domingo, 24 de septiembre de 2017

Oído atrás


Es mi versión de "echar la vista atrás". Por alguna extraña razón que desconozco, hace un par de días me puse a escuchar música que hacía años había dejado atrás. Montones de recuerdos, risas y sonrisas. Así que voy a compartir este trocito de la discografía de mi vida contigo. Nada que ver con lo que pongo habitualmente. Ahí te dejo títulos y enlaces a youtube.

Efecto mariposa
 -Quien
-Si tú quisieras
-Por quererte
-No me crees

El canto del loco
-Besos

El sueño de Morfeo
-Si no estás
-Para toda la vida

Nena Daconte
-Idiota
-No eres mi perro

Valmont, 1989



Tal como me recordó Margari, hay otra versión de Las amistades peligrosas, que no es ni más ni menos que esta, Valmont. La había visto ya, hacía mucho tiempo, de hecho creo recordar que la vi en el cine, así que echa cuentas, si quieres.

El caso es que es una película completamente distinta. Así como en Las amistades peligrosas se daba más protagonismo al carácter maquiavélico de los personajes, en este caso la atmósfera, por así decirlo, es mucho más relajada, más casi de comedia que de drama. Colin Firth interpreta un Valmont ciertamente atractivo, simpático, ocurrente, cercano... el de John Malkovich es retorcido, calculador, jugador. Más perverso, lo que lo hace, al menos desde mi punto de vista, más atrayente y peligroso.

El final es completamente distinto en ambas películas.

Y ambas son igual de recomendables, eso sí, teniendo en cuenta que son dos puntos de vista muy dispares de la obra original.

martes, 19 de septiembre de 2017

Chorradillas de internet


Pues sí, pues sí, encontré otra de esas (innumerables) páginas de chistes y frases sesudas, y aquí te dejo una selección... Si no te gusta este tipo de cosas, ya sabes, a otra cosa.































domingo, 17 de septiembre de 2017

Lady Macbeth, 2016



Película lenta, un tanto asfixiante por su ambientación, muy visual, con poco diálogo y personajes muy rígidos, tanto en carácter como en lenguaje corporal.

Una mujer recién casada cuyo esposo no le hace caso, que comienza una relación pasional con uno de los trabajadores de la finca. Pasa de ser una esposa sumisa, recatada y obediente a ser una mujer capaz de cualquier cosa por conseguir lo que desea.

Un tanto inverosímil algunas conductas, como la de la criada o la del suegro de la protagonista. Al acabar de verla, pues ni frío ni calor, como si nada, no deja huella ni impacta ni se puede decir que sea entretenida, parece más bien un ejercicio de plástica visual.

Mi casa en París, 2014


No pude acabar de verla. Lo intenté, pensaba "ya que has aguantado hasta aquí, aguanta hasta el final", pero no. Historias de alcoholismo, suicidio, amantes, amores, dinero, herencias.... Y todo muy embarullado, lioso, nada apetecible. Al menos para mí.

No me gustó. Ni un poquito.





Sabrina, 1954 y Sabrina, 1995


Y ya puestos a volver a ver cosas, pasé del maquiavelismo a una muy predecible historia romántica. Y por si fuera poco, por partida doble, versión original y versión actualizada. Así soy yo, sí.


La verdad es que de los tres protagonistas de la original, me quedo con Audrey Hepburn, aunque la verdad es que su Sabrina es, sobre todo al principio, estúpidamente aniñada, exagerada y tonta. Después las cosas mejoran un poco y es innegable que esa actriz tiene un encanto especial que perdura a través de las décadas.

En cuanto a los personajes masculinos... Bogart no me pega para un papel romántico de ese estilo, parecía estar a punto de sacar un arma de su bolsillo en el momento menos pensado.  Y Holden... pues no me parece ni guapo ni atractivo ni nada de nada. Pero estas pegas son más bien cuestión de mis gustos personales más que de la calidad de la película o las interpretaciones.



En cuanto a la versión más actualizada, Harrison Ford sí me pega en el papel de Linus, aunque he de decir que en ocasiones en lugar de un hombre de negocios, me parecía un científico de esos despistados, que se olvidan de la hora de la comida y cosas por el estilo. Greg Kinnear también da bien el pego de hermano que pasa de todo y a quien sólo le gusta difrutar de la vida. Julia Ormond me recordó más a Anne Hataway en Princesa por sorpresa que a Sabrina. Supongo que es a causa de la enorme mata de pelo incontrolado que lucen ambas.


Para ser sincera, la Sabrina ideal sería la primera versión pero con los dos actores masculinos principales de la segunda.

Claro que cada cual tiene sus gustos y puede que a ti te gustaran ambas, una en concreto o ninguna.

Pues eso.

Las amistades peligrosas, 1988


Por supuesto la había visto ya. A veces me pregunto el origen de mi empecinamiento en volver a ver, a escuchar y a leer cosas, sobre todo viendo las casi inacabables listas de títulos pendientes.

Pero soy así, de cuando en cuando me da por volver. Y esta fue una de esas ocasiones. De repente, sin venir a cuento, se me apareció la cara de John Malkovich, interpretando el papel de Valmont, con esa mirada calculadora y ese gesto en la boca que atrae tanto como repele. Y eso, que volví a ver esta trama de poder. Porque aunque todo aparezca bañado en deseo, en atracción o incluso amor, la película es sobre un duelo de poder, cálculo y frialdad.

Y me gustó. Otra vez.