lunes, 28 de enero de 2013

Abre los ojos

Hay una serie de películas que tengo pendientes pero que son tan conocidas o tan valoradas o te han hablado tanto de ellas, que a pesar de las reticencias, acabas consiguiéndolas... para encontrar excusa tras excusa y ver otra siempre antes que esas.

Y esta es una de esas películas llamémoslas "remolonas", que por un motivo que no puedo hacer público, me he decidido a ver.



Abre los ojos (Abre los ojos), 1997

Dirigida por Alejandro Amenábar

Protagonizada por Eduardo Noriega, Penélope Cruz, Fele Martínez, Najwa Nimri...

Argumento: César es un joven guapo y adinerado, un triunfador. Tiene una relación erótico-festiva con Nuria. Una noche, en una fiesta, conoce a Sofía y se queda prendado de ella. Inician una relación y decide romper con Nuria. Ella decide suicidarse haciendo que su coche choque contra un quitamiedos y se lance colina abajo hasta chocar. Como en el coche también iba César, él sufre las consecuencias que no son otras que quedar con la cara completamente desfigurada.

Es una situación traumática para él y que afecta a su relación con los demás. Sofía le elude, sus amigos le esquivan, la gente se le queda mirando... César se ve desbordado por su nuevo estado físico.

Y ahí es cuando empiezan a aparecer las dudas. César sufrió un accidente provocado por Nuria, que quería suicidarse... o no. César queda con la cara desfigurada... o no. César inicia una relación con Sofía... o no. Llega un momento en que no sabes si es un sueño o una realidad, de hecho no sabes qué es el sueño, si el accidente, si el conocer a Sofía... Hay además una reincidencia inquietante y es la presencia de una empresa dedicada a congelar a gente (haciendo referencia a la leyenda de que Walt Disney está en estado criogénico en algún sitio). Los anuncios de esa empresa o la visión de su representante son una constante en la nueva vida de César.

No sabe qué es real, qué es soñado, lo que ha hecho... la gente cambia, la que creía que era Sofía es Nuria, se está volviendo loco, no sabe qué pensar. Hasta que llega el final en el que todo es revelado y ha de tomar una decisión que marcará el resto de su vida.


Me ha gustado. He acompañado a César por todo el proceso que ha sufrido, desde el ir casi de chulito que puede tener todo lo que quiera, hasta el lado opuesto, el ser despreciado por todo el mundo, o lo que es peor, sentir la lástima de algunos. He vivido la confusión de no saber. No saber qué pensar, qué sentir, qué hacer. La impotencia de no ser capaz de hacerles ver a los demás lo que hay, lo que uno siente, lo que uno vive.

La verdad es que las pocas películas que he visto de Amenábar me han gustado bastante. Quizás por eso era tan reticente a ver esta, pensando que sería la excepción. Pero no lo ha sido.

3 comentarios:

Isi dijo...

La vi también hace mil años, y me quedé como "einnnn" durante toda la peli, hasta el final, claro, que ya lo entendí todo.
Pero, sinceramente, ahora ni me acuerdo de cómo acababa. Tendré que volver a verla :)

Ayy y también vi el remake que hico Tom Cruise con, también, Penélope Cruz, y he de decir que ES EXACTAMENTE LA MISMA PELI :))

osheaa dijo...

Yo no tenía pensado ver la versión americana, la verdad es que le tengo algo de tirria al Cruise, me parece como "de mentira" y bueno, si ya te sabes la historia, pues no tiene gracia. Lo que sí me gustaría saber es la explicación al título, que creo que era algo así como Un cielo de vainilla o algo por el estilo.

Biquiños, Isi

Isi dijo...

Ah sí, era "vanilla sky" me parece. No me acuerdo de la explicación, sinceramente. Es que las vi las dos hace mucho.
Y Penélope repitiendo papel... no sé...