y cuida el jardín y todo ese tipo de cosas tan usuales. Pero aparece en escena Bill, el hijo de uno de los vecinos del pueblo. Divorciado, con dos hijos y con bastante mala fama, la oveja negra del pueblo.

Una tarde en que Anne y James deciden dar una pequeña fiesta en casa (unas copas y algo para picar), ocurre una desgracia: el marido de la asistenta es golpeado por un coche cuando iba en bicicleta y fallece. La primera reacción de todos es pensar que Bill es el culpable. De hecho, James está casi seguro, ya que se fijó que en su coche había un golpe con un rayazo. Le comenta sus dudas a Anne, quien intenta disuadirle de investigar al respecto.

Una cosa lleva a otra y así es como James descubre que Anne y Bill tienen una aventura. En lugar de recriminarle, montar una escena o pedir el divorcio, se lo toma con la también famosa flema inglesa y decide seguir adelante con el matrimonio, pero Anne no es capaz de dejar a Bill. Para complicar más aún las cosas, le confiesa a James que fue ella quien golpeó accidentalmente al hombre de la bicicleta, cuando Bill le dejó probar su coche. Así que James se entera de la infidelidad de Anne, de su culpabilidad en el accidente y además tiene que lidiar con la asistenta, que le comenta todo lo que le dice la policía sobre la investigación.

Me pareció una película extraña, creo que por la frialdad de todos los personajes. James que apenas se inmuta al enterarse de las cosas, Anne que se limita a romper una bandeja llena de verduras como muestra de nervios, Bill que se enfrenta al marido de su amante casi que con una taza de té en la mano... me resultó difícil tomarme esas reacciones y esas escenas con naturalidad. Me resultó una película muy fría.


-------


Los sin nombre, 1999

Dirigida por Jaume Balagueró, basada en una novela de Ramsey Campbell (debo decir que no hice los deberes, porque no me enteré de la existencia de la novela hasta bastante después de haber visto la película,  y ahora pasará un tiempo antes de que la lea, ya verás el motivo)

Protagonizada por Emma Vilarasau, Karra Elejalde, Tristán Ulloa, Pep Tosar

El argumento es el siguiente: Cinco años atrás secuestraron y mataron a una niña. Los padres se divorciaron poco después y la madre quedó, como es normal, traumatizada por el hecho. Poco a poco va retomando su vida hasta que un día recibe una llamada de su hija, cosa que la altera mucho y hace que empiece a investigar sobre lo ocurrido cinco años antes. Así, llega a saber de una secta llamada los sin nombre (porque sus acólitos no tienen nombre, lo rechazan), que buscan la maldad absoluta. Consulta con gente especializada en lo oculto, pide ayuda al policía que en su día investigó la desaparición y muerte de su hija...

Todo en un ambiente con escenarios oscuros, música de suspense y algún que otro intento de susto. Un par de asesinatos que se ven venir de lejos. Un final que quieren hacer aparecer como inesperado. Una serie de tópicos del género de intriga con gotitas de intento de terror.

Cuando de una película no me queda ninguna escena o ningún sentimiento guardado, es señal de que es prescindible hasta para pasar una tarde de domingo viéndola. Y de esta, a mí, no me ha quedado nada especial en mente.


-------


La cruda realidad (The ugly truth) 2009

Dirigida por Robert Luketic

Protagonizada por Gerald Butler, Katherine Heigl, Cheryl Hines

Esta película ya la viste. En serio. Y si no, lee. Una chica formal, trabajadora, sensata, trabaja en una cadena de televisión local, es eficiente, bonita, inteligente y simpática. Un chico golfo, malhablado, políticamente incorrecto, trabaja en un programa de otra cadena, en la que trata de mostrar la realidad de las relaciones entre hombres y mujeres. Los directivos de la cadena de la chica deciden que él y ella trabajen juntos en el mismo programa. Ella es muy estirada para él y él es el paradigma de todo lo que ella desprecia. Y puedes imaginarte el resto, claro.

Seguro que ahora entiendes lo que te quise decir con lo de que ya la viste. Es una de esas películas que te dan exactamente lo que esperas de ellas. Te sabes el final nada más empezar, vas siguiendo los tropiezos de uno y otra, paso a paso. Con sus momentos de humor, con sus momentos de descubrirse a uno mismo y al otro y todo eso. Es una comedia romántica como tantas otras, para pasar un rato agradable sin más, cuando te apetece ver algo así.






No hay comentarios: